The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Culos y senos ajenos

Crece el número de celebridades estadounidenses acusadas de manoseo

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2017 a las 05:00

La palabra groping tiene varias traducciones al español; "andar a tientas", una de ellas. También: "meterle la mano a" y "magrear", entre cuyos sinónimos figuran "manosear", "acariciar", "palpar", "tocar", "sobar". Otra acepción sería: "tocamiento impúdico". Así como en México hay bandas "gruperas", que tocan canciones ideales para bailar, más al norte, en Estados Unidos, hay una epidemia de hombres "groperos", es decir, tocadores de mujeres que no son sus esposas, novias, ni prometidas. En otras palabras, andan metiendo sus manos donde no deberían.

Las denuncias contra hombres famosos manoseadores, no famosos por andar manoseando sino famosos por tener estatus de celebridad en alguna disciplina, se acumulan a ritmo record, y varias figuras de reconocible notoriedad han caído en desgracia debido a denuncias de mujeres que los acusan de groping: de haberles tocado los senos o el culo sin consentimiento.

Se trata de descarados profesionales a los que antes en Uruguay se les llamaba "mano larga", es decir, expertos en "palpar" en ómnibus cuando están llenos o en espacios atestados de gente. Los acusados estadounidenses no viajan en ómnibus pues el dinero les sobra, lo cual lleva a preguntarse: ¿qué necesidad tenían de arriesgar todo, prestigio y posición, por andar magreando a colegas femeninas?

¿Desconocen el arte de la seducción, mucho más interesante y sofisticado que el de la violencia corporal? La lista de acusados es extensa y en ella aparecen figuras de diferentes niveles de la vida pública: actores, directores de cine, genios de la tecnología, periodistas, senadores, diputados, etc.

A Roy Moore, actual candidato del partido republicano al senado del país, lo acusan de haber andado tocando a adolescentes cuando él tenía 30 años de edad. Lo consideraban un peligro para las cheerleaders (palabra que, como groping, tiene varias traducciones), que son las muchachas de pollerita corta que alientan a los equipos deportivos saltando y bailando durante los partidos.

Sin embargo, otro que ha sido sindicado como "gropero", Donald Trump, le ha dado su apoyo a Moore y dijo que desearía verlo en el senado. El presidente se ha hecho un experto en andar manoseando a la credibilidad.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...