Agro > TRIBUNA / JUAN PABLO DELGADO

17 de mayo, Día de la Vivienda Rural

"Cabe mencionar la calidad de la construcción y la solidez de las soluciones habitacionales brindadas por Mevir", destacó el nuevo presidente de Mevir

Tiempo de lectura: -'

16 de mayo de 2020 a las 00:18

Por Juan Pablo Delgado Mas (*), especial para El Observador

En esta fecha conmemorativa es bueno comenzar recordando el origen de la institución Mevir Dr. Alberto Gallinal Heber, señalando que surge a instancias del decreto N° 310 del Poder Ejecutivo de fecha 17 de mayo de 1967, por el que se crea una comisión honoraria encargada de estudiar y ejecutar un plan de erradicación y sustitución de la vivienda insalubre rural ubicada en el interior del país.

La frase entonces impuesta era: “Poder ver llover de adentro sin mojarse”.

Ese mismo año, mediante la ley N° 13.640, se crea el fondo para alcanzar dicho objetivo, el que pasaría a ser administrado por la comisión honoraria, para darle cometidos a la misma.

El primer presidente de Mevir y al que se le debe su creación y su impronta fue el Dr. Alberto Gallinal Heber, un destacado político uruguayo de gran relevancia para nuestro país, abogado, filántropo y productor rural, que volcó su sello de solidaridad social hacia los más desprotegidos.

Los participantes con un fuerte sentido de responsabilidad, y con base en un esfuerzo compartido, intervienen durante todo el proceso de construcción –lo que hoy se denomina ayuda mutua–, aportando horas de trabajo para la construcción de sus propias viviendas.

Se entiende como población rural a aquella que vive en el área rural dispersa y en las localidades de menos de 5.000 habitantes, y por correspondencia se define vivienda rural a aquellas ocupadas por este segmento de la población. Tomando las definiciones existentes y las más consensuadas, sabemos que el 16% de la población uruguaya representa esa población rural, unas 516.000 personas.

Desde sus propios inicios, Mevir no sólo viene construyendo  viviendas, sino que también lo viene haciendo para distintos organismos del Estado, contribuyendo así a la mejora de distintas comunidades en gran parte del territorio. Esto se reflejó por el vínculo del Dr. Gallinal Heber con la Comisión de Educación Escolar, que tuvo por objetivo erradicar las “escuelas rancho”.

Al día de hoy Mevir sigue construyendo –además de viviendas– escuelas, liceos, policlínicas, destacamentos policiales, centros CAIF y otras construcciones mediante distintos convenios.

Mevir históricamente ha sabido que para que el impacto sea total no puede trabajar sola, y el vínculo con otros se vuelve fundamental.

Mevir también está  presente en la producción agropecuaria. Las primeras viviendas fueron pensadas para los peones rurales, pero con los años se vio que también era importante atender a los pequeños productores rurales y es así que surge el programa de unidades productivas (año 1990) en el que se promueve la construcción de salas de ordeñe, galpones, depósitos y mejoras prediales, entre otros.

Asimismo, Mevir ha venido incorporando la posibilidad de mejoras a las viviendas ya existentes de las distintas localidades, realizando reparaciones o ampliaciones.

Cabe mencionar la calidad de la construcción y la solidez de las soluciones habitacionales brindadas por Mevir, aspecto que desde el origen fue  primordial, y es constante la preocupación por la búsqueda de mejoras de las condiciones de la habitabilidad. Así se fueron incorporando materiales y tipologías que contribuyen a la calidad y promuevan la sustentabilidad de las mismas.

Mevir ha construido más de 31.000 soluciones habitacionales y en  la actualidad se plantea dar un paso más y ampliar la mirada hacia lo urbano, para que así más personas puedan beneficiarse del trabajo, la experiencia y la impronta de esta institución, que de por sí cuenta con un reconocido prestigio social que debemos saber proteger y mantener.

En este sentido, está actualmente a consideración del Parlamento Nacional, dentro de la Ley de Urgente Consideración, una ampliación del marco de actuación de Mevir, incorporando al departamento de Montevideo y a  los centros urbanos del interior del país.

En caso de aprobarse la iniciativa, la población potencial que quedaría comprendida por parte de la institución –considerando solo centros urbanos del interior de hasta 30.000 habitantes– pasaría de un actual  16% a un 38% de la población total.

Esto generaría un desafío y la oportunidad para Mevir de poder integrarse e incidir positivamente en los cambios planteados, atendiendo desde nuestra gestión Institucional en forma eficaz las necesidades habitacionales de un mayor número de ciudadanos en situación de vulnerabilidad social, siendo éstos los destinatarios últimos y principales de nuestra política social. 

(*): arquitecto, presidente de Mevir Dr. Alberto Gallinal Heber

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...