21 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,40 Venta 41,60
5 de septiembre 2022 - 8:36hs

El “Rechazo” al proyecto de nueva Constitución Nacional para reemplazar a la de 1980 fue más categórico que lo que pronosticaban las encuestas: 61,9% de los votos frente al 38,1% del "Apruebo", según los datos finales del escrutinio. Por ende, en Chile sigue rigiendo la que impuso hace 42 años el dictador Augusto Pinochet.

El aplastante resultado fue festejado en las calles por caravanas de autos con banderas chilenas convocadas por los partidos de derecha. Estos habían proclamado su oposición antes aun de conocerse el texto definitivo del proyecto.

Hasta el excandidato de ultraderecha a la presidencia José Antonio Kast, quien había desaparecido de las cámaras tras ser derrotado por Gabriel Boric en las elecciones de diciembre, tuvo su minuto de gloria. "Presidente Boric: esta derrota es también su derrota", declaró.

Más noticias

"Como presidente, recojo con humildad este mensaje y lo hago propio. Hay que escuchar la voz del pueblo", dijo Boric en un mensaje a la nación tras anunciarse el resultado de inesperada contundencia, que superó los cálculos más optimistas de los bunkers del rechazo.

La opción por la negativa se impuso en una jornada con participación histórica de más de 13 millones de electores, de un total de 15,1 millones convocados a votar de forma obligatoria.

El voto contra la nueva Constitución se impuso en todo el país, incluso en las cárceles. Sólo entre los chilenos en el exterior venció el "Apruebo", reportó la agencia AFP. La excepción fue Beijing donde también ganó la opción conservadora, algo fácilmente explicable porque los votantes son funcionarios de grandes empresas con sede de negocios en la capital china.

Cómo sigue

El mandatario chileno advirtió sin embargo que la redacción de una nueva Carta Magna fue la salida a un "malestar (que) sigue latente" y que Chile no puede ignorar, en referencia al estallido social de 2019.

Como ya lo había adelantado semanas atrás, Boric se comprometió de inmediato a impulsar rápidamente un nuevo proceso constituyente que tocará a los legisladores dirigir.

En su mensaje a la Nación, con tono sereno, Boric llamó a las fuerzas políticas a "poner a Chile por delante".

El presidente de 38 años aseguró que, para atender las demandas reclamadas en las calles, "el Congreso Nacional deberá ser el gran protagonista".

"Me comprometo a poner todo de mi parte para construir un nuevo itinerario constituyente", dijo Boric en su mensaje a la nación tras el conteo de votos, que con el 99,4% de las mesas escrutadas arrojó un triunfo con 61,88% del "Rechazo", frente al 38,1% del "Apruebo".

Boric invitó a los líderes partidarios y legislativos a abrir “un espacio de diálogo transversal sobre los desafíos” que Chile debe “enfrentar como país para dar continuidad al proceso constituyente”.

La convocatoria, remitida en la tarde de ayer apenas se confirmaban los resultados contrarios al nuevo texto constitucional, es para este lunes a las 16 (hora de Santiago) en la sede gubernamental de La Moneda.

Pero no es claro que el convite sea aceptado en este momento que se asemeja a un reflujo del impulso desatado en 2019 con el estallido social.

El Parlamento con sede en Valparaíso está integrado en un 50% por la derecha. El resto se reparte entre independientes, socialistas y demócratas cristianos, también fraccionados en este proceso constituyente.

Para ello, el Congreso votó hace algunas semanas una nueva norma que exigen un quorum de 3/5 del voto de ambas cámaras para para imponer cambios al texto constitucional. Modificaciones que se harán, naturalmente, sobre la Constitución de Pinochet, que es la quedó vigente.

El proyecto rechazado hacia sido elaborado por una convención constitucional de mayoría de izquierda que mantenía una economía de mercado pero aspiraba a consagrar un nuevo catálogo de derechos sociales en materia de salud, aborto, educación y pensiones, con énfasis medioambiental y una "plurinacionalidad" indígena.

Las formaciones de derecha habían proclamado la consigna “Rechazar para Reformar”, algo cuestionado por la izquierda que negaba esa voluntad de cambio, ya que durante cuatro décadas no se había tocado en lo esencial la carta magna pinochetista.

"Es una derrota a la refundación de Chile", dijo Javier Macaya, presidente del partido ultraconservador UDI, que sin embargo no cerró la puerta a otra reforma constitucional. "Vamos a continuar (...) con el proceso constituyente, vamos a cumplir nuestro compromiso", prometió en rueda de prensa.

"Tremenda paliza del rechazo sobre el apruebo. Nadie anticipó esta distancia de más de 20 puntos porcentuales", indicó en twitter la socióloga Marta Lagos, fundadora de la encuestadora Mori, una de las que pronosticó el resultado, aunque no por tanta diferencia.

La realización del referéndum sobre una nueva Carta Magna, tras la gran revuelta social de 2019 en reclamo de mayor justicia social, había contado con el apoyo de casi 80% de los electores que votaron en un plebiscito en octubre de 2020 que lanzó el proceso constituyente.

La contundente victoria del rechazo se explica por el temor de una gran mayoría de que la propuesta constitucional anulara del todo a la oposición política, además de la falta de gradualidad en la implementación de las medidas que se proponían, explicó a la AFP el analista Marcello Mella, de la Universidad de Santiago.

Todas las encuestas habían anticipado el triunfo del "Rechazo" pero ninguna con tanta holgura.

La llegada de Boric al poder en marzo pasado fue saludada como el advenimiento de una nueva izquierda en América Latina. Este domingo, al enterarse del resultado en Chile, el presidente Gustavo Petro tuiteó desde Colombia: "Revivió Pinochet", en referencia a la dictadura (1973-1990) que forjó la Constitución vigente, un texto apenas enmendado desde entonces sólo para quitarle sus aspectos más autoritarios.

Según el diario conservador El Mercurio en su edición digital de la madrugada, además de los festejos se registraron incidentes protagonizados por partidarios del Apruebo en la zona de Plaza Italia, y en Huechuraba y en Vaquedado, en la zona suburbana. Pero Carabineros no reportó detenciones.

Temas:

Chile

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos