Polideportivo > RUMBO A LOS JUEGOS

A cinco meses para los Juegos Olímpicos, los atletas uruguayos entran en la recta final

Ocho atletas celestes de distintas especialidades afinan su preparación y agendan competencias para buscar marca para Tokio

Déborah Rodríguez y Pía Fernández

Tiempo de lectura: -'

28 de febrero de 2021 a las 05:01

En poco menos de cinco meses, el próximo 23 de julio y si todo sale bien, estarán comenzado los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que luego de ser cancelados el año pasado por la pandemia de coronavirus, se realizarán en este 2021, cita en la que los mejores atletas uruguayos intentarán llegar para decir presente en el máximo evento del deporte mundial.

Con un panorama más alentador al de los últimos meses, con una vacuna contra el covid-19 aplicándose en el mundo y también en Uruguay, y con competencias que comienzan a aparecer en el calendario en vez de caer como piezas de dominó como durante la pasada temporada, los atletas celestes ya se metieron en la recta final para intentar buscar sus marcas y aterrizar en Japón.

Emiliano Lasa en salto largo, Nicolás y Martín Cuestas, Martin Cuestas, Andrés Zamora en maratón, María Pía Fernández y Santiago Catrofe en 1.500 m, Déborah Rodríguez en 800 m y Andrés Silva en 400 vallas, son quienes van por la marca o los puntos para la clasificación, con el próximo 1° de julio como fecha tope para lograr el boleto olímpico.

Pía acaricia la clasificación

“La clasificación a Tokio ya prácticamente está hecha, en estos momentos estoy en el puesto 36 de los 45 que van a Tokio”, contó a Referí, desde el frío de León, España, Pía Fernández.

Pía Fernández

“Aún nos queda por delante el campeonato Sudamericano (14, 15 y 16 de mayo en Argentina) y el Nacional (dos semanas después), que son dos de mis cinco marcas fuertes, y que dentro de todo son de mis mejores carreras dentro del ranking, pero que sé que las puede mejorar más”, agregó la atleta de Flores.

Eso le permitiría subir posiciones en el ranking y consolidar más su pasaje a Tokio, los que serán sus primeros Juegos.

La trinitaria elige León para entrenar porque cuenta con un grupo “fantástico” de chicas que también buscan sellar su marca olímpica. “Eso me mantiene muy motivada, realmente”, comentó. “A pesar del frío, porque llegué y están en invierno, y León de por sí es bastante frío por estar en el norte”.

“Pero estoy muy bien, en buen estado de forma, sin lesiones, entrenando muy fuerte, más motivada que nunca, así que superfeliz de estar acá y de poder hacer esta preparación”, agregó la atleta que entrena con el Sudamericano y el Nacional como sus grandes objetivos, y también con la posibilidad de hacer alguna carrera en España desde la segunda quincena de abril", señaló.

Santiago Catrofe

Otro que entrena en España es Santiago Catrofe, el uruguayo que corre en 1.500 metros y que desde 2002 reside ahí junto a su familia.

En el invierno europeo, el atleta está corriendo pruebas de cross country y este fin de semana iba a disputar el Campeonato de España de esa modalidad todoterreno. “Estamos entrenando bien, por arriba de distancias largas, y vamos a intentar hacer un buen papel y cerrar la temporada de invierno”, dijo a Referí sobre su prueba de este fin de semana.

Luego, con una buena base, se meterá de lleno en la pista. “El objetivo es el Sudamericano y buscar buenas carreras de 1.500, hacer puntos, acercarse lo máximo posible a la mínima y, si se puede, hacerla”, señaló el atleta.

Colombia, Hamburgo y La Pampa

Los hermanos Cuestas, que fueron olímpicos en Río 2016, intentarán repetir en la maratón de Tokio 2020. Para eso, irán a entrenar a Colombia y luego buscarán marca en distintas maratones el 11 de abril.

Nicolás Cuestas

“La preparación empezó ni bien terminamos la otra carrera (Maratón de Valencia). En diciembre vinimos a Uruguay, tuvimos la cuarentena y empezamos a movernos con la expectativa siempre de qué competencias podía haber este año, entonces no hubo ningún apuro, solo tratar de recuperarse, de entrenar tranquilo hasta que se fueran confirmando las competencias, ir ajustando detalles hasta este momento en que ya sabemos lo que vamos a correr”, dijo Nicolás a Referí.

La última prueba de ambos fue en diciembre en Valencia. Ahí, Nicolás batió el récord nacional, con un tiempo de 2 horas 11 minutos y 42 segundos, que antes tenía Néstor García (2:12:31, en 1999), y quedó 12 segundos por arriba de la marca clasificatoria a Tokio (2:11:30), mientras que Martín puso 2:13:05.

Este miércoles los mellizos viajarán a Colombia, más precisamente a Paipa, para entrenar en altura. “Ahí preparé los Juegos Panamericanos y el año pasado, con Martín, también el Maratón de Sevilla. Vamos a estar tres semanas, unos 23 días”, agregó.

¿Por qué van a entrenar en altura? Martín explicó sus beneficios. “Lo que se logra, más que nada, es trabajar con menor presión, por lo tanto cuesta más respirar, porque el oxígeno está más disperso a esa altura. Logrando cambios metabólicos y fisiológicos que ayudan mucho a pruebas de resistencia a la hora de volver al nivel del mar”.

“Se obtiene mayor cantidad de glóbulos rojos por lo tanto mayor transporte de oxígeno a la hora de hacer la actividad”, agregó el maratonista, quien explicó que se necesitan un mínimo de 15 días de estancia para lograr los beneficios del entrenamiento en la altura. “Y por lo general cuando se vuelve al nivel del mar el cuerpo necesita otro par de semanas para volver a adaptarse y ver los resultados en la actividad”, sostuvo.

La vuelta a la pista del Parque Batlle La Confederación Atlética del Uruguay comenzó el pasado sábado la actividad de pista, la única autorizada para el atletismo ya que por el momento no hay carreras de calle, ni de trail ni de cross country. A partir de marzo, habrá carreras cada 15 días en la Pista del Parque Batlle. Ahí se dispuso un protocolo que entre sus medidas tiene establecido que la entrada en calor deba realizarse en la zona de tribunas o fuera del predio.

Los hermanos correrán el 11 de abril pero en distintas pruebas para buscar su marca. Nicolás lo hará en la Maratón de Hamburgo. “Es uno de los que siempre se ha utilizado para hacer marca sin ser de los circuitos más rápidos de Europa y es uno de los pocos que se va a hacer. Entonces hablé con mi manager, que es un italiano, y le pedí que me pudieran tener en cuenta en la carrera y quedé”.

Martín Cuestas

Martín, en tanto, espera confirmación para correr el 11 de abril en Siena, Italia, en una prueba que se hará en el aeropuerto de dicha ciudad con el aval de la Federación Italiana y World Athetics. Además, tiene en carpeta, por las dudas, la posibilidad de correr el 18 de ese mes en La Pampa, Argentina, o el 25 en Gales.

Quien ya está en Colombia es Andrés Zamora, que también busca volver a la maratón olímpica luego de su primera experiencia en Río 2016. Su última carrera en esa distancia fue en diciembre de 2019 en Valencia y volverá a correrla el 18 de abril en La Pampa.

“Vengo muy bien. Hace meses que estoy preparando este maratón y es un gran desafío realizar la marca mínima olímpica”, dijo a Referí desde Paipa, a donde llegó el pasado lunes para hacer una concentración de 45 días en el Centro de Entrenamiento Deportivo JAZ.

Andrés Zamora entrenando en Paipa, Colombia

Para el maratón hay 80 lugares y más de 80 deportistas ya hicieron marca. El máximo por país es de tres atletas.

Lasa, Déborah y Andrés

Emiliano Lasa, la gran revelación uruguaya en Río 2016, entrena en San Pablo, donde está radicado, a la espera de volver a competir en marzo si la pandemia se lo permite. El atleta fue operado de una fractura de tibia el año pasado y no ha vuelto a saltar, luego de una larga recuperación.

Emiliano Lasa

Como el resto de los uruguayos, tiene en carpeta disputar el Nacional y el Sudamericano, para sumar puntos en el ranking o ir por la marca clasificatoria, de 8,22 metros, una distancia que supo superar en 2018 cuando hizo 8,22 y batió el récord nacional en Cochabamba.

Por su parte, Déborah Rodríguez sigue entrenando en Uruguay, a donde llegó desde Estados Unidos, donde se preparaba, en medio de la pandemia para comenzar a entrenar cuando se autorizó la vuelta a las pistas.

Déborah Rodríguez y Pía Fernández

La atleta de 28 años va por sus terceros Juegos y tiene en sus planes ir a preparase y competir a Europa para sumar puntos y buscar la marca.

En tanto, en Maldonado, Andrés Silva entrena para su gran objetivo, de llegar a su quinta cita olímpica y ser el uruguayo con más presencias en Juegos. El Nacional y el Sudamericano están en su calendario y se espera que realice alguna otra prueba.

Andrés Silva

La llegada de los Cuestas a Peñarol
Nicolás y Martín Cuestas contaron sus sensaciones de fichar como nuevos deportistas del Atletismo de Peñarol, al que también se sumó Emiliano Lasa. “Lo de Peñarol lo veníamos hablando desde el año pasado con Ana Leite (atleta y entrenadora) que es una referente del Atletismo de Peñarol. El año pasado nuestro entrenador Martín Mañana pasó a estar encargado de la parte de fondo de los entrenamientos de alto rendimiento y ahí surgió la idea de pasar de club y tras negociaciones pudimos llegar a un acuerdo”, contó Nicolás.
Para el maratonista es “un comienzo” y espera que los aurinegros y otros clubes se sumen para incorporar deportistas del atletismo y de otra disciplina. “Poder tener, con Martín y Emiliano, a tres atletas profesionales dentro del club genera un precedente para que el propio club y otros comiencen a dedicarse más al atletismo, que va creciendo, como a otros deportes en los que también tenemos mucho talento”, indicó. “Obviamente, estar en un club como Peñarol y que se reconozca con nuestra llegada que se le va a dar mas importancia a los otros deportes y al atletismo, que va creciendo”
Martín, por su parte, señaló que en varias partes del mundo los clubes que se destacan en fútbol también lo hacen en otros deportes. “Creo que llegar a Peñarol, más que nada como institución, es apostar a lo grande”, expresó. “En varios países los clubes de fútbol tienen destacados deportistas en diferentes deportes. Y creo puede marcar un inicio para que otros clubes empiecen a lograr ser polideportivos con grandes deportistas”.

 

El cambio de championes de Nicolás Cuestas
El calzado de los maratonistas ha sido un tema de debate en los últimos años luego de que las principales marcas lanzaran modelos que han llamado la atención a los que también se los ha señalado como capaces de hacer correr más rápido.
Nicolás Cuestas cambió de firma de championes, dejando la que lo patrocinó en los últimos años y probando otra marca, pero aún sin contrato. “Me hice con otros que se dicen que son los mejores y es un poco para cambiar y ver realmente si es así, si están un poco más a nivel que el resto de las marcas. Ya tengo un par reservados para la carrera en Hamburgo”, contó a Referí.
Consultado por si realmente es tan importante el tema de las zapatillas, respondió: “Es importante. Obviamente que sí”. “Me pasó en los Panamericanos que los 18 atletas que largaron el maratón solamente dos no teníamos calzado con placa de carbono y yo era uno de ellos porque con New Balance (su anterior marca) recién los conseguí para el Mundial de Doha, así que creo que hay una ganancia extra”. “No es que te hagan correr más rápido”, aclaró. “Pero reducen un poco el tema de la fatiga por impacto, al ser más altos y diferentes, creo que reduce eso. Cuando los empecé a usar ya no sentí la fatiga de la parte de los izquiotibiales, que es bien del maratón, de los impactos”. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...