Cargando...
Anderson Duarte, antes de partir con la sub 20 a Colombia

Selección > SELECCIÓN URUGUAYA

Anderson Duarte: el sub 20 que tiene aire de Luis Suárez y que descubrieron con big data a los 8 años

El delantero lleva dos temporadas jugando en Primera y ganó dos títulos con el plantel principal

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2023 a las 05:04

Los futbolistas uruguayos suelen representar historias de héroes en la vida real y encarnar recorridos plagados de sacrificios que son coronados con las recompensas que el deporte les brinda a algunos de ellos.

La selección sub 20 de Uruguay, que debuta el 22 de enero en el Sudamericano de Colombia, tiene en su plantel a un jugador que representa todo eso que está emparentado con esfuerzo y sacrifico.

Anderson Duarte tuvo desde pequeño, porque empezó a jugar al fútbol infantil cuando tenía cuatro años, un don natural y un carácter propio de los grandes jugadores.

Subió toda la escalera de juveniles, desde sub 15

Tenía ocho años y ya se sabía en todo Tacuarembó que había un niño que tenía pinta de crack.

Fue así como los cazatalentos llegaron hasta Rivera para ver a este pequeño proyecto de jugador en un partido de selecciones. Tenía solo ocho años y ese día ocurrió algo que cambiaría su carrera deportiva para siempre.

Así lo cuenta el protagonista de la historia a Referí: “Jugaba en Policial de baby fútbol, como delantero, con la 9 y ese día fuimos a jugar el campeonato de selecciones, contra Río Branco. En el primer tiempo había hecho seis goles y al final del partido el cazatalentos que estaba observando (Juan Gragnulatti), cuando terminó el partido se acercó al entrenador, me llamaron, preguntaron por mis padres, hablaron con ellos y les plantearon la opción de venir a Montevideo para jugar en Defensor. Al principio parecía muy complicado porque yo soy muy ‘madrero’”.

Duarte fue el primer jugador que GBG Group captó con big data, cuando apenas tenía ocho años.

En su equipo de baby fútbol de Tacuarembó terminaba los torneos con 50 o 60 goles por temporada, cuando el segundo de la tabla no superaba los 20. Algo similar a lo que aconteció con Luis Suárez en su etapa de baby fútbol en Urreta (en la década de 1990 no existía big data pero sí los cazatalentos que recorrían todas las canchas), cuando Nacional lo captó con nueve años y se lo llevó a los tricolores. Por eso dicen que tiene aires del Pistolero:

Todo ese tsunami de emociones y experiencias de vida adulta estaban ocurriendo con un niño de ocho años, que tenía día a día con su familia compuesta por sus padres y otros cinco hermanos en Tacuarembó, y que disfrutaba el fútbol con una pasión singular.

Entonces, el niño y su madre quedaron cara a cara, en una charla de grandes, en medio de sueños y proyectos de un niño que tenía una confianza plena en su futuro como jugador.

Nos sentados con mi madre, y me planteó el tema, si quería jugar al fútbol en Montevideo o estudiar y quedarme allí. Le dije que prefería ir a jugar al fútbol en Montevideo y seguir estudiar. Y así ocurrió. Mi madre me entendió, y como a mí me gusta muchísimo lo que hago sabía que venía a buscarme un futuro”

Anderson Duarte en charla con Referí

Durante tres años viajó a Montevideo para jugar en Rincón de Carrasco los fines de semana y regresaba a su ciudad natal para continuar con la vida diaria de lunes a viernes en la que se levantaba temprano, iba a la escuela, estudiaba y de tarde entrenaba en Policial. Pero a los 11 llegó el momento del desarraigo y de instalarse definitivamente en la capital, solo.

Frente a ese escenario, que hoy observa con otra madurez, aunque apenas tiene 18 años, Referí le consultó si todas esas decisiones pasaron por la cabeza de un niño de ocho años, respondió: “Quizás no es lo normal, pero tenía las cosas claras y eso fue lo que quise para mi futuro, y mis padres me apoyaron en esa opción, junto a una agencia muy buena. Por eso, hoy estoy donde estoy”.

De todas formas, el camino fue sinuoso.

Lo más difícil de ese trayecto fue la adaptación a Montevideo. Como todo niño comencé a extrañar, así que me tuve que hacer fuerte de cabeza, debía llevarme bien con los compañeros que vivían en la casita, hacerme todo solo, y muchas cosas que quizás un niño de 11 años no lo hace en su casa. Eso me hizo madurar de una forma más rápida”.

Anderson Duarte en charla con Referí

La casita de Defensor Sporting estaba en Punta Gorda, en la calle Coimbra. Así la recuerda: “Éramos 23, en cada dormitorio descansábamos cuatro o cinco. Nos levantábamos temprano, íbamos a estudiar y de tarde entrenábamos. Estudiábamos en el liceo 31. Hice hasta cuarto año. Pienso seguir estudiando, porque es muy importante el estudio”.

De todas formas, en ese recorrido también sufrió las distancias, pero nunca abandonó aunque el dolor lo empujara hacia eso.

Extrañé mucho, porque estaba solo en la casita, lejos de mi familia y me pasó que algunas veces no iba al liceo o me encerraba en el baño de la casita a llorar. Eso me hizo fuerte para seguir. Ese es el impulso que tenés para seguir”, asegura.

Madurez, buen humor y confianza

Desde que llegó a la sala de conferencias del Complejo de la AUF para hablar con Referí, el futbolista de Defensor Sporting se mostró de buen humor, maduro y con una soltura para hablar frente a las cámaras que no es habitual a esa edad.

“Soy así por mi familia, porque siempre está transmitiendo alegría, y lo trato de hacer con las demás personas y adentro de la cancha”, dice y lanza una sonrisa para reafirmar sus palabras.

Anderson Duarte, antes de partir con la sub 20 a Colombia

Responde con naturalidad y celebra el recorrido que disfruta en el fútbol.

Actualmente vive con sus padres y dos hermanos en Montevideo. Otros tres permanecen en Tacuarembó.

“De aquel niño quedan muchas cosas. Desde pequeño, mirando en la televisión a tus ídolos, imaginaba con llegar acá donde estoy, algo que me pone muy contento y me da aún más ganas de seguir”.

Duarte es su viejo conocido del Complejo de la AUF porque llegó con 14 años para la sub 15. Hizo todo el proceso con Alejandro Garay. Luego pasó por la sub 17 y ahora, con dos años de ventaja, es una de las cartas que tiene para jugar el entrenador Marcelo Broli en el Sudamericano de Colombia.

Anderson Duarte en el plantel principal de Defensor Sporting

El año deportivo 2022 fue de lo más variado para el delantero. Jugó en sub 19 (cuatro partidos y dos goles), Tercera División (un partido), y terminó siendo titular del plantel principal, en donde cerró con un título, la Copa AUF Uruguay. Con el equipo que terminó dirigiendo Marcelo Méndez jugó 16 partidos por el Uruguayo y los cinco de la primera edición de la Copa AUF Uruguay, en la que anotó un gol.

De todas formas, su punto de quiebre lo vivió en el final de 2021, cuando en una decisión institucional histórica de Defensor Sporting quitó a los referentes e históricos del plantel y le entregó el desafío de volver a Primera División, tras el descenso del Uruguayo 2020, a los juveniles.

Cuando subí a Primera, en Defensor, me tuve que dar cuenta que mi etapa en formativas había terminado, que ya estaba jugando con gente más grande y que tenía que estar más atento a todo, escuchar todo, y aprender de la gente que estaba allí. Supe madurar en un momento justo en que el equipo nos necesitaba y fue importante todo lo que vivimos”.

El Sudamericano sub 20 de Colombia

El delantero viajó con la selección este domingo hacia la sede del torneo continental.

“Vamos en busca de hacer un buen sudamericano, intentaremos salir campeones y estamos muy ilusionados porque entendemos podemos llegar, y también tenemos que disfrutar estos momentos que son únicos para nosotros”.

Además agregó: “Este torneo va a quedar marcado para siempre para nosotros y vamos a disfrutarlo al máximo”.

El futuro: “Mi sueño es seguir el proceso, llegar a la selección mayor, y un día salir al exterior”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...