Rusia 2018 > ANÁLISIS TÁCTICO

Defensa y más defensa es el esquema de Costa Rica

Los ticos sorprendieron en 2014 y ahora apelan al mismo sistema

Tiempo de lectura: -'

01 de junio de 2018 a las 05:00

La Nación, de la Red The Guardian-El Observador

Luego de una sorprendente actuación en la Copa del Mundo en Brasil 2014, Los Ticos buscarán repetir su éxito en Rusia 2018 apegándose a la misma fórmula. Costa Rica ha abrazado un estilo defensivo desde que Jorge Luis Pinto se hizo cargo del equipo y los llevó hasta cuartos de final. Pinto ya no está a cargo y liderando esta vez es Oscar Ramírez, un ex jugador nacional que formó parte de la escuadra costarricense que hizo historia en Italia 1990.

Ramírez ha recurrido a una página del libro de texto de Pinto y ha mantenido la tradicional formación 5-4-1 que funcionó tan bien para Costa Rica hace cuatro años, aunque le gusta decir que en ataque el equipo cambia a un 3-4-3. En realidad, las posibilidades de ver a Los Ticos jugar en la esa formación son tan escasas como las de Marruecos al ganar la Copa del Mundo. Esto significa que Costa Rica será uno de los pocos equipos que alineará cinco hombres en la parte posterior para proteger la portería defendida por su jugador estrella, Keylor Navas.

Adelante probablemente enviará a Marco Ureña de Los Angeles FC como el guerrero solitario en el área rival. Su deber principal será tratar de superar la línea defensiva con su velocidad, con la esperanza de que esto genere oportunidades para que Christian Bolaños y Bryan Ruiz busquen diagonales que permitan chances de gol al delantero.

En el medio, Costa Rica despliega dos centrocampistas centrales como David Gúzman (Portland Timbers) y Celso Borges de Deportivo Coruña a cargo de los deberes defensivos. Borges tiene la capacidad de enlazar el juego entre la defensa y el ataque, junto con Ruiz y Bolaños, pero tendrá la tarea de regresar y defender si es necesario.

¿Quién puede sorprender?

Bryan Oviedo
El volante se perdió la última Copa del Mundo después de fracturarse tibia y peroné y las cosas no han sido fáciles desde entonces, acumulando dos descensos. Sin embargo, hay margen que sorprenda.

¿Cuál es el objetivo?

Octavos
El objetivo realista es calificar a octavos en segundo lugar, detrás de Brasil. Una victoria y un empate contra Suiza y Serbia podrían alcanzar.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...