Nacional > LEGISLACIÓN

Autos de alta gama y lavado: Secretaría Antilavado sigue de cerca los casos

Casos de la Ferrari y Balcedo hacen pensar en incluir a automotoras entre sujetos obligados a reportar operaciones sospechosas

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2018 a las 05:00

Con pocos días de diferencia, distintos autos de alta gama fueron noticia en Uruguay. Primero fue la difusión de un video que mostraba una Ferrari Spider 438 circulando por las calles de Malvín Norte. Días después, la detención del sindicalista argentino Marcelo Balcedo dejó al descubierto siete vehículos de lujo; entre ellos, un Porsche Panamera, un Porsche Boxster, un Chevrolet Camaro, un Mercedes McLaren y un Ferrari California.

Por el caso de Balcedo y las costosas propiedades que se le incautaron, la Justicia uruguaya investiga un posible delito de lavado de activos. En tanto, por el caso de la Ferrari en Malvín, la Secretaría Antilavado indaga el origen del dinero con el cual el coche fue adquirido por un empresario turco.

El presidente de la Secretaría Antilavado, Daniel Espinosa, dijo a El Observador que de surgir más casos como los de la última semana, "se podrá revisar y estudiar" la inclusión de las automotoras como sujetos obligados a reportar operaciones sospechosas.

El Parlamento aprobó el pasado 20 de diciembre la nueva ley de combate al lavado de activos, que incorporó a contadores y abogados entre los sujetos obligados a reportar, al igual que los casinos, inmobiliarias y rematadores. Sin embargo, la ley deja afuera a las automotoras, a pesar de que algunos especialistas entienden que es un rubro con alto riesgo de lavado.


El experto consultor en prevención y gestión del riesgo de lavado de activos, Ricardo Sabella, afirmó la semana pasada que las sospechas en torno al proceder de la Ferrari que circuló en Malvín Norte "evidencian un riesgo que no está siendo atendido" por la normativa vigente. "La venta de autos de alta gama, embarcaciones y aeronaves, como bienes registrables, debería estar contemplada en la debida diligencia (reporte de operaciones sospechosas) para conocer de dónde vienen los fondos", dijo Sabella a El Observador.

Espinosa señaló que la inclusión de las automotoras "se había evaluado" pero se entendió que "el tema no era tan frecuente", de acuerdo a las últimas evaluaciones de riesgo realizadas entre 2015 y 2016. "Claro que es un problema, pero a juicio de la Secretaría, en su momento no ameritaba poner a las automotoras como sujetos obligados a reportar", agregó.

De todas formas, señaló que "los autos caros siempre se usan para lavado", y que su exclusión de la lista de debida diligencia "no quiere decir que no se investiguen los hechos que surgen".

"En Uruguay no se había visto frecuentemente y había otras áreas de más riesgo, pero no quita que se pueda considerar", concluyó Espinosa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...