Fútbol > FÚTBOL EN LA PANDEMIA

De Lele Cabrera a Pellistri: los futbolistas uruguayos que tuvieron covid-19

El Pelado Cáceres dijo que el virus se “enamoró” de él ya que lo tuvo 60 días, varios uruguayos se contagiaron en el exterior, en la selección y en el marco local

Tiempo de lectura: -'

08 de enero de 2021 a las 14:36

Facundo Pellistri es, por el momento, el último futbolista uruguayo que se ha contagiado de coronavirus, la enfermedad que marcó al mundo en el 2020 y que sigue pasando cuentas en el arranque de 2021, año en el que se confía en que las vacunas controlen la enfermedad.

El deporte y el fútbol no ha sido ajenos a la pandemia, ya que varios jugadores uruguayos han contraído el covid-19, tanto en el exterior como en el país.

Los primeros

Leandro “Lele” Cabrera fue el primer jugador uruguayo en contraer el virus. El 18 de marzo, pocos días después del colapso mundial de ese mes, al zaguero de Espanyol de Barcelona se le confirmó el caso junto a otros cinco compañeros de equipo.

Por ser el primero, su situación llamó la atención en Uruguay, a pocos días del 13 de marzo en el que se paralizaron las actividades por parte del gobierno.

El padre del jugador, Sergio Cabrera, explicó que los síntomas que tuvo su hijo fueron “un poco de resfrío, dolor de cabeza, de garganta, un poco de fiebre; fue como una gripe normal”. “Cuando sintió los síntomas se quedó en su casa por las dudas", indicó.

El segundo futbolista uruguayo en padecer coronavirus fue Martín Cáceres, quien señaló que tuvo el virus por 60 días, sin saberlo. “El coronavirus se había enamorado de mí”, dijo el Pelado, quien en el mes de mayo se recuperó de la enfermedad en Italia, donde juega para Fiorentina.

La expansión de la pandemia llevó a que la misma se extendiera a otros continentes y contagiara a otros uruguayos.

En Uruguay, los primeros casos vinculados al fútbol fueron de dirigentes, con Pedro Bordaberry, de Montevideo City Torque, quien se recuperó, y con José Pino Marciano, de Rentistas, quien falleció en abril a causa de la enfermedad.

En el mes de junio, Jonathan Rodríguez, de Cruz Azul de México y de la selección uruguaya, se contagió de la enfermedad en el país azteca.

También en ese país y en ese mes, el entrenador uruguayo, Guillermo Almada, de Santos Laguna, reveló que tuvo coronavirus y dijo que no sabía cómo se contagió.

En Perú, el 3 de julio, se confirmó el caso de Luis “Tito” Urruti, quien dio positivo al igual que otros 30 jugadores de esa liga que habían sido testeados para volver a la actividad.

Edinson Cavani también padeció la enfermedad mientras estaba sin equipo luego de finalizar su contrato con París Saint-Germain. A fines de agosto, el atacante participó de una reunión con compañeros de ese club mientras estaba de vacaciones y luego, en octubre, reveló en una entrevista que estuvo afectado mientras definía el destino en su carrera, que finalmente fue Manchester United. El salteño dijo que al no tener equipo “no ganaba nada” en revelar que padecía del covid-19.

En Uruguay: Gedoz fue el primero del fútbol profesional

Tras la pausa del deporte en Uruguay a raíz de la pandemia, el fútbol volvió a la actividad en agosto, luego de que se hicieran hisopados en todos los planteles.

El primer futbolista uruguayo en tener coronavirus en el país fue un juvenil de Juventud de Las Piedras al que le confirmaron su caso el 10 de setiembre.

El 26 de ese mes, se conoció el caso de Felipe Gedoz, el brasileño de Nacional que fue positivo de covid-19 luego de que los tricolores volvieran a competir por la Copa Libertadores y estuvieran en régimen de burbuja para los viajes internacionales.

En octubre se dio un caso en Atenas de San Carlos, luego de que un jugador argentino que llegó para probarse en el club, estuviera contagiado y no respetara la cuarentena obligatoria al ingresar el país.

Luego, el 28 de ese mes, se conoció el primer contagio masivo en un club, más precisamente en Bella Vista, que, en ese momento, disputaba el torneo de la Segunda Amateur. Hubo 17 casos, lo que obligó a que se parara la actividad de esa divisional.

Los casos en la selección

El mes de noviembre fue crítico para el fútbol uruguayo al conocerse varios casos de coronavirus en la burbuja de la selección uruguaya, lo que llamó la atención del Ministerio de Salud Pública, que multó a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) por no cumplir con los protocolos firmados.

El primer caso en la celeste fue el de Matías Viña, de Palmeiras, que llegó al combinado en medio de un brote en su equipo pero que pasó los primeros controles en Uruguay.

Luego, fueron apareciendo nuevos positivos, todos en el mismo brote: Diego Godín (Cagliari), Luis Suárez (Atlético Madrid), Darwin Núñez (Benfica), Lucas Torreira (Atlético Madrid), Diego Rossi (Los Ángeles FC), Rodrigo Muñoz (Cerro Porteño), Alexis Rolín (Rentistas), Gabriel Neves (Nacional), Brian Rodríguez (Los Ángeles FC) y Yonatán Irrázabal (Rentistas).

Además, hubo 10 funcionarios de la selección que no pertenecen al grupo de futbolistas y que cursaron la enfermedad: Celso Otero (asistente técnico), José Herrera (preparador físico), Alberto Pan (médico), Jorge Rey (asistente de preparador físico), Richard López (fisioterapeuta), Alfredo Montes (fisioterapeuta), Víctor Britez (equipier), Matías Faral (jefe de prensa), Emiliano Aguirre (departamento de comunicación), y Carlos Mariosa (jefe de seguridad).

Luego, también se conoció el caso de Nahitan Nández, en Cagliari de Italia, que había estado en el Complejo Celeste, y también el de su compañero de equipo Gastón Pereiro, que no había sido convocado para la selección.

Se paró el Intermedio y la Segunda

Los casos también se propagaron en el fútbol local.

A fines de noviembre se conoció un brote en filas de Danubio. Rodrigo "Loly" Piñeiro y José Luis Rodríguez fueron los primeros en padecer el virus, y luego se contagiaron Santiago Paiva, Matías Jones, Carlos Romaña y Javier Méndez. Eso llevó a que se suspendiera el partido que debían jugar ante Peñarol.

En Plaza Colonia, el arquero, Nicolas Guirín, también se contagió mientras se recuperaba de una lesión en Nueva Palmira.

El 8 de diciembre el técnico de Rentistas, Alejandro Cappucio, dio positivo. Días después, el club comunicó que tuvo seis casos más de los futbolistas Salomón Rodríguez, Ramiro Cristóbal, Franco Pérez, Facundo Parada, Carlos Villalba y Agustín Ferreira, lo que llevó a que se postergara el partido ante Montevideo City Torque, por la última fecha de su serie, el que se jugará el próximo miércoles 13 de enero.

Por esos días también hubo un brote en Defensor Sporting. El juvenil, Vicente Poggi, fue el primero al no superar un control que se le hizo en la selección uruguaya sub 20. Luego, lo siguieron Matías Ocampo, Luciano Boggio y Alan Rodríguez.

Nacional volvió a tener un caso positivo en un funcionario integrante de su burbuja, lo que llevó a que se suspendiera la final del Intermedio ante Wanderers, la que se jugará en 14 de enero en el Centenario.

Liverpool padeció dos casos a principios de diciembre. Primero fue el del jugador Gonzalo Pérez, y luego del preparador físico Gastón Mañka. Por estos días, en la primera semana de enero, en Belvedere tienen en cuarentena a Jean Pierre Rosso, quien dio positivo.

También, en el arranque de 2021, se confirmó el caso de Tomás Fernández, volante argentino de Cerro Largo, quien se encuentra en su país, donde pasó las vacaciones.

Mientras que en Colombia, el entrenador de Deportivo Cali, Alfredo Arias, confirmó su caso el pasado 29 de diciembre.

La Segunda división también se vio afectada por casos en el mes de diciembre, cuando se jugaba la definición.

El 4 de diciembre se confirmó un brote en Albion con 14 positivos, 10 de ellos futbolistas, lo que llevó a que se suspendiera el repechaje para no perder la categoría.

Días después, Juventud de Las Piedras comunicó que hubo 17 casos en su plantel, y el 15 de diciembre, Martín García, técnico de Racing que en los últimos días fue sondeado por Peñarol, anunció que tenía la enfermedad.

La lista, que comenzó con un ritmo lento, tomó fuerza en los últimos meses y todo hace pensar que seguirá creciendo en las próximas semanas, por esa razón, la AUF trabaja con el Ministerio de Salud Pública para aprobar un protocolo que permita un régimen especial de aislar al caso positivo en un plantel, hisopar al resto y si dan negativos continuar jugando. Hasta ahora, frente a un caso positivo se aislaba al plantel siete días y no podían jugar. Así se retrasó y finalmente quedó sin definir el Intermedio en diciembre.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...