Cargando...

Nacional > UNIR

Amado selló acuerdo con el Frente Amplio y habló de "una tensión entre progresismo y conservadurismo"

El sector del diputado llegó a un pacto "político electoral" que no implica sumarse al partido de gobierno

Tiempo de lectura: -'

30 de julio de 2019 a las 21:27

El sector Unión de Izquierda Republicana (Unir), del diputado Fernando Amado, aceptó este martes firmar un “acuerdo político electoral” con el Frente Amplio de cara a las elecciones de octubre. La decisión, fue aprobada en la noche por el voto favorable de todos los integrantes del novel partido que en la noche se reunió en asamblea en su sede de Ponce y Rivera. 

Durante la asamblea se hizo hincapié en que el sector liderado por Amado “mantendrá su autonomía e independencia organizativa en todo momento”, sin necesidad de integrarse “de manera alguna” al Frente Amplio. Si bien con esta decisión la asamblea se comprometió a apoyar la candidatura de Daniel Martínez, todavía resta definir los aspectos programáticos y electorales del acuerdo. 

“Con el Frente Amplio podemos compartir una línea común, que es la del progresismo. (...) Trabajar sobre la base de un acuerdo progresista que no implica ser parte del FA ni integrarse a ninguna de sus estructuras ni renunciar a nuestra vocación de en un futuro mediato constituirnos como opción de cambio”, señaló Amado minutos después de que la Asamblea de su partido aprobara por unanimidad acordar con el partido de gobierno. Para el líder de Unir, el acuerdo implica “en este cruce de caminos entre conservadurismo y progresismo transitar por el camino progresista”.

Amado explicó que el acuerdo no se trata de cargos, sino que se sustenta “sobre bases programáticas comunes, sobre ideas, sobre empatía y cercanías ideológicas”. “Es cierto que estamos ante una tensión entre progresismo y conservadurismo. Entre progresismo y reacción. Entre el progresismo y restauración”, agregó. 

La propuesta de sellar un acuerdo entre el novel sector Unir y el Frente Amplio, fue propuesto por el candidato del partido de gobierno, Daniel Martínez, el pasado martes.  Tras aquella reunión el ex intendente de Montevideo dijo que buscaba ofrecer “la unidad de los progresistas en Uruguay” con miras a enfrentar  “desde una misma trinchera”, a la “opción conservadora”.

La idea es que Frente Amplio y Unir “trabajen juntos en lo electoral”, explicó Martínez, aunque sin necesidad de que el diputado se incorpore a la coalición de izquierdas. Amado, señaló entonces que la medida es comparable a la alianza que el Frente Amplio hizo con otras agrupaciones en la elección de 1994 y que se denominó “Encuentro Progresista-Frente Amplio”.

Este martes, al igual que lo hizo la semana pasada, el líder de Unir destacó que el acuerdo buscaba enfrentarse a la polarización entre Frente Amplio y partidos tradicionales.  “Nadie podrá negar que este sector (Unir, antes Batllistas Orejanos) viene predicando hace años con esta idea de terminar con la bipolaridad, de abrir la cabeza, de terminar con la Amsterdam o la Colombes, y volver a ser la Olímpica, de salir del Fraude Amplio o el Partido Rosado, incluso salir de esa lógica que siempre busca el argumento en su defensa de echarle la culpa a otra de lo que me pasa a mí”, señaló Amado al referirse del acuerdo que acababa de ser aprobado por unanimidad por la Asamblea de su sector. 

El líder de Unir dijo que fue en ese afán de romper con la bipolaridad que se interesó por participar del espacio socialdemócrata que impulsó el Partido Independiente junto a Navegantes, de Esteban Valenti, y Avanza País, de José Franzini Batlle. Aquella  la alianza no prosperó y días después de anunciar la fórmula presidencial -compuesta por Pablo Mieres y Selva Andreoli- terminó de naufragar cuando la candidata a vicepresidenta adelantó que en un eventual balotaje no votaría ninguna otra opción que no fuera el Frente Amplio. 

Amado dijo que quedó claro una vez terminadas las internas que “los socios estaban jugadísimos a un polo” y que eso quedó demostrado por dichos de integrantes del Partido Independiente, quienes adelantaron que formarían parte de un gobierno de coalición con el Partido Colorado y el Partido Nacional. “Rompieron la Alternativa con un piso sumario contra Selva Andreoli por decir que no votaría a Lacalle Pou en noviembre porque ‘hasta octubre nada’, y resulta que si era al revés no pasaba nada”, cuestionó el líder de Unir. 

"Quedaron las cartas a la vista de cómo venía conformándose solapadamente sin jugar de frente esas situaciones. Por suerte, porque siempre es mejor la verdad, hoy se pasean los tres mosqueteros (en referencia al nacionalista Luis Lacalle Pou, el colorado Ernesto Talvi, y el líder del Partido Independiente, Pablo Mieres), dos de ellos que nunca ocultaron que iban a pasearse de la mano, sumado al nuevo actor político que salió del closet después de la interna". 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...