Copa América > RIVAL DE URUGUAY

¿Por qué Japón, sin tener un equipo de jerarquía, participa de la Copa América?

La relación entre los dirigentes de la Conmebol y Japón se remonta a épocas de la Copa Intercontinental; desde este año una empresa japonesa comercializa los derechos del torneo 

Tiempo de lectura: -'

20 de junio de 2019 a las 05:01

La selección de Japón, vicecampeona de Asia este año tras perder la final contra Catar, debutó en la Copa América 2019 con una contundente derrota por 4-0 frente a Chile. El equipo nipón integrado en su mayoría por juveniles que se preparan para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, reforzado con algunos veteranos como el capitán Gaku Shibasaki del Getafe, se mostró disciplinado y voluntarioso, pero con errores de principiantes, principalmente en la definición.

El debut no fue auspicioso ni mostró un nivel de jerarquía como para darle lustre a la Copa y justificar su presencia. Este jueves a la hora 20, en su segundo partido, enfrenta a Uruguay en Porto Alegre, por el grupo C, y la pregunta que en este momento se hace el continente futbolístico es: ¿Por qué Japón, sin tener un nivel atractivo de competencia, participa del torneo en Brasil? A continuación un repaso histórico.

Desde la edición de 1993 en Ecuador, el torneo adoptó la forma actual de disputa con tres grupos de cuatro participantes cada uno. Para ello, debido a que los países que integran la Conmebol son 10, comenzaron a invitar a dos selecciones de otras federaciones para completar los 12.

Los primeros países en participar fueron México y Estados Unidos. También concurrieron selecciones de la Concacaf, pero este año, como coincide con la disputa de la Copa de Oro centroamericana y ningún equipo de esa confederación accedió a participar en el torneo de Brasil, los invitados fueron Catar, porque es el organizador del Mundial que viene en 2022, y Japón, que ya había participado en Paraguay 1999, por ser un gran aliado económico del fútbol sudamericano.

La Conmebol confirmó el 4 de mayo de 2018 a través de un comunicado la presencia de Catar y Japón. La buena relación de los dirigentes sudamericanos con los japoneses se remonta a 1980, cuando comenzó a disputarse la Copa Intercontinental de clubes en Tokio con el patrocinio de la multinacional Toyota. Hasta 2004 jugaron la final en la capital nipona los campeones de la Copa Libertadores y la Copa de Campeones de Europa; el primer ganador fue Nacional que venció a Nottingam Forest.

Durante la década de 1990 el vínculo se consolidó con la disputa de la Recopa Sudamericana en Japón en los años 1992, 1994, 1995, 1996 y 1997. Los que participaban eran los campeones de las copas Libertadores y Sudamericana.

Luego nació la Suruga Bank, trofeo que se disputan anualmente desde 2008 los campeones de la Copa Sudamericana y de la liga japonesa. Se juega en territorio nipón, en el estadio del club campeón de la J. League y la patrocina el banco Suruga, que entrega US$ 200 mil al campeón y US$ 70 mil al vicecampeón.

En 2013, el presidente de la Conmebol era Eugenio Figueredo, quien viajó a Japón con motivo de la disputa de la Suruga Bank de ese año y en una reunión que mantuvo con dirigentes japoneses, el exdirigente uruguayo señaló: “Causa alegría en el seno de la Conmebol, porque nos une una amistad, y nos causa gran satisfacción que los amigos de la Asociación Japonesa y sus clubes tengan el potencial que demuestran hoy, a todo nivel, incluido el fútbol femenino. Debemos felicitar al Kashima porque el título ganado lo ha hecho con un trabajo que acrecienta lo que había expresado sobre el progreso de Japón en el fútbol”. En aquella oportunidad Kashima le ganó 3-2 a San Pablo.

El momento fue propicio para que Figueredo invitara a Japón a la Copa América de Chile 2015.

"Es un anuncio muy satisfactorio para el fútbol de nuestro continente, y es una prueba más de las excelentes relaciones que mantenemos con la Asociación Japonesa, desde hace mucho tiempo", dijo Figueredo en una entrevista para la web de la Conmebol. Y agregó: "A la Asociación Japonesa de Fútbol, puedo calificarla como una gran aliada porque nunca han dejado de mencionar que el sostenido progreso que exhiben en la actualidad, en parte se debe a dirigentes, futbolistas y profesionales sudamericanos".

Finalmente no concurrió por problemas con su calendario. Japón también fue invitado a jugar la Copa América de Argentina 2011, pero no participó debido al terremoto y tsunami que sacudió al país en marzo de ese año.

En 2016, el actual presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, firmó el acuerdo de extensión con la liga japonesa por la Suruga Bank. Se anunció entonces que la renovación del acuerdo con la Asociación de Fútbol de Japón se daba en el marco de las reformas que realizaba la nueva Conmebol.

Domínguez dijo que "la Copa Suruga Bank es un torneo que nos permite avanzar en el propósito de estrechar los lazos entre los pueblos a través de la promoción y desarrollo del fútbol". Para la Conmebol es importante rendirle honor a nuestro origen y este certamen se presenta como una gran oportunidad para renovar el compromiso de impulsar el talento de Sudamérica hacia nuevos horizontes", agregó el dirigente paraguayo.

En abril de este año Conmebol adjudicó a la firma japonesa Dentsu los derechos para comercializar las ediciones de la Copa América de 2020, 2024 y 2028, después de que la firma japonesa se comprometiera a pagar a la entidad un mínimo de US$ 140 millones por torneo. Dentsu ya había adquirido en setiembre de 2018 los derechos de Brasil 2019.

Lazos económicos

En abril de este año Conmebol adjudicó a la firma japonesa Dentsu los derechos para comercializar las ediciones de la Copa América de 2020, 2024 y 2028, después de que la firma japonesa se comprometiera a pagar a la entidad un mínimo de US$ 140 millones por torneo. Dentsu ya había adquirido en setiembre de 2018 los derechos de Brasil 2019.

La expansión del torneo a regiones que reúnen millones de televidentes, también es un motivo contundente para que la Confederación invite a seleccionados asiáticos.

Otro argumento económico es el incremento de los usuarios de redes sociales y en las ventas de dos poderosos de la indumentaria deportiva como Nike (patrocinador de Catar) y Adidas (espónsor de Japón).

Cabe recordar que Canadá en 2001, España en 2011 y China en 2015 fueron invitados a competir en la Copa América, pero desistieron por diferentes motivos.

Países participantes hasta 2019

Conmebol (10) - Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Concacaf (7) - Costa Rica (1997, 2001, 2004, 2011 y 2016), Estados Unidos (1993, 1995, 2007 y 2016), Haiti (2016), Honduras (2001), Jamaica (2015 e 2016), México (1993, 1995, 1997, 1999, 2001, 2004, 2007, 2011, 2015 y 2016) y Panamá (2016).

Asia (2) - Japón (1999 y 2019), Catar (2019).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...