Cargando...
Gloria Rodríguez presentó proyecto para una "participación paritaria" en las listas.

Nacional > Participación paritaria

Discusión de ley de paridad produjo choque de visiones entre senadores de la coalición

La senadora nacionalista Gloria Rodríguez, promotora del proyecto, dijo que sin la ley de cuotas "no era legisladora"; Jorge Gandini cuestionó la iniciativa de su correligionaria y contestó a argumentos de la colorada Carmen Sanguinetti

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2022 a las 05:01

Luego de 15 meses sin novedades, el Parlamento reflotó la semana pasada la discusión de un proyecto de ley que plantea la "participación paritaria" de "personas de ambos sexos" en la "integración de todos los órganos electivos nacionales, departamentales, municipales, de dirección de los partidos políticos y en el Parlamento del Mercosur".

El texto, presentado por la senadora nacionalista Gloria Rodríguez, señala determinadas carencias del régimen vigente y, en los hechos, busca garantizar que un hombre y una mujer se alternen en los puestos de las listas para el Poder Legislativo, Juntas Departamentales, Municipios y Juntas Electorales. 

La iniciativa –que avanza en lo que se refiere a la ley de cuotas, la cual obliga a que de cada tres puestos consecutivos en una lista estén contemplados ambos géneros– generó polémica desde su concepción y el martes pasado motivó un choque de opiniones en el propio Partido Nacional en la comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género de la Cámara de Senadores.

El senador Jorge Gandini criticó fuertemente la idea de su correligionaria. En primer lugar, cuestionó que la iniciativa recayera en esa comisión y no en la de Constitución y Legislación, pese a tratarse de una modificación a la ley electoral y requerir mayorías especiales.

Por otra parte, y si bien manifestó ser un “ferviente impulsor” de la participación política de mujeres y jóvenes, Gandini dijo no creer en la “restricción” de la libertad del elector y argumentó que la subrepresentación a la que alude el proyecto termina decidiéndola el votante. “Tenemos un sistema absolutamente libre y abierto para que cualquiera presente una lista a lo que sea en el partido que sea. En las internas, tenemos cientos de listas, y después se ordenan por votos”, afirmó. 

Jorge Gandini dijo no creer en "la restricción de la libertad del elector"

El senador se mostró escéptico en cuanto a los resultados de la paridad obligatoria en las listas. “No pienso que los hombres voten a hombres y que a las mujeres las voten las mujeres. La gente se hace representar por otros motivos”, planteó Gandini. En su visión, en cambio, cualquier sistema obligatorio condiciona la libertad electoral y, además, tenderá a atomizar el sistema, multiplicando la presentación de listas con un resultado que, adelantó, será el mismo que ahora. “Podríamos poner variables de toda naturaleza y decir que acá está subrepresentado esto o lo otro”, agregó. 

Rodríguez, promotora del proyecto, defendió su iniciativa. “Sin la ley de cuotas, yo no era legisladora”, dijo la senadora herrerista, que resultó electa para la cámara alta en el tercer lugar de la lista 71. “Esa ley ya dio todo lo que tenía que dar y debemos ir hacia la paridad”, manifestó. 

Si bien dijo que el suyo es un proyecto “para todos”, Rodríguez remarcó que las mujeres representan hoy el 52% de los uruguayos. “Si hubiera voluntad política de todos los partidos de respetar realmente lo que significamos demográficamente, no tendríamos necesidad de presentar un proyecto de ley”, remarcó. 

En su visión, hasta el momento nunca se respetó el espíritu de la ley de cuotas y se da por asumido que los tres primeros puestos de una lista, siempre el tercero es para la mujer. “Las que hemos logrado no ocupar ese lugar sabemos que nos ha costado lágrimas, sudor y sangre poder decir que tenemos que estar acá”, afirmó.

Otros partidos

Las distintas visiones sobre el tema quedan plasmadas también en otros partidos. En Cabildo Abierto, el senador suplente Marcos Methol dijo compartir la promoción de la participación política de las mujeres, aunque discrepó que sea a través de un “mecanismo de obligatoriedad” como el que ahora se propone. 

Methol cuestionó –tal como lo “sugiere” la exposición de motivos del proyecto– que exista un “derecho fundamental” a la participación paritaria en política. “Lo que sí hay es un derecho fundamental a participar en la vida política del país sin proscripciones”, planteó. 

En el Frente Amplio, la senadora Amanda Della Ventura (Vertiente Artiguista) sostuvo que con solo mirar la composición del Senado queda en evidencia la baja participación femenina. Contando a la vicepresidenta Beatriz Argimón, las mujeres representan el 25% de la cámara alta (23 son hombres y 8 son mujeres). 

“Estamos lejos en comparación con muchos países. Debemos ir hacia la paridad”, sostuvo Della Ventura, quien dijo comprender que el tema “cuesta”, ya que el ingreso de una mujer supone hoy, de alguna forma, un lugar cedido por un hombre. 

La colorada Carmen Sanguinetti sostuvo que hay una "brecha" generacional en el tema de la paridad

Su colega colorada Carmen Sanguinetti (Ciudadanos) sostuvo por su parte que habría que reflexionar por qué Uruguay, que siempre estuvo a la vanguardia en cuanto a derechos para las mujeres, hoy está en la retaguardia. “Considero que esto está atravesado por una cuestión generacional. Cualquiera que hable de estos temas con adolescentes o jóvenes puede observar la brecha entre su percepción y la de los adultos o adultos mayores”. Sanguinetti, que llegó a la política desde el sector privado y la sociedad civil, remarcó que “nadie se anima a rebatir” que a las empresas les va mejor si tienen mujeres tomando decisiones. 

"Valores que quiero defender"

Bajo el concepto de que “es recomendable una retirada a tiempo antes que una derrota sangrienta”, Gandini terminó por aceptar que el tema permanezca en la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género. También que recordó que el texto está allí desde hace más de un año sin discusión. 

Pero el senador nacionalista respondió a los comentarios de Sanguinetti y argumentó que existe una "fuerte influencia" para cambiar las reglas de juego. “Yo me resisto. ¿Será que soy un adulto mayor? Probablemente. Cultivo algunos valores que quiero defender”, planteó ante la comisión. Gandini relató que recientemente fue al cine con su nieto de cuatro años y su ahijado de siete y en la función sonó el Himno Nacional. “Fuimos las únicas tres personas que nos paramos. Ni uno más cantó el himno”, lamentó. 

“Yo me seguiré parando. Seguiré pensando, a la edad que tengo, lo que pensé toda la vida y trataré de educar a mis nietos según lo que siento. Son valores, son cosas en las que yo creo”, continuó Gandini, e insistió en que el sistema democrático representativo uruguayo no puede poner restricciones para que el elector tenga que elegir lo que el sistema quiere. 

La senadora Rodríguez reconoció que existe “toda la libertad” de armar una lista, pero remarcó que si una mujer lo hace “difícilmente pueda llegar”, ya que “la política fue pensada para el varón”. 

La legisladora rechazó que por la paridad el elector vaya a perder la libertad. “No es para tener debates sangrientos sobre un tema que ya está impuesto en la sociedad. No perdemos la libertad, le damos la oportunidad”, remarcó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...