Nacional > DECISIÓN

Carámbula descartó ser candidato a la presidencia del Frente Amplio

Carámbula habló sobre Cosse, Orsi y otros dirigentes del FA, analizó la gestión del gobierno de Lacalle Pou y dijo qué debe hacer la fuerza política de izquierda pensando en 2024

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2020 a las 11:22

Marcos Carámbula anunció que no será candidato a la presidencia del Frente Amplio (FA), considerando la existencia de una diversidad de candidaturas y que él prefiere que haya un candidato por “consenso”.

“Si en el FA predomina la idea de múltiples candidaturas y convocatoria a elecciones, la respeto profundamente. Mi postura, netamente personal, es que tiene que haber una candidatura de consenso”, afirmó Carámbula en una entrevista que concedió a La Diaria.

Tras días en los que hubo una “lluvia de nombres” de candidatos a presidir el Frente Amplio, Carámbula fue consultado sobre algunas figuras de la fuerza política ya consolidadas y otros nombres de “jóvenes”.

Sobre Yamandú Orsi mencionó: “Hoy es un formidable cuadro. Tiene inteligencia, sensibilidad y contacto con la gente”. De Carolina Cosse dijo: “Es un ejemplo de cómo asumir una oposición responsable, con diálogo, pero al mismo tiempo con firmeza”.

También aludió a la “emergencia” de otros dirigentes: Gonzalo Civila, Óscar Andrade, Mario Bergara, Charles Carrera, Alejandro Sánchez, Martín Couto, Verónica Mato. “Dirigentes jóvenes y muy pujantes”, afirmó.

Sobre si Cosse y Orsi son las figuras para 2024, respondió: “Son referentes de lo que va a ser esta construcción colectiva del FA a futuro”.

El 25 de abril de 2021 el Frente Amplio celebrará sus elecciones internas. Además de medir los votos de los sectores que forman parte de la coalición –y definir su representación en organismos internos–, ese día está previsto que se elija al sucesor de Javier Miranda en la Presidencia del partido. 

El gobierno de Luis Lacalle Pou

En otros aspectos, Carámbula consideró que el gobierno que lidera Luis Lacalle Pou “está haciendo lo que siempre dijo que iba a hacer. No deja de ser otra cosa que el herrerismo de los años 90 pero con lenguaje moderno. Tiene una concepción muy nítida del Estado, del rol de las empresas públicas y del mercado”, evaluó sobre el gobierno. A su entender, es un modelo “más pragmático” y “explícito” que el que promovió su padre, Luis Alberto Lacalle, y a su vez la pandemia lo ha obligado a jugar un rol desde el Estado que “no imaginaba”.

También opinó que los altos niveles de aprobación del presidente están relacionados con algunos aciertos vinculados a la pandemia, como convocar al Grupo Asesor Científico Honorario o apostar, “con inteligencia, a la responsabilidad y solidaridad de los uruguayos”.

“Falso dilema de represión de los jóvenes”

Consultado sobre cómo ve al FA como oposición, expresó: “Ha actuado muy bien en el análisis de presupuesto, ha dado una gran batalla con respecto a la ley de urgente consideración (LUC) y se apronta ahora a definir con las distintas expresiones del movimiento social la estrategia para juntar las firmas para el plebiscito. También hace bien en seguir atentamente el modelo de seguridad. El FA tiene que estar atento a que no se instale un falso dilema de represión a los jóvenes y, en cambio, se instale un dilema real sobre la construcción de ciudadanía, convivencia y seguridad”.

A propósito de desafíos para el nuevo comando del Frente Amplio, Carámbula señaló como clave evolucionar de la actual característica de fuerza política “Montevideo-céntrica” y que para eso no es suficiente con “recorrer el interior”, que es fundamental capitalizar las experiencias de gestión en los departamentos donde la coalición de partidos de izquierda gobernó y que el objetivo debe ser ganar las próximas elecciones, pero que antes “nos tenemos que preguntar para qué. Ese es para mí el gran tema del debate”.

Mencionó que hay ejes clave como ir hacia una República de derechos en 2025, hacia la afirmación de la democracia; crear un modelo productivo con una apuesta a la sustentabilidad ambiental, que se base en la soberanía alimentaria, la agricultura familiar y la defensa de la agroecología: el rol del Estado, considerando que “la pandemia mostró que aquellos estados donde la salud quedó en manos del mercado colapsaron”; el rol de las Fuerzas Armadas, “porque sigue predominando la doctrina de la seguridad nacional”; y también, a modo de autocrítica, admitió: “Otro elemento central es que logramos reducir la pobreza y la indigencia, pero no logramos superar la marginalidad”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...