Agro > MERCADOS

Cierre de año con mercado pesado para la soja en Chicago

Pesa la insuficiente demanda china en medio de negociaciones entre ese país y Estados Unidos; en lo local se aprovechó la falta de lluvias para cerrar la siembra

Tiempo de lectura: -'

27 de diciembre de 2018 a las 21:07

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Los mercados agrícolas cerraron el año con pesadez, con una fuerte volatilidad y desplomes en las plazas financieras y en el petróleo. En Chicago los futuros de los principales granos operaron en mínimos en un mes.

En la soja pesó negativamente la falta de nueva demanda desde China, a pesar que desde Washington y Beijing se insiste sobre la buena marcha de las conversaciones en medio de la tregua comercial por 90 días.

Los exportaciones estadounidenses de soja en lo que va de la campaña 2018/2019 (setiembre-agosto) se ubican 41% por debajo de un año atrás, cuando el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) proyecta una caída de no más de 11% en las ventas externas.

Sin un empuje de la demanda china no se reactivarán suficientemente las exportaciones desde EEUU, lo que deja una abultada oferta de soja sin vender.

Mientras China y EEUU negocian, comienzan las primeras cosechas en Brasil, lo que agrega presión de oferta al mercado.

Justamente en Brasil hay algunas luces casi amarillas en cuanto al potencial de producción, debido a las altas temperaturas y lluvias escasas en algunas regiones productoras. En esta semana algunas consultoras bajaron sus estimaciones de cosecha a un nivel inferior a la zafra anterior.

Por ahora esto no es convalidado por el resto de las empresas y dependerá de la evolución de las lluvias hasta las primeras semanas de enero. También en Paraguay el déficit de lluvias dejaría una producción algo inferior a la esperada por el mercado.

Con la abultada oferta en Estados Unidos, el impacto de lo que suceda en Brasil es limitado en la medida que no se confirmen pérdidas relevantes en términos productivos.

En la plaza local la atención estuvo en los últimos días en aprovechar la ventana climática para resembrar y continuar con la implantación del área que resta de soja de segunda, antes de un nuevo ingreso de precipitaciones.  En general, se considera que el área estará dentro de lo esperado inicialmente, aunque puede haber algún cambio puntual a otros cultivos o zonas complicadas que se dejen sin sembrar.

A nivel comercial no hay oferta, tanto en Uruguay como en Argentina. Si bien Chicago ha bajado en las últimas semanas, las primas siguen siendo débiles, lo que arroja precios para la soja nueva no muy por encima de los US$ 300 por tonelada.

En trigo el mercado va evaluando el impacto en la calidad por los fuertes episodios de lluvias. A nivel oficial se estimaba que quedaba por cosechar alrededor del 15% del área país antes de las precipitaciones de mediados de mes.

Se ven bajas en el nivel de peso hectolítrico y también caídas en el falling number. Para los problemas de peso hectolítrico hay cierto margen de mezcla, teniendo en cuenta la buena calidad de lo cosechado antes. En este caso hay un volumen que podrá mezclarse y otro que puede recibir precios de trigo forrajero sobre US$ 150-US$ 155 por tonelada o comercializarlo para ración en el mercado interno.

En los lotes con problemas de falling number no hay casi margen para mezclar, por lo que se trata de oferta que se destina al mercado forrajero interno, lo que puede ser un factor bajista para el mercado de maíz. Esto, en un escenario de altos potenciales productivos para el cereal que comenzará a cosecharse sobre febrero. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...