Nacional > 13 días de la medida

Echaron a su pareja de ALUR y reclama con una huelga de hambre frente a Torre Ejecutiva

Esta tarde lo visitaron el cardenal Sturla, representantes del PIT-CNT y el diputado Gerardo Núñez

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2018 a las 17:12

Pablo Ferreira lleva 13 días de huelga de hambre frente a Torre Ejecutiva. El primero de marzo, el día que comenzaba el mes de la mujer, Ferreira decidió comenzar la huelga de hambre para difundir un reclamo que lleva casi dos años.

Luiggina D´Agosto, la pareja de Ferreira, fue despedida de Alcoholes del Uruguay (ALUR) el día que se reintegraba de su licencia maternal. Si bien el proceder del directorio de ALUR no es ilegal, porque la ley permite despedir a una trabajadora en período de lactancia si se le abona una indemnización especial de seis sueldos, tanto D´Agosto como el PIT-CNT y algunos legisladores del Frente Amplio entienden que es ilegítimo.

Ferreira lleva 13 días de huelga de hambre y si bien los exámenes médicos que le realizaron este lunes le dieron bien, se encuentra debilitado y con algunos dolores. Hasta ahora solo ha tomado agua.

A las 15:00 de este miércoles el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, el secretario general del Sindicato Único de la Construcción (Sunca), Óscar Andrade, el diputado oficialista, Gerardo Núñez, y el arzobispo de Montevideo, el cardenal, Daniel Sturla, visitaron la carpa que se encuentra en Plaza Independencia.

"Lo encontré muy angustiado y con alguna dificultad. Creo que cuanto antes esto se tiene que resolver", dijo Sturla tras pasar unos 20 minutos con Ferreira. El cardenal se hizo presente en el lugar a pedido de la familia de Ferreira y rezó junto a él y D´Agosto dentro de la carpa. Para Sturla esta situación es un "atentado" a la mujer y a la maternidad.

El PIT-CNT viene haciendo gestiones desde hace un largo tiempo para que D´Agosto sea restituida. "La ley trata de impedir que las empresas despidan en el período de lactancia colocando una multa de seis meses de sueldo", dijo Pereira en rueda de prensa. La central ya realizó gestiones ante Instituto Nacional de Mujeres, la Inspección General del Trabajo, el Parlamento para que se retome a la trabajadora y se instale una mesa de diálogo. Hasta ahora no han tenido respuesta.

"En una negociación se puede ver otro lugar de trabajo donde se precise a una trabajadora con sus calificaciones", agregó Pereira y agregó que Ferreira está "poniendo en peligro su salud" por un tema en el que, según la central obrera, tienen la razón.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...