Cargando...
Iglesia Parroquia de Cristo Obrero y Nuestra Señora de Lourdes, patrimonio de la Humanidad UNESCO

Turisteando > Arquitectura

Dieste, patrimonio mundial de la Unesco

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2021 a las 05:03

Nota de Uruguay365

uruguay365

El encargo del proyecto de la iglesia de Atlántida fue realizado al ingeniero Eladio Dieste por un benefactor que deseaba donar la construcción, solicitando una obra económica, de carácter utilitario –quizás un simple galpón- destinada a un pequeño poblado del interior del país.

Dieste responde al desafío de una manera integral, logrando un espacio para la liturgia que se constituye en una de sus mayores obras de arquitectura; en ella aplica toda su sabiduría proveniente de la creación de estructuras industriales basadas en el uso de la cerámica armada y especialmente diseñadas para techar grandes espacios.

Interior de la Iglesia del Cristo Obrero, en Atlántida

Dieste se propuso demostrar que era posible hacer una obra adecuada para albergar la actividad religiosa, que fuera económica y también bella. Por cierto, lo logró en todo sentido.

La iglesia fue resuelta en una unidad espacial, inspirada además en el propio pensamiento de Dieste respecto a la integración del sacerdote y los fieles, aportando una renovadora visión que se adelanta varios años a las propuestas que el Concilio Vaticano II formuló después.

Integración: una palabra clave

El ladrillo es el material utilizado en pisos, paredes y techos, generando curvaturas que otorgan movimiento, a la vez que proporcionan la suficiente rigidez para sostener y configurar un espacio acogedor, íntimo y que inspira a la reflexión. De esta forma, los muros parten de una línea recta en su base y comienzan a curvarse progresivamente.

Los muros parten de una línea recta en su base y comienzan a curvarse hacia arriba

Dieste consideraba que esta obra fue su “Facultad de Arquitectura”: era la primera obra en la que debía resolver a través de la problemática constructiva un programa de fuerte carga simbólica, necesitado de una especial expresividad. En la espacialidad lograda influye también la incorporación de los muros que envuelven el altar y conforman el área correspondiente al sacerdote, así como el muro de fachada.

Complementan la iluminación del ámbito, una serie de pequeños huecos dispuestos en las partes superiores de los muros curvos, en los que se colocaron vidrios coloreados. Todo ello incide, sin duda, en la sensación de paz y espiritualidad que invade a quien accede a la Iglesia.

Detalle interior del coro

Detalle de los muros alabeados

El 27 de julio de este año, Uruguay ha ampliado con este edificio la cantidad de bienes que integran la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Junto al barrio histórico de Colonia de Sacramento y al Paisaje Cultural Industrial Fray Bentos, son ahora tres. Un verdadero orgullo nacional.

Créditos:

Contenido y fotografías: BMR Productora Cultural

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...