Economía y Empresas > Entrevista/Chris Jones

"Se puede educar a los jóvenes sobre la importancia de mantener un buen historial crediticio"

El presidente para América Latina de Equifax habló sobre la importancia de incorporar los datos provenientes de las redes sociales para aumentar el horizonte financiero

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2018 a las 05:00

Chris Jones tuvo una destacada carrera en la multinacional de neumáticos Goodyear, que lo llevó a vivir en China, Europa, pero que también le permitió estar en cargos de dirección en Venezuela y México. En 2008, fue contratado por Equifax, empresa de origen estadounidense dedicada al manejo de datos e información que en Uruguay maneja el Clearing de Informes desde el año 2001. En 2015 fue nombrado presidente para Latinoamérica de la compañía. Hace unos días, Jones estuvo en Uruguay, para presentar Equifax Ignite, una nueva herramienta que ofrece un análisis más integral sobre potenciales usuarios del sistema financiero, mediante el procesamiento de información proveniente de las redes sociales.
¿De qué se trata Equifax Ignite?
Es la plataforma world class en procesamiento de información más potente del mercado a partir de fuentes permitidas. Se trata de inteligencia de datos y modelos analíticos aplicados, que permite procesar información en tiempo real, y que trae aparejado como resultado una visión más integral de los ciudadanos. Permite procesar y relacionar la información del Big Data, con la de nuestros clientes y también la nuestra. Lo que hace es juntar a otras plataformas más operativas, como una de gestión de cobro, con otro tipo de insumos como la información no estructurada (la que se encuentra en redes sociales). Esto implica que se puede hacer interactuar a la información estructurada con la que no lo es. Con esta herramienta la información pública de redes (Facebook, Twitter) se puede procesar de forma que interactúe con la no estructurada, algo que en principio era difícil de comprender desde el lado de una máquina o sistema. En definitiva, lo que permite es empezar a interpretar esa información pública.

¿Qué ventajas implica contar con esa información desestructurada?
La idea es ayudar a las instituciones financieras principalmente a encontrar gente que no está actualmente en su portafolio y también poder entender mejor a la que ya está. En este sentido, creemos que va de la mano con la inclusión financiera. En más de 60 países en el mundo los gobiernos tienen herramientas para encontrar a aquellas personas que no participan del sistema formal financiero. En Latinoamérica es el 60% de las personas que no forman parte. Esto representa alrededor de 600 millones de personas que prefieren no poner su dinero en un banco.

¿Cómo se logra incluir a quien no está en el sistema financiero?
Accediendo a volúmenes mucho mayores de información. Las empresas están buscando otro tipo de flexibilidad, que les permita hacer crecer sus negocios y se está empezando a utilizar este tipo de innovación en ese sentido. Representa una oportunidad para que las empresas puedan ampliar su oferta de productos, incluso con mayor predictibilidad sobre que se puede esperar de esos nuevos clientes. No solo ayuda a conocerlos más, sino a expandir el negocio y con eso a la inclusión financiera.

¿Cuáles han sido los resultados en otros países que ya se está aplicando?
En varios de los países en que estamos usando esta data diferenciada, la predicitivilidad de los modelos de riesgo aumentan un 25% o más. Esto significa que la previsibilidad sobre el cobro de créditos es mucho mayor. Ellos después toman sus decisiones, pero al contar con mayor y otro tipo de información la mejora es sustantiva. Por ejemplo, en el caso de un banco que esté buscando potenciales clientes cercanos a sus sucursales, esta herramienta mediante geolocalización permite brindar información para que la institución decida o no bajar su rango de puntuación crediticia con el objetivo de atraer a mayor clientela. Se le brinda mayor información y herramientas a esa institución para que pueda bajar la barrera para un potencial crédito a un nuevo usuario. Además, permite conocer de antemano mejor a un cliente que antes no conocías. Una persona que antes no se podía arrimar o no sabías como se iba a comportar al otorgarle un crédito, ahora tienes la posibilidad de ser más preciso a la hora de pronosticar su comportamiento. También puede haber clientes que están aumentando su grado de riesgo y endeudamiento, y que cuando van a aplicar por un nuevo producto la empresa pueda ir ajustando sus reglas para evitar que haya sobreendeudamiento.

¿Es necesario trabajar en educación financiera?
Sí. Hay mucha gente que no entiende nada de crédito. Sobre cierto rango de puntuación, se puede educar a los jóvenes o a cualquier persona sobre la importancia de mantener un buen historial crediticio y de cumplimiento de pagos para acceder luego a préstamos de bancos o retailers. Se resume en la importancia de pagar las deudas a tiempo.Tenemos un programa de educación financiera, con el cual estamos tratando de hacer entender a 3,5 millones de jóvenes en seis países diferentes cómo tomar decisiones razonables sobre su vida.

Comentarios