Cargando...
La siembra se inició incluso en días previos al inicio de la primavera.

Agro > FACTOR INERCIA

Antes de lo habitual, arrancó la siembra de arroz, ¿hay o no hay un achique del área?

Un poco antes de lo que ha sido tradicional, comenzó la siembra de arroz y se ha expresado en todas las cuencas; el sector aprovecha una buena inercia y aguarda por el precio del gasoil para octubre

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2022 a las 12:45

Con un adelanto en el inicio de las labores con relación a lo que ha sido tradicional, la siembra de arroz comenzó y eso se ha expresado en todas las cuencas del territorio nacional, con una proyección de achique en el área que se confirma, no obstante puede ser algo menor a lo estimado hace algunas semanas.

Alfredo Lago, presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), dijo a El Observador que este lunes comenzarán los relevamientos semanales de avance de siembra que efectúa la gremial, sobre lo cual adelantó que seguramente se esté por llegar a un 5% de la superficie proyectada.

En ejercicios anteriores lo habitual era que la siembra se iniciara desde el 25 de setiembre, pero esta vez eso sucedió antes, desde el 20 del mes en curso.

El estado del tiempo, prácticamente sin lluvias, un obstáculo para el desarrollo de las actividades en los sistemas productivos del campo, en el caso del arroz en este momento no es una dificultad, todo lo contrario, dado que permite el normal trabajo de las sembradoras en las chacras.

Sobre el área, Lago confirmó lo que diversas fuentes han ido expresando a El Observador desde hace varias semanas: habrá un ajuste, pero la reducción no será tan significativa y a esta altura se puede estimar en unas 4.000 hectáreas menos, sobre un área de 164.000 hectáreas de la zafra pasada, es decir un 2 a un 3%.

En su momento se temió una caída de hasta el 5%.

Lago, sobre los motivos por los cuales el achique es menor al que pudo darse, explicó que el arrocero siempre busca una motivación adicional, pero además hay una inercia de crecimiento que venía teniendo el sector y eso empuja, dado que el productor valora que se viene de dos ejercicios con buenos indicadores en lo productivo y en las cuentas.

El adecuado llenado de las represas, por las buenas lluvias que hubo en varios momentos del invierno, también colaboró.

Otro factor que suma es que hay datos del contexto internacional alentadores, con relación a obtener mejores precios para la próxima cosecha, con base eso en que hay algunas caídas productivas en otros mercados.

Sobre los motivos de la interrupción en la tendencia al alza en el área de siembra expresado en los últimos dos ejercicios, Lago había explicado previo al inicio de la zafra 2022/23 que el producto arroz ha tenido en el mercado un comportamiento diferente al que tuvieron otros productos de la agropecuaria y, por ende, ha generado ingresos menores a los que han ido obteniendo otros empresarios del campo.

A eso se le añade un incremento en el nuevo costo productivo por hectárea sensiblemente mayor al que hubo en la campaña de 2021/22, avanzando de US$ 1.900 a unos US$ 2.200 por hectárea.

 “Obviamente, la sensibilidad del negocio es más compleja, hay indicadores que señalan que el arroz ingresará lentamente en un proceso de mejora de su precio, pero hoy el productor no tiene el entusiasmo que tenía hace un año, porque el negocio no tiene el mismo atractivo, la ecuación económica proyectada no es la misma”, había advertido Lago en un informe para el suplemento Agro de El Observador.

 

Expectativa por el gasoil

Un tema que tiene expectante a los arroceros es el precio del gasoil, que puede cambiar a inicios de octubre, como ha venido sucediendo desde que hay un nuevo modo de calcular el valor de un insumo clave para la producción. Eso tiene como base que, por un lado, el 60% del consumo de gasoil para la producción de arroz sucede durante octubre, el mes óptimo para instalar el cultivo, y por otro que se trata de un insumo que explica cerca del 10% del costo total por hectárea para producir arroz, costo global estimado para esta nueva zafra en unos US$ 2.220.

 

El contexto

La zafra 2021/22 culminó a mediados de mayo con el segundo mayor rendimiento de la historia, 9.250 kilos por hectárea, marca superada por el récord del año anterior (9.400 kilos). En una superficie de 164 mil hectáreas, la producción llegó a 1,51 millones de toneladas. Es una cantidad que para encontrar una mayor hay que remontarse a 2010/11 (un récord de 1,63 millones de toneladas), pero con una diferencia relevante: aquel volumen tuvo como gran explicación el área, 195 mil hectáreas. El área arrocera récord sucedió en 1998/99 con 205 mil hectáreas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...