Fútbol > PEÑAROL

Brian Rodríguez: el rebelde que conquistó a todos

Dejó en el pasado actitudes negativas y hoy ve sus frutos con grandes rendimientos; “Invierte en aprender”, cuenta el profe Valenzuela; Diego López le dio la confianza y el Chueco Perdomo, quien lo mandó fichar por el club, también opina

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2019 a las 05:01

Llegó hace un par de años a Peñarol de su Tranqueras natal. El Chueco Perdomo le había pedido un punta para la sub 16 a un ayudante del contratista Pablo Bentancur.

Vino con esos soquetes que se usan ahora que apenas tapan el pie y una botinera de nailon. Además, sin canilleras. Ese es Brian Rodríguez, el jugador que desniveló el martes ante Liga por la Copa.

A los pocos minutos, le pegaron una tremenda patada, pero aguantó. Era la sub 16 y Perdomo en solo 45 minutos se dio cuenta que había que contratarlo.

“Era muy flaquito. Le pegaron una patada y voló, pero aguantó bien. Le di el OK para que Peñarol lo contratara. Después subió a Tercera y más tarde a Primera y como era medio rebelde, me lo trajeron de nuevo a mí a Cuarta. Cada vez que se portaba mal me lo bajaban a mí para que le hablara”, recuerda Perdomo en diálogo con Referí.

Ni bien llegó, vivía en una casa que Pablo Bentancur tiene para sus representados.

“Es humilde, le costó reconocer dónde estaba. No se daba cuenta en el club que estaba y las posibilidades que tenía de mejorar la vida de la familia. Lo subieron a la selección sub 17 cuando yo lo dirigía”, agrega el Chueco.

Desde que llegó a hoy Perdomo sostiene que “mejoró en todo aspecto. Primero, que le costaba centrarse para aprovechar las oportunidades. Tiene una genética natural muy buena. No entrenaba al máximo, se sobraba. Es como el Pájaro Valverde. Sabía que le sobraba y que no era necesario matarse. Es todo músculo y fibra. Y hoy eso lo cambió para bien suyo y de Peñarol”.

Le gustaba jugar de pierna cambiada, enganchaba hacia adentro y le pegaba al segundo palo. Otra cosa que mejoró fue “en la marca, porque se dio cuenta de que hoy compite a alto nivel. Tácticamente ha evolucionado; los fundamentos de la técnica los tenía desde que llegó y cada vez los va a mejorar más. Está más ordenado en la parte táctica. Vive el momento de que se dio cuenta de que puede hacer dinero y que debe aprovechar. Está más maduro”.

Tiene solo 18 años y hasta el año pasado estaba en el grupo de Whatsapp de Cuarta división. “‘Cuando me necesite me llama y yo voy a jugar a la Cuarta’, me dice en broma”, cuenta Perdomo quien le apodó “Locura” porque “tenía un cohete en la cabeza, era un loco”.

Esa rebeldía que lo caracterizaba, muchas veces le jugó en contra. Pero los referentes del plantel le pusieron los puntos. Quizás por ese modo de ser se perdió el Sudamericano sub 20 pasado.

Creció mucho físicamente y hoy está enfocado en el fútbol, se alimenta bien, duerme y come bien. Eso ha sido fundamental.

Diego López lo hizo trabajar más y siempre asistir a sus compañeros. Su trabajo es ser asistidor como lo hizo con el Cebolla dos veces contra River y el martes ante Liga de Quito. Y él lo ha entendido. El hecho de trabajar para el equipo lo ha asimiliado.

Su velocidad es la misma, pero la pretemporada ha sido fundamental para mantener este ritmo.

López le dio la confianza, es titular indicsutido, le puso la camiseta, lo hizo jugar.

Leo Ramos lo hizo debutar en el Apertura del año pasado, jugó algunos partidos del Intermedio y lo bajó a Tercera por su conducta.

A veces faltaba y no llegaba a las prácticas o no iba a la ficha médica cuando le tocaba. Pero eso cambió y su rendimiento mejoró.

“Reconoce y aprende de los errores, valorar las cosas que se pierden por esos errores”, dijo a Referí el preparador físico aurinegro, Alejandro Valenzuela.

Y agregó: “Hizo una pretemporada con una actitud muy profesional, muy bien y es extremadamente completo, desde el punto de vista físico, técnico y táctico. Posee las condiciones de un futbolista clase A. Tanto Peñarol como Uruguay tienen a un futbolista con mucho futuro”.

Dice que siempre usa “la condición técnica más apropiada para resolver los problemas, hace controles dirigidos para sacarse de encima rivales, tiene todos los pases con borde interno y externo, dribla de frente o de espaldas al rival. Son cosas de crack y físicamente tiene un reclute con las fibras rápidas muy rápido”.

Añade que “la parte aeróbica la va a mejorar más porque es muy joven y también la eficiencia en la carrera. Ha mostrado equivocarse poco. Estamos ante un futuro gran futbolista”.

“Yo le digo ‘El animal del fútbol’. Se está cuidando. Invierte en aprender, escucha al entrenador y eso le suma”, dijo.

 

LAS CIFRAS

16 partidos ha disputado desde su debut en Peñarol el año pasado contra Danubio por el Torneo Apertura: 12 en lo local y cuatro por Copa Libertadores.

2 goles son los que lleva anotados Brian Rodríguez con la camiseta aurinegra; el primero fue el año pasado contra Boston River y el segundo contra Rampla.

1 título ha conseguido desde que defiende a Peñarol: obtuvo el Campeonato Uruguayo del año pasado en el que jugó ocho encuentros.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...