13 de junio 2024
Dólar
Compra 38,05 Venta 40,45
18 de diciembre 2022 - 17:57hs

Los objetivos de proteger el 30% de la Tierra para 2030 y aumentar la ayuda internacional para resguardar la biodiversidad en el planeta son los aspectos centrales del proyecto de acuerdo vinculante presentado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP15) por China, país que ejerce la presidencia del foro reunido en la ciudad canadiense de Montreal.

El texto, que intenta responder a la necesidad de acciones urgentes para salvar la flora y la fauna silvestre, deberá ahora ser aprobado por el pleno de la conferencia y, en tal caso, constituirse en la hoja de ruta mundial durante la próxima década con miras a detener la acelerada pérdida de especies y la degradación de los ecosistemas.

El documento, además, recoge el reclamo de los pueblos originarios al destacar que los pueblos indígenas son los guardianes del 80% de la biodiversidad de la Tierra, una demanda ampliamente reclamada por representantes de estas comunidades durante la cumbre.

Más noticias

EL texto, en un intento por resolver el tema financiero, propone reunir "al menos 20.000 millones de dólares" al año en ayuda internacional para 2025 y "al menos 30.000 millones para 2030"; cifras que sin embargo están muy lejos de los US$ 100.000 millones anuales que reclaman los países en desarrollo a las mayores economías del mundo, las principales responsables de la degradación del planeta.

Tras la divulgación del proyecto de acuerdo, se esperan nuevas e intensas negociaciones, cuando tendrá lugar una nueva sesión plenaria. “La protección del 30% del planeta es el mayor compromiso de la historia con la conservación de los océanos y la tierra", se congratuló Brian O'Donnell, director de la ONG Campaign for Nature.

"La conservación a esta escala le da una oportunidad a la naturaleza. Si se aprueba, las perspectivas para leopardos, mariposas, tortugas marinas, bosques y poblaciones mejorarán notablemente", agregó.

Sin embargo, Sue Lieberman, de la oenegé Wildlife Conservation Society, señaló que "algunos aspectos no son lo suficientemente ambiciosos y se centran en 2050, demasiado lejos en el futuro", postura en línea con la advertencia de los científicos que señalan que el 75% de los ecosistemas están alterados por la actividad humana y más de un millón de especies están en peligro de extinción.

"No es un documento perfecto, ni un documento que deje a todos felices, sin embargo es un documento basado en los esfuerzos de todos nosotros en los últimos cuatro años", había dicho el sábado sobre el texto Huang Rinqiu, ministro de Medio Ambiente de China.  "Hemos hecho enormes progresos", celebró su homólogo de Canadá, Steven Guilbeault, coanfitrión de la cita, que no pudo celebrarse en China a causa del Covid-19.

Este marco normativo debería suceder al plan de diez años firmado en Japón en 2010, que no logró casi ninguno de sus objetivos, un fracaso atribuido a la falta de mecanismos de seguimiento, algo que prevé el proyecto de acuerdo, pero cuyos detalles siguen siendo materia de debate. 

Además de los subsidios, los países de menores recursos también presionan duramente para la creación de un fondo global dedicado a la biodiversidad como el obtenido en noviembre en la cumbre del clima en Egipto. No obstante, los países ricos, especialmente Francia, se resisten y prefieren reestructurar el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) ya existente, así como buscar en el sector privado y en donaciones filantrópicas.

El proyecto de acuerdo, propuesto por China, debe ser aprobado por los 196 signatarios del Convenio sobre la Diversidad Biológica antes de que finalice la cumbre en el marco de un debate en el que las naciones de bajos ingresos señalan que los países desarrollados se enriquecieron al explotar sus recursos y, por lo tanto, se les debe pagar para proteger sus propios ecosistemas.

 

 

Temas:

ONU Biodiversidad COP 15

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos