Nacional > Elecciones de 2019

Dirigentes blancos sugieren que es mejor que no haya internas

En el sector de Lacalle Pou prefieren un acuerdo previo

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2018 a las 05:00

El 30 de junio de 2019 es el día pautado por la Corte Electoral para que los ciudadanos que así lo deseen puedan elegir a los candidatos presidenciales de los partidos políticos. Hasta que esa fecha llegue, a cada sector partidario le queda un largo camino por recorrer, entre posibles acuerdos y anuncios de precandidaturas. Incluso deberán definir si habrá disputa preelectoral o si se irá con un candidato único, una decisión que en el caso del Partido Nacional tiene posiciones antagónicas.

Si en algo coinciden los blancos es en que deben dejar de mostrarse como un partido dividido y exhibir su unidad. Así lo quiso dejar claro, por ejemplo, el líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, cuando volvió a subir las escaleras del directorio nacionalista para presentar lineamientos para un programa común. También es una apuesta de Luis Lacalle Pou, líder del sector Todos, que pretende un proceso de paz y unión. Pero en ese deseo de mostrarse como una fuerza única, el sí, no o más o menos a las internas vuelve a dividir.

En el caso de Larrañaga, su posición es contundente. El senador cree que una contienda interna en junio de 2019 es totalmente necesaria porque los acuerdos entre los bloques blancos no han llevado a buen puerto, dijeron a El Observador fuentes de Alianza Nacional. Las posibilidades de acuerdos llevan a que surjan nuevos grupos, a priori minoritarios, pero que se terminan quedando con un buen porcentaje de votos.

De hecho algo así sucedió con la última elección del propio directorio del partido. Los sectores acordaron ir con una lista única y dividieron cargos equitativamente. Hasta que un grupo de ediles de todo el país decidió formar una propia lista y de los 15 integrantes del directorio, 14 fueran para la lista de Luis Alberto Heber (expresidente porque renunció y fue suplantado por Beatriz Argimón) y uno para la de esa agrupación. Por ese motivo, si bien el plan original y pactado era que el puesto 15 lo ocupara Rodrigo Blas –excandidato a la Intendencia de Maldonado– lo terminó obteniendo Magela García Galain, edila de Florida.


Bastante opuesta es la posición del sector Todos, pese a que el "no" que le gustaría darle a las internas no se pronuncia por cautela. Para Lacalle Pou la clave es la unidad y que el Partido Nacional se pueda consolidar como el más fuerte, aunque eso implique buscar acuerdos con dirigentes o figuras de otras fuerzas políticas. No en vano, desde hace varios meses el senador herrerista repite el concepto de "tender puentes" como una de sus principales banderas.

Visiones encontradas

De todos modos, no es fácil compaginar nuevos puentes con unas elecciones internas en las que cada precandidato buscará demostrar que es la mejor opción dentro de su partido. Por eso, para Lacalle Pou lo mejor sería llegar a un acuerdo para ir con un candidato único, aunque sabe que ese camino difícilmente llegue al puerto que busca.

"No sé si vamos a estar de acuerdo en que tiene que haber un candidato único, yo no lo he planteado hasta el momento por lo menos públicamente. Puedo tener mi visión pero tengo que ser muy respetuoso con el resto. Yo quiero ser el candidato del Partido Nacional. Pero no hay que agrandarse. Al equipo siempre le digo que hay que preparase como si fuéramos a ganar y preparase como si estuviéramos perdiendo", dijo hace algunos días en el programa Vespertinas de Canal 4.

En una línea bastante más radical se ubicó la intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, quien dijo que en cuanto a las internas "el Partido Nacional no es inteligente". "Sigo bregando por lo que vengo diciendo hace tres años: nosotros el año que viene en mayo tenemos que ir con un candidato a presidente único", dijo al ser entrevistada en Todo Pasa de Océano FM.
"No sé si vamos a estar de acuerdo de que tiene que haber un candidato único". Luis Lacalle Pou. Líder del sector Todos
Peña sostuvo que la razón por la que considera que no debe haber internas nacionalistas radica en que se trata de un partido "muy guerrero". "Eso hace que entremos a matarnos mal y eso hace que después de junio, cuando tenemos en octubre una elección, las heridas son muy profundas. Es muy difícil de borrar esa herida en tan pocos meses", dijo. Además, Peña afirmó que en las pasadas internas nacionalistas influyeron muchos simpatizantes del Frente Amplio que votaron por Lacalle Pou porque entendían que era más fácil de derrotar que Larrañaga en las elecciones generales.

En el caso del grupo de intendentes que se separaron de Alianza Nacional para formar un nuevo sector –que este 23 de julio se presentará formalmente ante el directorio blanco– las miradas sobre ir o no a las internas a competir varían. El intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, ironizó acerca de que puede acordarse un candidato único "si Lacalle Pou acepta ir segundo".

En tanto, el diputado Pablo Iturralde, que también integra el sector, considera que es demasiado pronto para tomar ese tipo de definiciones y que hay que esperar por lo menos a diciembre para tener un panorama más claro.

Por su parte, la senadora Verónica Alonso, quien todavía no definió si se presenta o no como precandidata, opinó que el mejor camino es que el presidenciable del partido se defina en una interna. "Eso de democracia", afirmó y acotó que los votos deben ser "los que decidan", y "darle opciones a la gente". "No me gustan los acuerdos de cúpulas", concluyó.

Comentarios