16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
19 de abril 2024 - 10:06hs

El brasileño Matheus Babi volvió a tener un flojo desempeño a Peñarol que el miércoles fue eliminado categóricamente de la Copa AUF Uruguay al perder con Montevideo City Torque, equipo de Segunda División. 

Babi, de 26 años, tuvo su segunda titularidad pero ya suma 286 minutos sin anotar, luego de entrar contra Rampla Juniors y marcar un gol de cabeza que ilusionó a los parciales aurinegros. 

En ese partido, por la tercera fecha del Torneo Apertura, entró a los 77' y marcó a los 82'.

Los hinchas, en el Centenario, festejaron su gol ante Rampla con estruendo. 

Sin ser un jugador conocido, Babi se ganó rápidamente el cariño de los hinchas. 

Sin embargo, la realidad empezó a pintar otro panorama. 

El centrodelantero no se muestra certero en el área, físicamente no se impone ante los centrales rivales y cuando sale a jugar afuera del área muestra deficiencias en el control y las descargas. 

Es más, en el debut ante Rampla y el pasado domingo contra Danubio, el jugador de 1,91 metros se dobló peligrosamente los tobillos en acciones donde salió a jugar afuera del área. 

El miércoles contra City Torque protagonizó una jugada muy particular: ingresó al área, intentó jugar el balón de cabeza y la terminó tocando con la mano mientras sus compañeros reclamaban penal por un choque con un defensor. 

En el primer tiempo había salido a marcar y le pegó un patadón a un rival viendo tarjeta amarilla. Estuvo lejísimos de llegar a la pelota. 

Lo que viene mostrando en casa el jugador cedido por Athletico Paranaense dista mucho de aquel jugador que el presidente del club Ignacio Ruglio definió como un "bombazo" el pasado 15 de febrero. 

"El jugador es Matheus, recién hablé con él, llega en dos horas. Ayer Agustín Canobbio nos dio una buena mano, le habló de Peñarol y faltaba solo el okey del jugador. Agustín nos mandó un audio diciendo que ya viene. Es lo que Diego estaba buscando, un 9 joven, con dinámica, con físico", fue lo que dijo aquel día Ruglio en conferencia de prensa en el aeropuerto, en sus primeras expresiones públicas tras perder en diciembre de 2023 las finales del Campeonato Uruguayo con Liverpool. 

El presidente del manya agregó: "Aguirre me dijo: 'Quedate tranquilo que con este bombazo hicimos un gran periodo de pases'". 

Cuando Ruglio rompió también su silencio autoimpuesto con sus habituales presencias en los programas televisivos domingueros, expresó a viva voz que Agustín Canobbio le dio notables recomendaciones por Babi: "Es desfachatado, juega un montón al fútbol, cabecea un montón, tiene testículos, que se necesita para jugar en Peñarol. Es una ficha que raramente llegue a Uruguay", le dijo a Punto Penal. 

Ignacio Ruglio, presidente de Peñarol

"Ahora tiene todo el año para demostrar el jugador que es, por qué hizo 15 goles en aquel año que Botafogo no anduvo bien y él fue estrella, por qué anduvo bien en todos los equipos en que jugó, por qué Athletico Paranaense pagó lo que pagó por él en su momento, y nosotros tenemos que tener calma porque tarde o temprano las cosas le van a salir bien y nosotros tenemos que blindarlo porque dijimos: 'pah, justo la pateó pa' arriba, lo voy a llamar rápido, que no se nos vaya a pinchar, con lo que costó traerlo'. Pero lo noté muy fuerte". 

Babi debutó el 25 de febrero contra Miramar Misiones. Entró por Maximiliano Silvera a los 75' y a los 86' pidió para patear un penal cuando el partido estaba 2 a 0 a favor de los aurinegros. Lo pateó por arriba del travesaño. 

Una semana después, en el Polideportivo de Canal 12, Ruglio declaró: "Yo lo llamé. En el momento que mis compañeros me dijeron que estaba arriba del ómnibus lo llamé. En mi portugués que es como el de Lugano en su momento le digo: 'Fica tranquilo que tudo vai dar certo', como dicen ellos, y me dijo: 'Presidente, estoy fuerte, quería patear ese penal, la gente aplaudió cuando salía, estaba con la ilusión'. Justo había hecho tres goles en la práctica anterior, estaba con la fe de sus compañeros y queda en el anecdotario porque Peñarol ganó muy bien".

Ese mismo día, pero en otro canal, Edgardo Novick, secretario general del club, le dijo a Polideportivo: "Yo le tengo mucha fe, pero el fútbol es así. Este cabezazo, no valen las comparaciones, el cabezazo me hizo acordar a algún gol de Spencer cuando se elevaba y la cambiaba de palo. Y no es casualidad, porque cuando estudiamos el caso de Babi hizo muchos goles de cabeza de ese estilo, donde cambia la dirección, o le baja la pelota a los compañeros. Además hizo muchos goles de penal, por eso se tuvo fe y lo pateó". 

Leonardo Carreño Edgardo Novick

El domingo pasado, el entrenador Diego Aguirre volvió a elogiar al brasileño, luego del triunfo 2-0 contra Danubio: "Está cada vez mejor, es difícil adaptarse a nuestra forma de jugar y competir, ya se dio cuenta, es un muy buen jugador; ya van a ver sus goles y buenos rendimientos". 

Foto: Leonardo Carreño. Diego Aguirre, DT de Peñarol

En Peñarol lo pintaron como un refuerzo de lujo. Tras sus primeros rendimientos, dirigentes y hasta el propio entrenador salieron a respaldarlo y a ponerle fichas de confianza. 

Pero por ahora, el brasileño está en deuda. 

 

 

Temas:

Matheus Babi Peñarol Ignacio Ruglio

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar