Espectáculos y Cultura > TEATRO

"Naturaleza trans": la historia real de tres mujeres que llegó al Solís

La obra documental de Marianella Morena se presenta este viernes, sábado y domingo a las 13.30 horas

Tiempo de lectura: -'

06 de febrero de 2020 a las 05:02

Ni silencio, ni delicadeza obligada, ni nada propio de ese clima que infla pechos cuando se entra a la sala de un teatro. Tampoco es de noche. Es viernes al mediodía y las personas que ingresan a la sala Zavala Muniz no se sientan. Tres mujeres trans reciben y saludan. De fondo, las gallinas cacarean (sí, hay gallinas). El camino es hacia el fondo, allí donde Marianella Morena –la directora de la pieza que genera el encuentro– sirve a todos los espectadores una suerte de cazuela de verduras con arroz. La sobremesa es en la platea, donde la gente se acomoda luego de que la dramaturga de la bienvenida y explique que en esta ocasión, “el teatro es como un abrazo”.

Hay rezos. Hay baile. Hay relatos.

Naturaleza trans es una obra documental, es el encuentro con tres historias de vida y es una foto que concentra casi todas las marginalidades posibles en Nicole Casaravilla, Alisson Sánchez y Victoria Pereira. Ellas son mujeres trans, son mujeres pobres, son mujeres con educación formal precaria y son mujeres que viven en la frontera norte de Uruguay (en Rivera), donde el conservadurismo ideológico es moneda corriente.

Nicole es el alma máter del grupo, es la militante y la que eleva más su voz. Su relato pasa por lugares como la prostitución, las relaciones con los hombres y los complejos con el cuerpo. También va hasta el hueso de la pobreza.

A Alisson la echaron de su casa cuando era adolescente. Su historia familiar está plagada de violencia y su historial laboral carga con kilos de trabajos pesados y persistencia.

Victoria es la única de las tres que tuvo en todo momento el apoyo de su madre, que la abrazó en los días en los que la frustración pesó más que la esperanza y la acompañó en momentos clave como lo fue la operación para feminizar su voz. Cuenta que fue humillada por la Justicia y por las autoridades del liceo –cuando intentó, sin éxito, retomar sus estudios–. También cuenta sobre todos los periplos que tuvo pasar para lograr el cambio de identidad en el Registro Civil.

Pero mejor no profundizar ahora en cada historia. Porque sobre ellas se sostiene la espina dorsal de este espectáculo –triste, divertido y auténtico a la vez– y no es la intención de esta nota revelarlo. Mejor es experimentarlo en primera persona. Eso sí, hay que tener presente que si busca ir al teatro para consumir una pieza artística maravillosa en términos convencionales e interpretada por actrices profesionales, este no es el lugar. Naturaleza trans es incómoda, interpela y de a ratos lo deja sin aliento. Porque habla sin tapujos y le baila a la desgracia.

Residencia

Todo esto pasa ahora en el teatro –también se presentó en Buenos Aires, en el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA)–, pero antes pasó en el campo. La articulación de los relatos se fue cocinando sin intenciones de devenir en un espectáculo. “Todo el tiempo les decía (a las chicas) que esto existe en la medida en que nosotros necesitemos que exista. No había una meta”, contó Morena a El Observador.

En julio de 2018 la dramaturga se instaló en Campo Abierto, una instalación en la zona rural de Rivera dedicada a estimular y promover la práctica y el pensamiento creativo en distintas áreas. La convocaron para trabajar con un colectivo de chicas trans que buscaba generar un espacio donde tener voz. “Fueron cinco días de conversación – sobre qué pensaba cada una de qué era ser hombre y qué mujer, de lo masculino y femenino, de política, de sexo–, hicimos algunos ejercicios escénicos básicos y bailamos reggaetón a la luz de la luna”, cuenta Morena sobre esa primera aproximación.

El segundo encuentro fue el más intenso. Morena se presentó a Fondos Concursables, y ganó el proyecto que consistió en una residencia de un mes en Campo Abierto. En noviembre de 2018 la dramaturga y Agustín Urrutia (asistente de dirección) convivieron con cuatro de las mujeres del colectivo. Todavía ahí no se proyectaba una obra como meta, pero se empezó a generar material escénico a raíz de los testimonios reales.

Morena visualizó primero las fronteras biológicas y territoriales que atravesaban a las residentes, después, comenzó a trazar todas las otras líneas divisorias que entraban en juego: la jurídica y la legal, la ética y la de la representación teatral.

Cuando terminó la residencia el grupo armó una presentación para allegados. La respuesta fue positiva, tenían un relato potente para compartir. Llegó la obra.

El almuerzo que se comparte al inicio de Naturaleza trans es un guiño de la autora en referencia a lo que fue la convivencia. Morena destaca que esa modalidad habilitó una horizontalidad entre las intérpretes y ella que “de otra manera no hubiera sido posible”. Porque fue en ese convivir que fluyó la entrega y que se trabajó con libertad.

Luego de presentar Naturaleza Trans en el FIBA a Morena le plantearon replicar esta  idea en otros países. La condición que ella pone es que se tiene que aplicar la modalidad de residencia. “Entendí que hay cosas que tienen que ver con la confianza”, enfatiza la artista que se distancia del posible temor al desdibujamiento de la función del director. “Tu rol tiene que ver con la práctica, no con el grito de la práctica. No hay que tenerle miedo a la horizontalidad, al caos o a la libertad. Porque en la libertad jugás y confiás”, expresó.

El caos necesario

El nombre de Marianella Morena (51) evoca a uno de los pesos pesados de la escena teatral local y a una de las artistas con mayor proyección internacional. En efecto, es posible pensar que detrás de sus éxitos alguna fórmula se repite. Pero no. Sus creaciones apuntan al signo de interrogación constante y su búsqueda es insaciable.

Por eso es que no se plantea metas. “Obsesionarse con objetivos es una trampa, te limita y perdés flexibilidad”, dice.

“Trabajo desde donde vivo, desde lo que soy y desde el lugar donde me relaciono. Puedo tener imágenes generadoras, pero me gusta navegar por el inconsciente”, indica la directora oriunda de Sarandí Grande que necesita del caos. Y no se conforma con repetir lo que ya conoce. Con Nauraleza trans, por ejemplo, Morena debutó en el teatro documental y puso en escena a tres personas sin formación actoral. Según contó, ese formato le dio libertad y la interpeló a la vez.

“A veces sentís que la ficción se agota y que estás haciendo cosas que no dicen nada. O que lo que haces cuenta con una ingeniería del lenguaje tal que decís ‘que precioso texto’, pero está muerto y no tiene nada escandaloso”, afirma la dramaturga y defiende al teatro documento como un espacio generador de sorpresa genuina.

Ni alcanzar la brillantez artística ni lograr un aplauso inmaculado. Marianella Morena tampoco llega a la cartelera teatral para decir verdades. “La certeza para mí es letal. La explicación no es un territorio para el arte”, dice la creadora de Naturaleza trans, una obra capaz de disparar emocionalidades sumamente eclécticas. Puede que salga del Teatro Solís reflexionando, lagrimeando, con una risa incómoda o bailando. No se culpe. Todo vale.

Marianella Morena sirviendo el almuerzo el día del estreno de la obra, el 31 de enero.

La cita
Naturaleza trans se estrenó el pasado 31 de enero. Las últimas funciones anunciadas hasta el momento serán este viernes, sábado y domingo a las 13.30 horas en la sala Zavala Muniz del Teatro. Las entradas se venden en Tickantel y boletería del teatro $500 e incluyen el almuerzo. escénico.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...