Espectáculos y Cultura > Intervención Urbana

¿Qué haría una uruguaya si fuera presidenta?

Sobre el mausoleo de Artigas, en la Plaza Independencia, se exhiben 43 retratos de mujeres investidas con la banda presidencial

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2018 a las 05:02

Mujeres que se sacan fotos junto a fotos. Niñas que sonríen ante cada retrato. Y –aunque son pocos– varones que acompañan a las mujeres que caminan alrededor de las imágenes. Esas eran algunas de las postales de la inauguración –que se realizó el martes 6– de la muestra fotográfica Cosa de Mujeres. 

Son más de una cuarentena de retratos de mujeres con la banda presidencial las que pintan a lo largo y ancho el mausoleo a Artigas cómo se vería una mujer presidenta. Al lado de cada imagen se estampa la respuesta que cada fotografiada dio ante la pregunta: "¿Cuáles serían sus primeras medidas de gobierno?".

Las 43 fotos que se exhiben en la Plaza Independencia son producto del trabajo de Estela Peri, Lilián Castro, Sandra Araújo, Adriana Cabrera y Ana Casamayou, fotógrafas que conforman el colectivo En Blanca y Negra.

Castro dijo a El Observador que con esta intervención buscan “interrogar al público desde la imagen de mujeres reales acerca de la participación real de las mujeres en política”. Peri, por su parte, identificó que la sociedad se vio envuelta en “muchos años de patriarcado”. En ese sentido, la fotógrafa opinó que lograr que una mujer llegue a la presidencia implicaría “todo un cambio cultural y de cabeza de la sociedad en su conjunto” y añadió que –aunque de a poco–, ya se está generando esa evolución.

Constructora, jueza, esteticista, economista, archivóloga, meteoróloga, arquitecta, actriz, cocinera, jubilada, estudiante son algunas de las tanats ocupaciones que tienen estas mujeres presidentas. Las fotógrafas explicaron que lo primero que buscaron fue la diversidad entre ellas. Diversidad que se vio evidenciada –además de por sus edades, etnias y profesiones– por la variedad de respuestas que dieron. De todos modos la mayoría hizo foco en la relevancia de las políticas sociales.

Mayor presupuesto y mejoras para la educación, fue una de las medidas que apareció, una y otra vez, por estas mujeres. Además, varias de ellas priorizaron acciones redireccionadas a la igualdad de género y pidieron, por ejemplo, la equidad salarial entre hombres y mujeres.

Otras medidas giraron en torno a la salud, el medio ambiente, y el acceso universal a la vivienda. Mónica Michelena –docente– basó toda su respuesta en un sector de la población generalmente olvidado. Al lado de su retrato se puede leer: “Reconocería a la población indígena de nuestro país. Reconocería el Genocidio de la Nación Charrúa”.

Entre algunas de las mujeres adultas hubo una fuerte presencia de temas vinculados a la búsqueda de los desaparecidos tras la dictadura cívico-militar en Uruguay.  Una de ellas fue la jueza y directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Mariana Mota –fotografiada por Cabrera– que, además de ubicar a los derechos humanos como eje de toda política pública, dijo que de ser presidenta: “Establecería una búsqueda y hallazgo de los detenidos desaparecidos”. Expresó, también, la necesidad de difundir en la educación y opinión pública lo que sucedió durante la dictadura.

Algunas de las mujeres que jugaron a ser mandatarias, fueron a la inauguración junto a sus familiares y amigos. Mientras tanto los que pasaban por allí y se detuvieron por curiosidad miraban en detalle cada fotografía y simpatizaban con algunas sobre otras. "Yo voto a esa", dijo al pasar una muchacha que –sin detenerse a ver la exposición– leyó que una de las medidas buscaba igualar salarios. Mientras tanto, un par de niñas que estaban junto a sus madres, pedían para sacarse fotos con las presidentas. No faltó el par de varones que, sin leer de que se trataba la muestra, se rieron irónicamente entre ellos y siguieron de largo.

Quizá algún día la banda presidencial uruguaya la lleve una mujer. Mientras tanto, señales que buscan generar un impacto –como Cosa de mujeres– despiertan sonrisas y les muestra a niñas uruguayas que ellas también pueden estar a la cabeza de un gobierno.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...