Agro > Achique empresarial

Costos elevados, el motivo que obligó a Isusa a recortar en 160 puestos su plantilla

La agencia Fitch Ratings bajó la calificación de la empresa uruguaya porque advierte una debilitada liquidez con vencimientos de deudas concentrados en el corto plazo 

Tiempo de lectura: -'

03 de mayo de 2019 a las 05:01

Con un mes de anticipación, la empresa industrial química Isusa comenzó un proceso de reestructura de sus operaciones debido a pérdida de competitividad, anunciando el el recorte su plantilla de 170 trabajadores de un total de 550 trabajadores. 

Según supo El Observador, serán enviados a seguro de desempleo 110 trabajadores, mientras que otros 60 pasarán a retiro voluntario. Así, la firma  uruguaya que cuenta con seis plantas industriales en el país y tiene su sede central en Ciudad del Plata (San José), se mantendrá con algo más de 300 funcionarios en actividad.

 Además, se baraja la posibilidad de que -en el corto plazo- la mitad de los que se acoplaron al subsidio por desempleo, puedan volver a trabajar.

Después de un 2018 que culminó con un resultado negativo por “aumento de los costos de operación frente a la evolución del tipo de cambio real y las caídas de precios internacionales” que produjeron pérdida de competitividad, Fitch Ratings bajó el pasado 30 de abril la calificación de la empresa de BBB + a BBB -, según consta en la web del Banco Central del Uruguay.

La calificadora sostiene que ante la reducida generación de flujo explicada por los menores niveles de precios en los últimos años y la magnitud de su estructura de costos “resulta ineficiente para el tamaño del mercado”.

Por su parte, el gerente general de Isusa, Hugo Ramírez, dijo a El Observador que la “reestructura necesaria de la empresa sigue confirmada”, aunque se están discutiendo los pormenores de las condiciones que afectan a los temas salariales.

El ejecutivo agregó que el fin de la reestructura es reacomodar las actividades con el fin de lograr una mayor productividad y eficiencia, logrando también un aumento en las disponibilidades.

Sobre este punto, Fitch aseguró que la empresa tiene una debilitada liquidez, a raíz de algunos vencimientos concentrados en el corto plazo, lo que implica “que la compañía enfrente un incrementado riego de refinanciación”.

Sin embargo, la calificadora aclaró que estima que en el corto plazo se generen los flujos necesarios para afrontar los vencimientos de las obligaciones, tras la importante reducción en los costos asociados al capital de trabajo, pero necesitará de todas formas un refinanciamiento de su deuda bancaria. A diciembre de 2018, la deuda total de Isusa ascendía a US$ 69 millones.   

Con respecto a los laudos y costos salariales, en el caso por ejemplo de mezcla de fertilizantes la competencia se encuentra en el sector logístico y de comercio, mientras que Isusa está toda incluida dentro de la industria química, con costos laborales y ajustes surgidos de los Consejos de Salarios muy por encima que en el otro sector.

A su vez, Ramírez explicó que si se tienen en cuenta los beneficios que otorga la firma los salarios que paga Isusa están “un 60 o 70% por encima del laudo del sector químico”.

“La asimetría de costos en los fertilizantes con la competencia es bastante desigual. Hay exigencias de calidad y condiciones laborales que tienen que ver con lo medioambiental, de salud pública y del Ministerio de Ganadería, que a empresas que importan se les facilita mucho más”, denunció el ejecutivo de Isusa.   

Negociación con sindicato

Después de la propuesta presentada en primera instancia durante los primeros días de abril al sindicato por parte de la empresa, el gremio de trabajadores realizó una contraoferta que se está analizando. De todas formas, Ramírez dijo que tanto los retiros voluntarios como cantidad de gente que va a ir a seguro de desempleo ya está decidido.  

En tanto, se negocia sobre cuáles serán los costos y salarios de los que quedan trabajando -con posibles reducciones-, que no va a afectar los niveles de productos y servicios, aclaró Ramírez.

“Las plantas de ácido sulfúrico, sulfato de aluminio, superfosfato van a seguir operando con la misma normalidad de siempre, mientras que los servicios de carga y distribución dependerá de la demanda que se tenga del mercado”, informó el ejecutivo.   

Pérdida de licitación

Un agravante a la situación económica de la empresa fue la pérdida de una licitación para suministrar sulfato de aluminio a OSE. 

Aunque la licitación había sido otorgada a Isusa en setiembre del año pasado, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), Sebastián Azpiroz, dijo al portal Ecos que el ente estatal bajó los estándares técnicos exigidos, lo que permitió el ingreso de una empresa extranjera.

Según el sindicalista, una vez conocido el resultado de la licitación, la empresa importadora turca Habilis impugnó la licitación, reclamando a OSE una baja en “los niveles de acidez y aumento en el plazo de entrega". OSE aceptó y, aunque Isusa quiso bajar los costos, la empresa extranjera fue finalmente la ganadora de la concesión.

Desde OSE se aseguró a Ecos que el proceso de licitación se realizó “dentro del marco normativo vigente” y a través de un comunicado se esgrimió que “se dio cumplimiento a todos los requisitos y controles establecidos en el texto ordenado que regula las compras estatales, lo que garantizas las condiciones de transparencia y competencia correspondientes”. 

En tanto, Isusa  presentó un recurso de revocación para que se anule dicha decisión. El importe estimado entre las dos licitaciones que reclama la empresa industrial uruguaya supera los US$ 2 millones. 

Además de entender que hay algunas irregularidades, Ramírez dijo a El Observador que también hay que poner en consideración que Isusa aporta al Estado unos US$ 7 millones entre aportes patronales y de los trabajadores al Banco de Previsión Social e impuestos. "Si no produce, un eventual seguro de paro le genera al Estado un costo por los seguros e impide el ingreso de esos aportes. El gobierno debería analizar la cuenta país", expresó el ejecutivo. 

 

Isusa fue fundada en 1947 y empezó a funcionar formalmente en 1951. Principalmente produce diferentes fórmulas de fertilizantes, compuestos sólidos y líquidos y productos químicos como sulfato de alúmina y ácido sulfúrico. Es el único productor de fertilizantes en Uruguay con una participación del mercado de aproximadamente 43%, mientras sus competidores son importadores. Exporta a Argentina, Paraguay y en menor medida a Brasil, aunque principalmente trabaja para el mercado doméstico. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...