Cargando...
Diego Magno

Rugby > RUGBY

Diego Magno ingresa a un club único: el primer rugbista uruguayo en llegar a 100 partidos de selección

El segunda línea de Los Teros llegará este domingo a 100 partidos internacionales de selección, un hito que solo lograron 72 jugadores en toda la historia del rugby mundial 

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2022 a las 05:01

En el Imperio Romano los centuriones eran generales que formaban parte de la columna vertebral del ejército. Para llegar a ser centurión, un soldado debía tener resistencia, templanza y capacidad de mando.

En el rugby, un centurión es el jugador que alcanza el dificilísimo hito de llegar a los 100 caps, es decir, 100 partidos internacionales absolutos de selección. Y seguro tienen mucho de lo que se le exigía a los centuriones romanos. 

Es muy difícil de lograr: solo llegaron ahí 72 jugadores en toda la historia, aproximadamente tres de cada 1.000 jugadores internacionales de selección. Se necesitan más de 10 años jugando rugby internacional, con lo difícil que es mantenerse vigente durante tanto tiempo en un deporte que exige tanto desde lo físico. 

La lista, que tiene jugadores de 13 naciones, sumará desde el domingo al 14° país: Uruguay. Es que el segunda línea de Los Teros Diego Magno llegará a esa cifra en el partido que la selección uruguaya de rugby disputará en el Charrúa desde la hora 15:30 con Rumania, el primero de los dos test matches entre ambos, válidos por la ventana internacional de julio. 

La cuenta de Uruguay tiene diferencias con la oficial de World Rugby, que solo llega a 89, por la diferencia entre ambos al considerar el estatus absoluto de algunos de los partidos internacionales de Uruguay. 

En honor a la verdad, sacando tecnicismos, las veces que Magno salió a la cancha a defender a la selección absoluta supera largamente los 100. Pero son esos 99 los que toma en cuenta la URU este domingo para hacer su homenaje oficial. 

Los logros del segunda línea surgido en Montevideo Cricket Club (MVCC) hablan por sí solos: 62 partidos como titular, 55 puntos, 11 tries, dos mundiales y una clasificación a un tercero. Y cumpliendo roles muy diferentes a lo largo de su carrera: tercera línea explosivo en sus inicios, segunda línea trabajador en la última etapa. Titular indiscutido en una época, jugador de rol en los tiempos más recientes, y sobre todo, referente y líder desde su experiencia de 14 años en el equipo.

Hoy tiene la misión de ser el puente entre la etapa previa al Centro Charrúa, en la que Los Teros no tenían casi nada, y las nuevas generaciones formadas bajo las comodidades de ese Centro de Alto Rendimiento ejemplo en el mundo. Y va por más. 

Nueve etapas de la carrera de Diego Magno

1) Campeón juvenil y Mundial A

Diego Magno fue uno de los jugadores más jóvenes de la historia en participar en un Mundial M19 con Uruguay, con 17 años en 2007. En 2008 se consagró campeón del mundial Juvenil B de la categoría, en Chile: jugó los cuatro partidos y apoyó un try en la final. Un año después, ya con el debut en la selección mayor en sus espaldas, jugó con Uruguay el Mundial juvenil A en Japón.  
Surgido en Montevideo Cricket Club se destacó desde chico no solo por su calidad de jugador, sino como líder. “Nosotros siempre fuimos pocos jugadores en ese entonces, pero él era el que llevaba adelante la categoría, alentando a sus compañeros a mejorar y a disfrutar con mucha pasión del juego y del club”, recuerda uno de sus primeros entrenadores, Álvaro “Cabeza” Pérez. 

Diego Magno

2) Debut inesperado

Su primer cap fue en 2008, con 19 años. Le tocó viajar a Rumania para disputar con Los Teros la Nations Cup en Bucarest. Lo hizo de apuro, solo, con el torneo ya empezado, para sustituir a un jugador lesionado. “Estaba viajando en un ómnibus rumbo al gimnasio, cuando me sonó el teléfono. Era Gustavo Zerbino, desde Rumania”, contó en una entrevista con el sitio oficial del Mundial Japón 2019. “La verdad yo no sabía que él era el presidente de la Unión y tampoco tenía idea que Los Teros estaban en Bucarest. Me dijo que me necesitaban allá, que me armara un bolso porque en dos horas tenía que estar en el aeropuerto. Me encontré en mi casa con mi madre, que cuando le dije que me iba a Rumania no me creyó porque pensó que le estaba haciendo una broma. Lo mismo me sucedió con mi novia cuando le dije que esa noche no íbamos a poder salir porque me iba a Bucarest por un par de semanas. Por suerte, cuando llegué a destino le pude explicar bien”, agregó. Su entonces novia, Federica, hoy es su esposa y la madre de su hijo Santino, nacido a inicios de 2022.

Diego Magno

3) Épocas difíciles con Los Teros

Cuando retornó a la selección mayor, en 2010, se encontró con un sistema 100% amateur, en el que los jugadores debían hacer un esfuerzo gigantesco para hacer frente a las exigencias internacionales. Muy por encima que los que su propia Unión les podía exigir.
“Recuerdo  el día en que nos juntamos con un grupo de jugadores en la vieja Unión de Rugby con los dirigentes del momento. Exigimos simplemente tener agua y un lugar donde bañarnos ya que los entrenamientos eran muy lejos y los jugadores llegaban muy tarde a sus casas. No tengo claro porque yo estaba en esa reunión, pero hoy lo cuento con mucho orgullo, porque fue el comienzo de algo”.
Magno aprendió de sus compañeros más grandes. Y cuando los problemas internos de la Unión llevaron a la renuncia de muchos de los viejos referentes, allí estuvieron él y otros de la generación que obtuvo el título mundial juvenil B en 2008, para levantar la mano y transformarse en piezas vitales del equipo. 

Diego Magno

4) El golpe de la Eliminación 2011

Le tocaron situaciones difíciles: jugarse la clasificación al Mundial 2011 ante Rumania, de visitantes en Bucarest, apenas con poco más de un año de rugby de mayores, perder esa clasificación, y sufrir de ver, por segunda vez consecutiva, el Mundial por televisión.
Pero también eso forjó a esa generación juvenil que integraba Magno para que a partir de 2011 se iniciara un nuevo proceso con Pablo Lemoine a la cabeza, en la que por fin encontraban a una dirigencia en condiciones de trabajar a la par de ellos.

5) El sinsabor de la lesión en 2015

Llegaron las buenas épocas, con el Estadio Charrúa como laboratorio en el que Los Teros fueron encontrando su hogar, su centro de alto rendimiento, su lugar en el mundo, donde le podían hacer frente a cualquiera. Clasificaron a Inglaterra 2015, pero para Magno quedó el sinsabor de una lesión en la gira previa que le impidió ser titular en el debut ante Gales en el Millennium Stadium, y solo le permitió jugar 36 minutos en el torneo.  

Diego Magno

6) Con Meneses, nuevo rol

A partir de 2016, el vuelo de Los Teros tomó nueva velocidad. El nuevo entrenador Esteban Meneses propuso un nuevo estilo de juego, con más dinámica y afán ofensivo. Meneses encontró en Magno una herramienta importante: un jugador experiente y con oficio, que pudiera jugar en la segunda línea aunque no tuviera los centímetros que exigen los estándares internacionales. 
Uruguay mostró un juego ofensivo como quizás nunca antes en la historia, y eso se reflejó en las estadísticas de Diego: de 2 tries en los 8 años anteriores con la selección, pasó a 11 en los siguientes 4 años. Algunos muy simbólicos, como el de la histórica victoria ante Estados Unidos en 2016 por la Americas Rugby Championship, donde Uruguay le ganaba a USA después de 14 años.

7) Profesionalismo

En 2018 la URU formó los primeros contratos profesionales para 15 jugadores, entre los cuales estaba Magno. “Fue un momento muy lindo. Trabajamos mucho para que el jugador tuviera todo y se fue dando de a poco. Primero fue el Estadio, luego la parte de sanidad y recuperación y finalmente era poder darle un apoyo económico real al jugador, y por suerte se nos dió antes del Mundial de Japón” cuenta Diego.
En 2019 fue el momento de su primer contrato en el exterior, en EEUU, con los Houston Sabercats, y Magno no lo dudó. Aunque eso significaba dejar atrás la empresa de software que dirigía en Uruguay, y distanciarse varios meses de su familia y de su flamante esposa. 

Diego Magno

8) 2019: parte del shock al mundo

En el Mundial Los Teros hicieron historia, tal como se planteaban en la previa. Su rol, como referente, como el jugador con más tests en la historia del equipo, fue liderar a un plantel maduro que no se dejó amilanar por la importancia del lo que había enfrente.

Diego Magno

9) La nueva etapa: referente local, padre y récord histórico

Diego Magno

El año 2021 fue también histórico: clasificación con Los Teros al Mundial de Francia 2023. En 2022 rescindió contrato con Houston, y se volvió a Uruguay para unirse a Peñarol en la Super Liga Americana, con el que se consagró campeón. Además de ser parte del plan de alto rendimiento de la URU en la recta final al Mundial, lo motivaba un tema personal: el nacimiento de su hijo Santino, en abril. 
Otra vez jugando un rol clave: de aportar experiencia en la segunda linea, en un equipo que, entre lesiones y jugadores en exterior, perdió muchos nombres importantes en ese puesto. Y el de pasarle la posta a jóvenes como Eric Dos Santos, un tercera línea que también fue llamado a actuar en ese puesto y cumplió con creces.

Este domingo, ante Rumania y a los 33 años, llegará a los 100 caps. Y quiere seguir haciendo historia.

 

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...