Fútbol Internacional > FÚTBOL

Cavani volverá a PSG en medio de una guerra de pasiones y vanidades

Edi se apresta a regresar a un PSG que tiene un cóctel complejo con la vuelta de Neymar, el desembarco de Icardi y la hinchada jugando su partido a favor del uruguayo

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2019 a las 05:04

La recuperación de Edinson Cavani, que se lesionó el 25 de agosto, va llegando a su fin. Su regreso a París Saint Germain se avizora, y su vuelta se producirá en un momento convulsionado del equipo parisino, tras el retorno del brasileño Neymar.

Cavani volverá al equipo en medio de un clima caliente, en medio de una guerra de pasiones y vanidades.

Pasiones porque la gente se manifestó en contra del retorno de un Neymar que había declarado que se quería ir.

Vanidades porque el brasileño tiene actitudes de estrella y parece haber puesto de su lado al francés Kylian Mbappé. A lo que se sumó el desembarco de Mauro Icardi, un argentino que va a pelear por un lugar en la ofensiva del club parisino.

La gente ya expresó su veredicto. Está con Edi. El uruguayo fue el único que siquiera se planteó el hecho de salir del club pese a que interesados por su concurso no faltaron, y se enfocó en la carrera para llegar a los 200 goles que espera marcar antes de fin de año. Lleva 196 tantos en 285 partidos.

Cavani puso el pecho tras un nuevo fracaso internacional del equipo. Se refugió en los campos de Salto para recargar pilas y regresó a París sin dejar dudas de su compromiso.

Neymar en cambio faltó a la cita, se incorporó tarde a los entrenamientos. Habló su padre, su entorno y hasta él sobre su salida de París. Coqueteó con Barcelona, Real Madrid y hasta en la lista de los clubes italianos.

Su actitud generó bronca en los hinchas. Y, como era de esperar, el día que el brasileño regresó al equipo se hicieron sentir. Lo reprobaron.

El último fin de semana, Neymar marcó el gol del triunfo ante Estrasburgo pero no fue suficiente. La hinchada no lo quiere.

Ney declaró al finalizar el partido en la zona mixta: “Si me quieren silbar no hay problema”, con un gesto risueño en su rostro.

El delantero brasileño fue centro de la polémica por su conflictiva relación con el club parisino. A la salida del encuentro el brasileño declaró: “Estoy muy tranquilo, sabemos todo lo que pasó, pero a partir de ahora soy jugador de París y si me quieren silbar a mi no hay problemas. Sé que para ellos (los hinchas) puede ser un poco complicado y difícil pero no tengo nada en contra de ellos. Cuando llegué hicieron una linda fiesta y eso lo voy a llevar siempre en el corazón. Esto de hoy me va a quedar en mi carrera pero puede pasar y ya sé que a partir de ahora jugaré siempre fuera de casa”.

La voz de Cavani

Cavani trató de mantenerse al margen de toda polémica. Su condición de profesional la expresa en plenitud hasta fuera del campo de juego.

A pesar de los choques que tuvo con Neymar, con el que discutió dentro de una cancha por la ejecución de un penal o un tiro libre, cuando el brasileño llegó con aires de disponer a su antojo de esas situaciones del juego sin respetar la historia que existía en el club, el salteño declaró en agosto: “Creo que todavía tiene mucho que darle al PSG. Le valoro mucho, es un niño con buen corazón".

Estas expresiones del uruguayo las brindó en una entrevista con Le Parisien donde posteriormente se refirió a la relación personal que lleva con Neymar.

“Se han dicho muchas cosas sobre nosotros. Es cierto que tuvimos disputas durante los primeros meses después de su llegada, pero es bueno venir a hablar y explicarse. Eso fue lo que pasó. Después, las redes sociales, la comunicación externa... Es exagerado, muchas cosas no son ciertas”.

Quedó claro que hubo problemas como lo expresó el propio jugador.

Por eso no llamó la atención que cuando Neymar regresó a entrenar con el club ninguno dos hiciera mención a nada.

No se saludaron ni pusieron fotos de uno u otro en redes sociales.

El pasado miércoles PSG volvió a la Champions, donde tiene una herida abierta además de una deuda grande, en el Parque de los Príncipes. Allí se dejaron ver y anduvieron a las risas en un palco el brasileño Neymar con el francés Kylian Mbappé quienes parecen haber hecho buenas migas.

Mbappé fue claro cuando se generaron dudas sobre el futuro de Ney diciendo: “Seguro, no quiero que se marche. Quiero que se quede con nosotros. He hablado de ello con él. Sabe lo que pienso de él y de su situación. Todo va muy bien entre nosotros. Nuestra relación está basada en la honestidad y el respeto. Como yo le respeto y admiro mucho, le he dicho lo que pienso de su situación”.

Las dudas de Mbappé

Mbappé, otra de las estrellas de PSG, llegó a un acuerdo con el club parisino en el verano de 2017. Semanas atrás pidió más cuota de protagonismo en su equipo, exigiendo más galones de los que ha tenido en la actualidad. Después de unos días de reflexión, el presidente Nasser Al Khelaifi lo declaró intransferible.

El hecho es que Mbappé sigue sin renovar su contrato que termina en 2022.

Y ahora Icardi con Wanda

En la hora de cierre del período de pases PSG sorprendió fichando a último momento al delantero argentino Mauro Icardi, otra competencia más para Cavani en la ofensiva.

El argentino no es problema. El tema es su representante, su esposa Wanda Nara que, cada vez que habla, genera un problema.

Para muestra… A los pocos días de que el delantero aterrizara en París declaró en el programa Morfi: “El PSG era la peor opción desde la organización familiar, hubiese sido más práctico aceptar una oferta de clubes italianos. Todas las relaciones tienen crisis, la de Mauro (Icardi) y el Inter empezó cuando se negó a ser traspasado en enero”, comentó Nara.

¿Y el técnico?

En medio de todo la problemática navega Thomas Tuchel, el entrenador. El hombre no la tendrá sencilla a la hora de resolver el equipo. Todos no pueden jugar. Hasta ahora no tuvo problemas porque al estar lesionados Cavani y Mbappé.

Cavani jugó en las tres primeras fechas de la Ligue 1, y salió lesionado a los 14 minutos del partido de PSG ante Toulouse, el 25 de agosto en el Parque de los Príncipes. Una resonancia magnética confirmó que el uruguayo sufrió una lesión en la cadera derecha.

Sin Cavani ni Mbappe, el camino quedó despejado para Neymar, quien también se perdió el estreno de PSG en la principal copa de Europa por estar suspendido. Esto, como declaró el propio entrenador, fue un alivio para la resonante victoria de PSG 3-0 ante Real Madrid en el debut en la Liga de Campeones.

“El potencial del equipo se resiente sin ellos, pero puede ser que la presión también. Quizás sin Neymar, Cavani y Mbappé no éramos favoritos y con ellos sí lo hubiéramos sido. Eso pudo ayudar a aliviarnos. Tenemos un gran equipo y necesitamos a todos los jugadores. Fue difícil encontrar a 16 en la convocatoria. La competencia es necesaria”, expresó en conferencia de prensa.

Se supone que cuando los tres estén óptimos volverán a conformar el tridente ofensivo. El tema es saber qué pasará cuando el equipo tenga que cobrar una falta cerca del área rival o un penal. Cavani es el dueño de las acciones de balón detenido. ¿Neymar volverá a discutir? ¿Qué actitud tomará Tuchel con el único jugador que jamás dudó de su permanencia en el club pese al interés de varios?

Pero a todo esto se suma la pasión de una hinchada que ya brindó su veredicto y ejercerá presión para que Cavani sea el dueño de un equipo que invierte millonarias sumas de dinero en procura de un objetivo que se le niega: ser el rey de Europa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...