Economía y Empresas > relaciones laborales

Acuerdo UE-Mercosur añade presión al gobierno para cumplir con recomendaciones de la OIT

El documento sostiene que los países se comprometen a respetar los convenios internacionales de trabajo

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2019 a las 10:48

Uno de los capítulos que forma parte del acuerdo comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) le genera una presión extra al gobierno en su normativa laboral. El documento señala que las dos partes se comprometen a respetar convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Según el organismo, Uruguay incumple uno de ellos y por ese motivo debe realizar modificaciones a la Ley de Negociación Colectiva.

Hace 10 años las cámaras empresariales presentaron una queja ante la OIT contra la normativa, pocos meses después de aprobada. La fundamentación fue que la ley no respetaba el Convenio 98 del organismo sobre derecho a la sindicación y a la negociación colectiva. Ese escrito señala en uno de sus artículos que debe promoverse la negociación colectiva libre y voluntaria entre las partes. Los empleadores uruguayos interpretaron que la ley no contemplaba ese aspecto y presentaron la queja. A partir de allí, el organismo tomó en cuenta el reclamo empresarial y le realizó varias recomendaciones al gobierno para que modificara la ley.

En la última conferencia anual de la OIT que finalizó el 20 de junio, Uruguay quedó incluido en un listado de países que incumplen con los convenios y debió defender la norma ante expertos. Luego de las argumentaciones oficiales, la Comisión de Aplicación de Normas del organismo instó al gobierno a iniciar medidas legislativas antes del 1° de noviembre “tomando en consideración la recomendación de los órganos de contralor de la OIT, a fin de garantizar la plena conformidad de la legislación con el convenio”.

También le pidió que presentara antes del 1° de setiembre una memoria informando detalladamente sobre las medidas adoptadas para realizar los progresos en la plena aplicación del convenio en la legislación y la práctica.

Por tanto, el gobierno deberá incluir modificaciones en la reglamentación de la negociación colectiva e informar previamente sobre los avances.

Paralelamente a la conferencia, también en Europa se avanzaba en la cristalización de un tratado comercial entre la UE y el Mercosur que llevaba casi 20 años de trancazo. El viernes 28 de junio se logró firmar  y de ahora en más se deberán recorrer otras instancias.

A los pocos días la UE difundió los principios del acuerdo. Uno de los capítulos se refiere al comercio y desarrollo sostenible. Allí, indica que “las partes se comprometen a respetar los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre: trabajo forzado e infantil, no discriminación en el trabajo, y la libertad sindical y el derecho de negociación colectiva”.

Por tanto, el gobierno debe respetar el Convenio 98, tal cual como se lo señaló en varias oportunidades la OIT. Pero esta vez, el cumplimiento está explicitado dentro de un tratado comercial que incluye beneficios y obligaciones.

El gerente jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, hizo mención al compromiso de los países intervinientes en el acuerdo entre la UE y el Mercosur con las normas de la OIT en radio Sarandí. Consultado por El Observador expuso que la situación “genera unas condiciones en las cuales se hace cada vez más necesario revisar la normativa laboral vigente”.

En el listado de países de la OIT que incumplen convenios internacionales también está incluido Brasil. En este caso, a raíz de una queja presentada por la representación de trabajadores contra la reforma laboral aprobada durante la administración de Michel Temer que continúa vigente en la presidencia de Jair Bolsonaro.

El organismo internacional no tiene posibilidades de sancionar a los países incumplidores; por tanto se limita a recomendar o instar a los gobiernos a tomar medidas o efectuar modificaciones cuando sus leyes o normativas no toman en cuenta los convenios de trabajo. Sin embargo, el capítulo sobre comercio y desarrollo sostenible del acuerdo entre la UE y el Mercosur afirma que los países que lo integren deben comprometerse a respetarlos.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...