Cargando...
Daniel Castro

Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Daniel Castro contó por qué no se despidió al aire tras ser desvinculado de canal 4

El periodista habló de sus proyectos y del estado de la profesión en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2022 a las 13:33

A casi un mes de que se anunciara su salida de canal 4, tras un acuerdo motivado por una reestructura interna que determinó el final de su etapa como conductor del noticiero central Telenoche y de programa de debate Todas las voces, Daniel Castro prepara su regreso a la pantalla con un programa en la televisión del interior, y aprovecha la pausa para “tomar impulso”, aunque adelantó que ha tenido algunas charlas —informales, aclara— sobre nuevos proyectos en los medios. 

Castro ingresó a canal 4 en 1996, cuando se incorporó al equipo periodístico de Monte Carlo Televisión, donde estuvo a cargo de la coordinación de noticieros y del espacio de entrevistas. En 2014 se fue a El Espectador, y en 2015, tras la salida de Fernando Vilar, volvió para conducir la edición central de Telenoche

El pasado setiembre culminó ese vínculo, una despedida sobre la que Castro habló con El Observador, así como sobre cómo seguirá adelante su carrera en los medios y cómo ve el periodismo y los noticieros uruguayos actualmente.

¿Cómo recibió el anuncio de parte del canal y cómo lleva su salida de Telenoche y Todas las voces?

Es el cierre de una etapa que se dio en los términos que deben darse estas relaciones profesionales, con corrección, con agradecimiento, con lecciones aprendidas y con un nuevo aire para tomar impulso. Hay respeto por lo hecho y el deseo de que a cada uno le vaya mejor. Me lo comunicaron en una reunión de gente profesional, de caballeros que se conocen desde hace mucho tiempo, que demandó unos siete minutos y después vino lo que ya se sabe y se manejó públicamente. 

Originalmente estaba previsto que se despidiera al aire y eso finalmente no sucedió, ¿fue una decisión suya?

Fue una decisión personal. El canal había sugerido y aceptado la despedida al aire. Eso fue un viernes, y en el fin de semana se dijo todo lo que debía decirse, se publicó una carta interna del canal explicando las razones, yo publiqué en mis redes sociales lo que pensaba en ese momento, y entendí que no tenía demasiado sentido agregar más, porque fueron muchos años allí, y no quería que lo emocional me jugara una mala pasada y terminara empañando un buen momento. Esa fue la razón de esa decisión. Ahora con la virtualidad en las comunicaciones creo que ese mensaje llegó a toda la gente que tenía que llegar, sentí el abrazo de la gente y tal vez fue mucho más directo despedirme por las redes que si lo hubiera hecho en la pantalla.

Hace algunos días se anunció que conducirá un programa en canal 11 de Maldonado, Este es el plan. ¿Cómo surgió ese proyecto?

Ya estaba en desarrollo desde antes de lo de canal 4, por lo que el cierre de esta etapa me dio más tiempo para dedicarme a un producto que tiene que ser de calidad, y en definitiva lo llevo adelante con mucho entusiasmo. Me parece que en esa zona del país se está dando una nueva centralidad que hay que atender, y esa fue la idea original. Centrado en Maldonado y con Punta del Este como referencia, que hace años dejó de ser una ciudad exclusivamente balnearia, se comporta como un punto de referencia regional todo el año. Está el impulso inmobiliario de siempre pero ahora hay un número de inversiones en áreas como la educación, la salud, el audiovisual, y un florecimiento vigoroso de esa “Toscana de América”, como se la llama, esa campiña esteña que vive un redescubrimiento, la futura zona franca. Es un fenómeno que tiene que estar bien planificado, y ser equilibrado, con el derrame necesario hacia la población de la zona.

El periodista dejó Canal 4 en setiembre tras una restructura interna

¿Ha recibido propuestas de medios en este mes que pasó desde su salida del canal?

Sí, hay alguna cosa. Mi vida es el periodismo, es mi pasión. Tal vez este impasse sirva para tomar aire e impulso y proyectarme con energía a lo que pueda venir. Acá somos pocos y nos conocemos todos, así que mentiría si dijera que no hay charlas, pero más desde un lugar amistoso en principio, aún no hay charlas formales. 

¿Cómo ve al periodismo uruguayo en este momento?

Creo que sigue siendo un periodismo en términos generales muy bueno, muy sólido. Muy libre también. Basta repasar la grilla de un canal de televisión, el dial de la radio o pasar por un kiosco para darse cuenta de que hay una multiplicidad de perfiles y un ejercicio de la responsabilidad en el oficio y en la profesión. También los tiempos son muy dinámicos y se ha impuesto un estilo de periodismo de opinión, lo cual está muy bien para los que lo saben de hacer. Pero hay también análisis, hay espacio para un periodismo riguroso de investigación que está emergiendo. No es por ser autocomplaciente pero deberíamos sentirnos muy bien con el periodismo que tenemos hoy, en términos generales. 

¿Y cómo evalúa los noticieros de televisión?

Con el paso del tiempo, los noticieros se fueron transformando en espacios que validan lo que uno en el día a día va conociendo, o sea, es muy difícil llegar con algo novedoso a las 7 de la tarde. Entonces la tarea que tienen es validar lo que uno percibe por otras fuentes, y me parece que ese es un rol importante. Siguen teniendo un alto grado de confiabilidad y eso es muy sano, que la gente espere ese momento no solo para ratificar lo que pueda haber sido noticia por otras fuentes, por las redes u otros medios, sino que también están concentrados en dar contexto, en que los temas sean fáciles de entender, y hacer simple lo complejo, así como en observar todas las aristas del mismo tema. Tienen todavía un rol preponderante.

¿Le parece adecuada la duración que tienen? Es un punto polémico desde hace tiempo.

Creo que cuando se dan estas circunstancias de noticieros largos es porque hay mucho recambio de audiencias, entonces lo ideal sería que los contenidos importantes no solo se traten en la primera media hora, sino a lo largo de la emisión, con distintos encares. Creo que también van más allá de lo noticioso. Son espacios de servicios, o hay entrevistas que en otras épocas no tenían lugar en los informativos, que ayudan a entender la economía, la salud, la ciencia, la tecnología, las tendencias, generan mucha tracción en la propuesta, a la gente le gustan, y no podés reducirlos. No lo veo mal.

¿Qué balance hace de sus años en canal 4 y qué se lleva de esa etapa?

Soy medio obsesivo de la formación continua, y para mí fue estar todo el tiempo en un espacio de formación. Me quedo con todo lo que aprendí. Después, uno cae en frases más o menos hechas, pero que en mí representan muchísimo, porque fueron casi 30 años con una breve pausa en el medio, donde compartí espacio con colegas a quienes quizá vi más que a mi familia. Entonces el vínculo en lo emocional y lo afectivo me lo llevo como lo mejor, así como haber sido testigo privilegiado de eventos de impacto nacional y regional e internacional. Quienes estamos en los medios tenemos un rol muy definido, pero también el gran privilegio que nos implica estar en esa primera línea de observación de la realidad. 

Si el día de mañana canal 4 vuelve a convocarlo, ¿volvería?

No sería la primera vez que eso pasa, así que no hay que ser concluyente y usar términos como nunca y siempre. Los medios son dinámicos y los momentos también, así que no me cierro a nada, porque además la relación fue siempre en los mejores términos.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...