28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
28 de diciembre 2021 - 5:02hs

La vendimia está a días de comenzar en el norte, en los viñedos más adelantados, y se esperan las primeras uvas certificadas del país, comentó a El Observador Pedro González, asesor vitícola del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi).

En los viñedos del sur aún falta un mes para que comience la cosecha, pero ya se avizora una buena producción, aunque los productores están atentos a los efectos del clima, especialmente a la falta de precipitaciones.

Según explicó el asesor, el clima ha colaborado para mantener una buena situación sanitaria, pero con la falta de lluvia algunos viñedos “ya están empezando a sufrir”, ya que la planta “se bloquea y detiene su proceso natural, e incluso puede perder hojas”.

Más noticias

“No vendría mal un golpecito de agua”, dijo González. 

El Programa Viticultura Sostenible trabaja activamente y desde el instituto prevén que en junio de 2022 ya salgan los primeros vinos certificados, que según esperan, inyectarán en el sector y en el mercado un valor agregado, ya que desde la producción de la uva hubo un bajo impacto ambiental.

Hasta la cosecha no se sabrá

El Inavi, junto con la certificadora LSQA, viene trabajando activamente y se han visitado los predios incluidos en el programa para chequear que se estén cumpliendo correctamente las normas. Aunque hasta la cosecha no se sabrá qué uvas adquirirán la certificación y cuáles no.

Durante la vendimia se harán muestreos aleatorios de las uvas para chequear si hay residuos de materias prohibidas.

Aquellas que se certifiquen serán las que respeten la normativa planteada por el programa entre lo que se incluye trabajar con máquinas calibradas, dejar dentro del predio en el que se cultive áreas verdes para resguardar la biodiversidad y cuidar la aplicación de productos para el tratamiento de la fruta, para proteger al medioambiente, a los operarios, los productores y los consumidores.

El Programa Viticultura Sostenible surgió en el marco de un proyecto que fue presentado por el Inavi, la Federación Uruguaya de Centros Regionales de Experimentación Agropecuaria (Fucrea) y la cooperativa de productores Vicca, y fue financiado por el Fondo de Promoción de Tecnología Agropecuaria (FPTA) del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) en 2019. Su objetivo principal es ir hacia una producción amigable con el ambiente, el productor y el consumidor.

Buena adhesión

El 20% de la superficie nacional de producción de uva se rige por las normas de este programa, lo que en volúmenes de producción corresponde al 22% de la vendimia pasada. González indicó que el programa tuvo una buena adhesión de productores, incluso, hubo muchos que quisieron ingresas fuera de plazo, aunque no pudieron por las obligaciones de fecha.

Ahora, esos productores se mantienen monitoreados y están realizando una especie de “práctica” para conocer los alcances del programa. Según González, eso les sirve para poner a punto el sistema al que el año que viene aspirarán a participar. “Tenemos la esperanza de que la superficie de hectáreas de viñedos aspirantes a la certificación se incremente notoriamente el año que viene”, comentó. 

 

Temas:

Vendimia Uvas Cosecha de uvas Uvas certificadas Vinos uruguayos Fucrea Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA)

Seguí leyendo

Te Puede Interesar