Agro > ZAFRA DE VERANO

Buen estado de las sojas entusiasma a los agricultores

A pocas semanas de la cosecha, las últimas lluvias dejaron a los cultivos en un estado óptimo; se precisan rindes elevados para que haya un margen positivo

Tiempo de lectura: -'

18 de marzo de 2019 a las 15:47

Las lluvias que hubo durante los últimos días no generaron dificultades en las chacras donde se desarrollan los cultivos de verano, afirmó a El Observador Edgardo Rostán, presidente de la Cámara Uruguaya de Servicios Agropecuarios (CUSA), quien destacó que desde su óptica “siempre es mejor un verano llovedor, sin caer en excesos obviamente, que un verano seco”.

Esa realidad de un verano con lluvias frecuentes, como las hubo este verano, genera por otra parte un mejor estado de ánimo en el sector agricultor y también en el ganadero, derivado del buen estado general de sojas, maíces y sorgos, con relación a lo que pasó en el verano pasado, cuando hubo una sequía intensa que se tradujo en pérdidas económicas de gran magnitud para el sector y todos los operadores vinculados, con perjuicios que siguen en muchos casos con soluciones pendientes.

Rostán dijo que en la zona en la que trabaja, con Ombúes de Lavalle (Colonia) como epicentro, hubo lluvias de entre 50 mm y 100 mm en los últimos días y eso lejos estuvo de ser un problema.

“Los cultivos se ven lindos, en general esa es la realidad aunque puede haber alguna excepción. Tenemos un sistema radicular que en general no está muy profundizado porque hemos tenido agua siempre, no se notan los problemas que aparecen cuando falta agua. Se hicieron las últimas curas y no hay problemas con chinches, no apareció nada de eso”, explicó.

Comentó que recientemente visitó el campo de un vecino, donde están de las primeras sojas sembradas “y pude ver que hay hojas que empezaron a morir, un síntoma claro de que estamos en la última etapa reproductiva”, por lo que en ese caso se está próximo a la cosecha, que puede activarse en 20 días más o como mucho un mes.

 

 

Todo "pinta bien" en las sojas

Las sojas, destacó, “están muy lindas, están hermosas, tenemos muchas esperanzas, mucha fe en por fin tener un buen año con la soja”.

Las sojas de primera “están excepcionales” y las de segunda tardía más complicadas por problemas que hubo de excesos hídricos durante el cambio de año “ya se acomodaron”, gracias a una mejoría espectacular que aparece luego de algunas lluvias y si hay enseguida horas de sol y calor.

Faltan algunas semanas para cosechar pero, dijo, “todo pinta bien”, con baja incidencia de plagas y problemas sanitarios.

En ese marco, con el valor actual por la oleaginosa, de algo más de US$ 320 por tonelada, el productor está obligado a lograr un rendimiento elevado, que sea incluso récord con base en el promedio nacional, para obtener un margen de rentabilidad positiva.

Indicó que, si se paga renta por el campo (suele rondar los 800 kilos por hectárea), “hay que sacar 3.200 kilos para no perder”, aunque aclaró que las cuentas cambian “de chacra en chacra”.

Por lo tanto, los denominados productores de punta están este año en condiciones de cerrar bien las cuentas y comenzar a corregir, de la mano de la reciente buena campaña de invierno, los severos problemas derivados de la cosecha del año pasado, considerara la peor de la historia, con rendimiento promedio a nivel nacional apenas superiores a los 1.000 kilos por hectárea.

Para el resto hay que ver, como se dijo, caso a caso para saber si se empatará, si habrá una pérdida leve o una ganancia que les permita de a poco “acomodar el bolsillo”.

 

 

 

Maíz: alegría por el rinde, tristeza por el precio

Con relación al estado de los maíces, dijo que se han dado rendimientos muy buenos, con muchas chacras de 9.000 o 10.000 kilos e incluso algo más, claramente eso por encima del récord nacional que se sitúa entorno a los 7.500 kilos.

En ese caso, con una producción nacional que puede ser un doble récord, en volumen y rendimiento por hectárea, el problema es el bajo precio, que incluso sigue descendiendo y está apenas por encima de los US$ 100 por tonelada.

No solo el precio es bajo, es más, no hay compradores para el grano húmedo. El consumidor habitual de ese maíz son los ganaderos y tamberos y especialmente los productores de leche no tienen recursos para invertir en ese alimento, “no tienen plata”, por lo tanto no se están dando los negocios entre productores.

Por lo tanto, expresó, es habitual ver que el agricultor espere para cosechar que el grano baje la humedad en la planta, para no pagar flete “por agua” ni secado.

 

 

 

CUSA y la Expoactiva Nacional

En otro orden, Rostán recordó que una vez más CUSA estará en la Expoactiva Nacional que organiza la Asociación Rural de Soriano (ARS), muestra que comenzará este miércoles 20 y se extenderá hasta el sábado 23, en el establecimiento El Túnel, a la altura del km 253 de la ruta 2, próximo a las localidades Mercedes, Dolores y Palmitas.
En ese ámbito, como ha sucedido en las últimas ediciones de la tradicional muestra de tecnología activa vinculada al sector de los agronegocios, CUSA junto con la ARS entregarán premios a las propuestas más innovadoras.
Además, adelantó Rostán, la cámara que preside entregará una distinción especial al Instituto Plan Agropecuario, entidad a la que se considera un puntal en la generación y difusión de tecnologías para la mejora de los distintos manejos en el sector agropecuario.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...