Cargando...
Diálogo del Gobierno colombiano y el ELN

Mundo > Colombia

Avances en el primer día de diálogo entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN

En Caracas, Venezuela, en presencia de mediadores, representantes de ambos sectores coinciden en que es posible llegar a un acuerdo y erradicar la violencia en el país

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2022 a las 08:28

En un lujoso hotel ubicado en la cima del cerro Ávila, desde donde se divisa la capital de Venezuela, el jueves comenzó la serie de reuniones entre los dirigentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la delegación del presidente Gustavo Petro.

Desde 1991, distintos presidentes, con distintas estrategias, iniciaron diálogos que nunca prosperaron. En varios casos por el accionar de las fuerzas de seguridad mientras los insurgentes deponían las armas. En otros, por atentados violentos por parte de las guerrillas.

Lo cierto es que el camino iniciado por Juan Manuel Santos en 2016 permitió que la gran mayoría de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzaran el proceso de paz y que este se podría ver consolidado si este diálogo comenzado el jueves llega a buen puerto con el ELN.

El lunes, ambos sectores salieron satisfechos de su primer día de conversaciones. El representante de los ganaderos colombianos, el uribista José Félix Lafaurie, llamado por Gustavo Petro para integrar la delegación pese a no tener sintonía política con él, conversó de modo distendido con Pablo Beltrán, el jefe de negociadores de grupo armado, un hombre que hace 50 años se inició en la guerrilla. Ambos vienen de historias muy distintas, muy enfrentadas.

Caracas fue elegido porque el ELN tiene bases en las selvas linderas a Colombia y porque para Nicolás Maduro es un punto a favor, ser anfitrión de ese difícil encuentro. Las conversaciones también se llevarán a cabo en Cuba y Noruega.

Las partes emitieron una declaración conjunta en la que señalan que volver a negociar era una exigencia de los territorios rurales y urbanos que padecen la violencia y la exclusión en Colombia.

“Priorizando a los sectores históricamente marginados para un presente y un futuro de dignidad, derechos plenos y democracia auténtica para que Colombia sea una potencia de la vida humana”, dice en un fragmento el comunicado, tomando palabras usadas por Petro en la campaña electoral.

Beltrán, que encabezó la delegación del ELN, expresó su esperanza de que esta vez pueda avanzarse. “Entendemos el momento de cambio que vive Colombia, en las calles y en las urnas, y que exige que haya cambios de fondo. Entendemos ese momento, nos hacemos responsables. Esta mesa, apuntamos a que sea un instrumento de esa ola de cambios que pide la sociedad, y esperamos no fallar”, dijo.

El clima de inicio era muy diferente al que se vivió entre el Gobierno y las FARC con Juan Manuel Santos, donde las dos delegaciones se mostraban más reticentes y cautelosas, señala una nota de El País de Madrid.

Por entonces, “estaban en juego había muchas más muertes y un clima bélico en el aire”, añade la nota. Al levantarse de una mesa, un guerrillero ciego que se llamaba Jesús Santrich se despidió así de los negociadores del Gobierno: “Nos vemos dentro de 10.000 muertos”.

Danilo Rueda encabeza la delegación del gobierno de Petro. Según él, en cuanto se llegue a un acuerdo parcial, comenzará a cumplirse para dar seguridad a los guerrilleros de que no los atacará en cuanto dejen las armas.

Confirmó el buen clima entre las partes: “Hemos encontrado en pocas horas sintonía con la delegación de paz del ELN. Este es un momento histórico y no podemos ser menores ante la responsabilidad que tenemos con las generaciones presentes y futuras”.

También, por la parte gubernamental está presente Otty Patiño, quien fue miembro del M-19, el movimiento guerrillero del que formó parte Petro. Patiño es politólogo y tiene 77 años y recordó que 40 años atrás, el M-19 entregó las armas tras negociar con el Gobierno y abrir una discusión para cambiar la Constitución, cosa que acabó ocurriendo.

“Fue una paz precaria, pero abrió las puertas para una institución que proclamó el Estado de derecho”, dijo, y agregó una queja habitual entre políticos de izquierdas: el país tiene leyes y artículos constitucionales progresistas, pero nunca se han llevado a la práctica. Aseguró que la actitud de la delegación del ELN ha sido seria, amable y responsable. “Están disposición de llegar a la paz real”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...