Nacional > VENTAJAS DE LA RECETA ELECTRÓNICA

¿Siempre hay que pedir hora con el médico para repetir medicación?

Cómo evitar las largas esperas de las consultas e igualmente conseguir la receta 

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2018 a las 05:03

Los pacientes que tienen patologías crónicas, y que deben recurrir al mismo fármaco de forma regular, tienen la posibilidad de evitar las consultas médicas para reponer la medicación cada vez que el blíster queda vacío. 

Tanto las mutualistas como los seguros privados de salud ofrecen a sus afiliados acordar con los médicos cuánta medicación necesitará consumir y recetarla en forma electrónica por un plazo máximo de seis meses. El plazo será relativo a la patología de cada usuario y al criterio que aplique el profesional. 

La cantidad de medicación que le recetará a su paciente para el período de tiempo que considere oportuno, quedará cargada en el sistema electrónico de cada centro de salud. El usuario, entonces, solo deberá desplazarse hasta la farmacia hospitalaria, en el caso de las mutualistas, o hasta el dispensador de medicamentos asociado al seguro privado de salud, e indicar su cédula. Comprará lo que necesite y el resto quedará pendiente en su receta electrónica. Así hasta que se suministre la cantidad de fármacos indicados. 

Cuando se termina la medicación 

Si al usuario se le vence el plazo de los seis meses o se queda sin la medicación puede solicitar una consulta con un médico general para que le recete la medicación crónica que consume, en lugar de hacerlo con el especialista. La ventaja de este camino es que la espera suele ser menor, y también el costo de la orden. 
Si bien los números difieren en cada mutualista, mientras que la orden en una consulta general suele salir cerca de los $100, en especialista puede elevarse cerca de los $300. 

Receta electrónica 

Esta es una facilidad que se enmarca dentro del proyecto de receta electrónica que está implementando el gobierno de forma progresiva y que, según fuentes de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic,) se pretende dejar operativo en el año 2020. 

“Estamos en una etapa piloto donde vamos probando distintos formatos que ya han funcionado en otras partes del mundo”, indicó a El Observador José Clastornik, director de Agesic. Cuando se pretende implantar un proyecto de alto impacto a nivel tecnológico y funcional, dijo, lo correcto es consensuar a priori el modelo a elegir. 

Actualmente, cada institución privada de salud ha diseñado un sistema de digitalización interno como mecanismo para acelerar el proceso tecnológcio. Los médicos recetan los fármacos desde la computadora de su consultorio y virtualmente la farmacia de la mutualista accede a esa información en línea. En pocos lugares se imprime, como de costumbre, la receta en papel. 

Esto ha generado el disconformismo entre las farmacias de barrio, que no acceden a ese circuito interno de datos. Desde la Cámara Uruguaya de Farmacias y Afines (CUFA) reclaman que el paciente acaba siendo un rehén de las farmacias institucionales porque, sin la receta impresa en mano, pierde la libertad de elegir dónde comprar sus fármacos. 

De todos modos, Clastornik aseguró este proceso esta en plena gestación y para mejorar las imperfecciones se ha conformado un comité integrado por actores permanentes, vinculados al MSP, Junasa, Agesic y Ministerio de Economía y Finanzas. En paralelo y de forma periódica se convoca a un comité asesor, en donde se solicita el aporte de todos los actores implicados: profesionales médicos, empresarios y académicos. En este último grupo se ubican las farmacias que reclaman tener un rol poco activo en el proceso.  

Fuentes de la CUFA aseguraron a El Observador que el Ministerio de Salud Pública (MSP) no dejará operativo el sistema digital formal hasta que todas las farmacias puedan estar dentro del circuito por igual. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...