Nacional > Propuestas

Cinco "compromisos" y cinco frases para evaluar a Lacalle al fin de su mandato

Desde el ahorro de US$ 900 millones a la reorganización del Mides 

Tiempo de lectura: -'

25 de noviembre de 2019 a las 05:01

“Si al gobierno le va mal es responsabilidad exclusiva mía y yo me voy a hacer responsable. No voy a buscar en otro lado los culpables”. “A la delincuencia se le terminó el recreo”. “No se cierran más escuelas rurales”. “Vamos a respetar el derecho a huelga pero queremos proteger la libertad de trabajar del que quiere trabajar”. “Si gana el Partido Nacional se terminó el aumento de impuestos, de tarifas y combustibles”. Palabras más, palabras menos, Luis Lacalle Pou repitió esos conceptos una y otra vez en los cientos de discursos que dio durante toda la campaña electoral, que para el presidente electo comenzó el 5 de febrero.

Entre salidas al interior, actos en Montevideo y presentaciones programáticas, Lacalle Pou realizó varias propuestas, que se comprometió a llevar adelante si era electo presidente. Porque para el líder nacionalista, sus palabras no implicaban promesas sino “compromisos”. Ahora que la mayoría de la ciudadanía lo eligió para encabezar el Poder Ejecutivo, Lacalle Pou y su equipo deberán llevar adelante aquello con lo que se “comprometieron”. El Observador seleccionó cinco promesas de campaña que fueron reiteradas por el candidato y que se encuentran en su programa de gobierno.

Ahorrar US$ 900 millones al año durante el quinquenio

Fue uno de sus primeros anuncios. El candidato nacionalista aseguró que de ser presidente, el gobierno se dispondría a ahorrar US$ 900 millones anualmente, en diferentes rubros, como publicidad estatal, contratación de funcionarios y gerenciamiento de obras públicas, entre otras.  Para llegar a ese cifra, el equipo liderado por la ministra de Economía designada, Azucena Arbeleche, analizó documentos de la Auditoría Interna de la Nación, la Rendición de Cuentas 2017 y un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del año pasado que indica que el malgasto en compras públicas y en la remuneración a los empleados representa un 3,7% del PIB local. Si bien el acuerdo programático al que suscribieron todos los socios de la coalición no menciona específicamente los US$ 900 millones, sí destaca que apuntarán a “un gobierno con las cuentas en orden”, algo que resume el espíritu de ese ahorro al que se comprometieron y que, por ende, pondrán en práctica en 2020.

El programa de gobierno que Lacalle Pou presentó en abril, menciona cinco maneras en las pretenden llevarlo a cabo. En primer lugar, a partir de los gastos en salarios de funcionarios públicos. Según indica el documento, “en 2017 hubo 26.166  bajas de funcionarios públicos por todo concepto” que si no se cubrieran anualmente el 21% de esas vacantes “generaría un ahorro de US$ 100 millones anuales”. Esos US$ 100 millones dejan por fuera al personal que se dedica a tareas asistenciales, docentes y personal ejecutivo del Ministerio del Interior.

En segundo lugar, propone ahorrar US$ 132 millones en servicios no personales. Eso implica “contratos de servicios que se ejecutan con especificaciones que muchas veces no reflejan las reales necesidades del servicio, no se controlan en debida forma y se prolongan innecesariamente en el tiempo”. También estima un ahorro de US$ 100 millones en gerenciamiento de obra pública. Dentro del ahorro proyectado, 40% corresponde a “una gestión más eficiente de las empresas públicas” sin incluir cambios estructurales en sus negocios más relevantes. Un último punto fue destinado a “otras líneas de ahorro”, que implica ocho áreas de trabajo por un ahorro de unos US$ 220 millones.

No aumento de impuestos, bajar las tarifas y cuidar a pequeños empresarios

Uno de los planteos que Lacalle Pou y su equipo realizaron durante toda la campaña fue el de mejorar la competitividad en todos los sectores económicos. Para eso, se comprometieron a que el gasto público sea más eficiente y, en esa línea crear una regla fiscal. También aseguraron que no habrá aumentos de impuestos. En el documento firmado por todos los socios, aseguran “avanzar hacia precios de combustibles que sean competitivos con la región y el mundo, introduciendo gradualmente acciones que transparenten y racionalicen el mercado, buscando trasladar a los consumidores las eficiencias obtenidas”. A su vez, se comprometieron a promover las micro, pequeñas y medianas empresas con tributos que tengan que ver con lo que verdaderamente facturan y otras medidas que los ayuden a que sus emprendimientos despeguen.

Reactivar el rol de las comisarias

Lacalle Pou lo repitió en cada discurso: para que la seguridad mejore, está convencido de que se le debe devolver el respaldo a la policía que, cree, actualmente no tiene. Para eso, los blancos impulsarán la legítima defensa policial presunta y la policía volverá a estar presente en los barrios y pueblos, con las comisarías como local central.  Como primera medida, Lacalle Pou anunció en sus discursos que se reunirá el 2 de marzo con ministro, subsecretario y jefes policiales de todos los departamentos. También se declarará la emergencia nacional en seguridad.

Fortalecer centros educativos

En educación, Lacalle Pou se comprometió a modificar el estatuto docente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) para que los docentes no asciendan solo por antigüedad sino por formación y evaluaciones. El documento firmado por todos los partidos indica que habrá un plan de instalación de centros modelo de educación media en barrios vulnerables que funcionará con una nueva modalidad educativa de la ANEP.

Reorganización del Mides y acceso a la vivienda

Otro de los puntos en los que ha insistido durante la campaña es en la reorganización del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para redefinir sus estrategias. En ese marco, se plantean darle prioridad a la primera infancia, mejorar “la eficacia” de las asignaciones familiares y otras transferencias monetarias y desarrollar políticas sociales en las que las familias sean protagonistas. También se comprometieron a fortalecer el programa Mevir, que actualmente está pensado para las viviendas rurales. El objetivo de los blancos es que en diez años se tienda a que en Uruguay haya cero asentamientos.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...