Nacional > VENEZUELA

Ahora sí es dictadura: Martínez aprovechó el momento e hizo un guiño electoral

El candidato del Frente Amplio acompañó el informe Bachelet y las declaraciones de Danilo Astori, y su compañera de fórmula, Graciela Villar, lo apoyó "plenamente"

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2019 a las 05:01

Desde el comando del candidato oficialista sabían que el momento había llegado. Era cuestión de horas. Mientras Graciela Villar hablaba en una acto en Club Unión Atlética, Daniel Martínez sabía que no le faltaba mucho para finalmente decir esa palabra -en relación a Venezuela- que evitó pronunciar en toda la campaña a pesar de la insistencia de varios periodistas: "dictadura".

Atrás quedaban el "no seas semántica" que le dijo a una periodista de El Observador cuando insistió sobre el tema en el ciclo de entrevistas Desde Redacción, o el "yo no tengo por qué calificar (la situación en Venezuela), estamos como hinchas" que le dijo a otro periodista de este medio cuando le repreguntó sobre el asunto en la previa al acto del 1° de mayo por el día de los trabajadores, además de otras varias menciones vagas a tema.

El discurso frenteamplista al respecto venía siendo cada vez más duro pero esa palabra parecía maldita y nadie en la coalición de izquierda se animaba a pronunciarla. Hasta que entre viernes y domingo, a tres meses de las elecciones, varios de los principales líderes dieron el paso, interpretando que las condiciones estaban dadas y callarse sería un error que las urnas lo iban a cobrar.

Primero fue el informe Bachelet. El 4 de julio la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció una grave crisis humanitaria y una proporción "sorprendentemente elevada" de presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad en Venezuela.

El informe era "lapidario". Así lo calificó Martínez en rueda de prensa el 18 de julio, luego de leerlo. “Ese informe deja claro que en Venezuela los derechos humanos y las reglas de juego democrático no se están cumpliendo en su cabalidad”, aseguró el candidato oficialista. Pero aún la palabra "dictadura" no aparecía. Eso sí, estaba cada vez más cerca. El documento de la expresidenta chilena había llenado el vaso y la gota que lo iba a derramar se aproximaba.

El viernes, el ministro de Economía, Danilo Astori, lo dijo de forma contundente en el programa Fácil Desviarse de radio Del Sol: "A mi no me cuesta nada (decirlo), lo de Venezuela es una dictadura y es una dictadura tremenda con impactos humanitarios muy graves", expresó.

El líder de Asamblea Uruguay era el primero -de los que componen la línea de fuego oficialista- en dar el paso. La mesa estaba servida.

Las encuestas analizan un panorama complicado para el Frente Amplio: un porcentaje de indecisos se presentan como votantes desencantados. Y algunos mencionan, entre otras cosas, la falta de firmeza oficialista en relación a un tema vinculado a los derechos humanos. A su vez, el candidato colorado Ernesto Talvi apuesta a un posicionamiento bien en el centro del espectro político, lo que genera, según analizan politólogos, el riesgo de fugas de votos desde los sectores más moderados de la izquierda. Acomodarse hacia el centro del electorado es primordial para recuperar terreno, según los especialistas.

La información que llegó este sábado desde Venezuela parecía complicar más esa estrategia "centrista": en el Foro de San Pablo (de izquierda radical y prochavista), anunciaron su respaldo a la candidatura de la fórmula Martínez-Graciela Villar.  

Es en este panorama donde Martínez, el domingo al mediodía (fecha donde cumpliría años el expresidente venezolano Hugo Chávez), escribió un mensaje en Twitter con varios guiños electorales: "Si, compañero Danilo, para la izquierda el tema de los derechos humanos debe ser siempre un imperativo ético. El informe Bachelet es lapidario respecto a Venezuela y se trata de una dictadura. Hay que seguir trabajando en una salida negociada y que el centro sean los venezolanos", tuiteó.

En menos de 280 caracteres, el candidato a la presidencia por el Frente Amplio dio ese paso que algunas encuestas y análisis políticos dentro del FA le reclamaban. Primero, nombrar a Astori, como el referente que marcó el rumbo en este caso, y al que necesita para retener ese centro. Y también para dejar atrás las divisiones que tuvieron a la hora de elegir candidata a vice.

Además, con el tuit también se desmarcó del Foro de San Pablo: por la noche, Maduro le dedicó un aparente tiro por elevación (ver recuadro). 

Plenamente

Villar, que este sábado había reconocido que su discurso de izquierda radical le ha jugado "malas pasadas", apoyó a su compañero de fórmula 12 horas después de conocerse su opinión, por la misma vía: en Twitter.

Un usuario que se puso el nombre de Drake Ramoray –un personaje de telenovela ficticio de la serie estadounidense Friends– le advirtió que había retuiteado un mensaje de otro usuario que la interpelaba a ella junto con las dirigentes frentamplistas Fabiana Goyeneche, Constanza Moreira y Carolina Cosse.

 

Ese internauta quería saber si la candidata a vicepresidente del Frente Amplio, la jerarca de la Intendencia de Montevideo, la senadora y la exministra de Industria y exprecandidata a presidente, respectivamente, apoyaban las nuevas declaraciones de los líderes del oficialismo.

Entonces Villar le respondió que ese retuit había sido un error "al digitar", pero que sin embargo compartía "plenamente las expresiones de Daniel respecto a Venezuela".

En busca del centro

"Le da respaldo a Astori que, quieras o no, es el líder de ese polo de centro en el Uruguay , que ahora lo está disputando con Talvi. Daniel (Martínez) marca con eso cuál va a ser la visión que va a estar en Cancillería si llega al gobierno. Esta movida me parece un guiño para el centro electoral, sin duda. Presenta esa visión de denunciar la violación de los derechos humanos sea quien sea el que gobierne", dijo a El Observador Sebastián Hagobian, miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio (Carifa).

Hagobian contó a El Observador que la interna de la Carifa se polarizó luego de que él mismo haya declarado públicamente que Venezuela era una dictadura. Según dijo, los representantes del MPP fueron los más críticos con su visión en aquel momento.

Las declaraciones del expresidente José Mujica de este sábado, que también catalogan a Venezuela como una dictadura, le dieron respaldo a un Martínez temeroso de pisar en falso. Y, aunque la izquierda más radical ya comenzó a mostrar su desacuerdo (ver recuadro), el socialista sabe que con su jugada gana más de lo que puede llegar a perder.

Para Juan Castillo es una "contradicción"
A diferencia de Martínez, Mujica y Astori, el secretario general del Partido Comunista en Uruguay, Juan Castillo, mantuvo su postura respecto a la situación política de Venezuela. Consultado por El Observador por las últimas declaraciones de los líderes frenteamplistas al respecto, Castillo dijo no coincidir en que el país caribeño vive una dictadura y afirmó que los dirigentes de primer línea incurrieron en una contradicción.
"Justamente en Venezuela, al mismo momento, en el foro de San Pablo, se ratifica la candidatura de Daniel Martínez a la presidencia por el Frente Amplio. Es una contradicción, pero qué se le va a hacer. En política está lleno de contradicciones", sostuvo, desmarcándose de la posición asumida en las últimas horas por la primera plana oficialista.
Castillo aseguró que su postura sobre el tema se mantenía incambiada, dijo preferir no polemizar públicamente y expresó que "toda la energía de los comunistas y toda su atención política" estaba puesta en octubre. "De los demás, cada cual que se haga responsable de sus dichos, tienen todo el derecho a pensar y decir lo que quieran. En este caso concreto, no coincido", agregó. 

 

Para Maduro son "estúpidos"
El líder venezolano Nicolás Maduro criticó este domingo en el acto de clausura del Foro de San Pablo a todos aquellos que califican como autoritario su gobierno.
"Hay gente que dice 'Maduro es un dictador'. A mí me resbalan las estupideces que dicen que yo soy un dictador. Son estúpidos los que lo dicen. Me resbala y es una ofensa al pueblo venezolano", apuntó.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...