Nacional > ENTREVISTA

“Traidores dio todo lo que podía dar”

El próximo viernes, sábado y domingo, los precursores del punk local recuerdan el disco Montevideo agoniza, tras 25 años

Tiempo de lectura: -'

11 de julio de 2011 a las 21:56

25 años después lanzamiento de Montevideo agoniza, Traidores vuelve con la palabra precisa y un puñado de canciones que sobreviven en el inconsciente de la ciudad. Para hablar del regreso, Víctor Nattero se escapó de su trabajo al mediodía y llegó puntual al bar. Su primo Juan Casanova demoró un poco y se sentó a la mesa sin poder disimular la resaca tras una noche en la chacra donde La Vela Puerca graba su próximo disco.

Más allá del aniversario de Montevideo agoniza, ¿qué los motiva a tocar otra vez?
Juan Casanova. Lo que te impulsa a tocar es la gente, todos esos desconocidos que a diario te cruzás y te dicen “vamo’ arriba Traidores”. Después tuvimos el impulso de Claudio Picerno y Javier Bulba, dos productores que comparten con nosotros muchísimos años en esta larga historia. La Vela también nos dio un gran empujón para volver a tocar.
Víctor Nattero. Y después también está el hecho de tocar juntos, que está bueno.

¿Por qué no vuelven con la integración original que grabó el disco?
JC. Por alguna razón no seguimos tocando juntos. Alejandro Bourdillón no toca hace muchos años, abandonó la batería. “El Pato” (Pablo) Dana vive en México y si bien nos planteamos traerlo, implicaba una movida muy grande, ya que había que traerlo por dos meses para ensayar. Si Alejandro estuviera tocando y “El Pato” estuviera acá probablemente los hubiéramos convocado.

“El Pato” estuvo por acá hace poco.
JC. Pero por algo puntual y estuvo muy poco tiempo.

De todas maneras aprovechó la ocasión y dijo en una entrevista que con Traidores pasa “lo mismo de siempre”, en referencia a problemas internos. ¿Les molesta que diga eso?
VN. Es su opinión. Traidores funciona así y siempre funcionó así.
JC. Traidores funciona bien, en el sentido de que Traidores somos Víctor Nattero y Juan Casanova. Esa es la base compositiva y fin de la cuestión. Pablo Dana es muy respetable y puede tener la opinión que quiera, pero nosotros seguimos tocando y componiendo canciones hasta el día de hoy.

¿Traidores es un proyecto incompleto?
JC.Traidores es un proyecto ultra acabado. Dio todo lo que podía dar en su momento.
VN. Como Viviana (por la canción Viviana es una reaccionaria). No, es cierto que “no dio todo lo que podía dar”.
JC. Nuestras circunstancias fueron como las de cualquier otro colectivo humano que se dedica a crear. Vivimos los avatares que viven las personas comunes y corrientes en cualquier tipo de actividad creativa. He visto agencias de publicidad o millones de bandas armarse y desarmarse. Pero al mismo tiempo lo que pasa con nosotros es muy peculiar y difícil de explicar, sobre todo en una entrevista así, cortísima, en la que tenemos que hablar de tópicos superficialmente y dar por sobrentendidas muchas cosas. Explicar nuestra realidad es básicamente imposible, por eso escribimos canciones, y cuando no las escribimos, tocamos algunas que aún tienen vigencia.
VN. Ese es el funcionamiento de la banda.

Del disco Graffiti (antología del emergente rock nacional de 1985) son la única banda que sigue tocando. ¿Por qué?
VN. Por el cariño de la gente.
JC. Pero además hay que desvincular a Víctor Nattero y Juan Casanova y a los demás participantes de este asunto, de una banda que se llamó Traidores. Lo que queda siempre, lo único relevante, lo que conmueve y maneja sentimientos son canciones. Es lo que sigue conmoviendo y dando que pensar.

¿No se consideran una banda de culto?
VN. Está claro que Traidores pertenece a la gente más que a nosotros.
JC. Las canciones provocan y remueven cosas que escapan a nuestro control y a nuestra razón. Pero también es cierto que si bien fuimos una banda de culto, nunca fuimos muy populares. Eso marca una diferencia. Por lo general, la gente que es muy popular en un momento, cae estrepitosamente y nunca más se recupera. Nosotros anduvimos a los tumbos y siempre en el sótano, en el inconsciente de esta suerte de historia del rock nacional. Cuando estuvimos a punto de convertirnos en populares autoboicoteamos nuestra propia historia. Como diría La Vela Puerca, esta “normalidad anormal” es lo que hace que hayamos agotado dos shows en La Trastienda y que Montevideo agoniza sea disco de oro en un momento en el que nadie está vendiendo discos.

¿Van a tocar el disco completo en estos tres recitales?
JC. No lo vamos a tocar completo porque algunas cosas que fueron compuestas especialmente para esa época ahora no tienen sentido. Como por ejemplo Las noticias nacionales, que habla de la ministra de Educación de aquel entonces. Algo similar ocurre con Buenos días, presidente. Hoy por hoy no tiene sentido. Yo voté a Mujica y apoyo al presidente.

¿Consideran que algunas canciones, por sus letras, perdieron vigencia?
VN. Estaban escritas para un momento y las cosas van cambiando. Pero también hay atemporales como La lluvia cae sobre Montevideo.

¿Qué pasa entonces con Montevideo agoniza?
VN. Es un tema atemporal.
JC. Claro, la percepción que gestó Montevideo agoniza tiene mucho que ver con la cultura hegemónica, con la vida como una lucha constante de todos contra todos. Mientras ese tipo de paradigma sea el que funcione, la realidad seguirá igual. Las cosas han mejorado en Uruguay en ciertos aspectos que no son los fundamentales. Los problemas estructurales de nuestra sociedad siguen presentes. Por eso es que tiene vigencia Montevideo agoniza. Montevideo agoniza aún.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...