Economía y Empresas > DERES

Educación de calidad, un desafío que nos invita a ser creativos

Pensar cómo lograr una educación inclusiva, que promueva el crecimiento de las personas y posibilite nuevas oportunidades, es un tema que está arriba de la mesa de muchos directivos

Tiempo de lectura: -'

20 de marzo de 2019 a las 05:00

Karina Keosseian - gerenta de Marketing y Comunicación de Pronto!

Las empresas, como agentes de cambio en la sociedad, sea cual sea el rubro y la materialidad de su negocio, tienen la posibilidad de generar políticas y acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el entorno donde operan.La agenda 2030, aprobada por la ONU, y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para transformar nuestro mundo, fija un norte y hace más sencilla la tarea de decidir dónde focalizar los esfuerzos.

Uno de los objetivos clave, si bien todos son estratégicos, refiere a “Educación de Calidad”. Con educación hay consumidores más formados y responsables, que exigen propuestas de valor diferenciadas e interpelan a las empresas a brindar la mejor experiencia. Con educación hay colaboradores más preparados, que enriquecen la tarea con conocimiento, y demandan un entorno laboral sano y atractivo. Con educación, los vínculos entre la empresa y sus grupos de interés, se vuelven más interesantes, más desafiantes y por ende más virtuosos.

Pensar cómo lograr una educación inclusiva, que promueva el crecimiento de las personas y posibilite nuevas oportunidades, es un tema que está arriba de la mesa de muchos directivos.
Son varios los caminos que se pueden recorrer para colaborar en la educación de nuestros niños y jóvenes, si queremos incidir en este público concreto. Hay muchas organizaciones de la sociedad civil que trabajan en esta temática, estableciendo lazos con centros de enseñanza públicos y privados, donde la empresa puede aportar e integrar su know how, su voluntariado y sus recursos económicos, liderando proyectos con impacto real y medible.

Según sea el campo de acción de la empresa, puede también generar programas y contenidos propios, didácticos y pedagógicos, que sirvan de insumo a docentes y educadores a la hora de trabajar y sensibilizar sobre ciertas temáticas.

Una alternativa es a través de la cultura y el disfrute de expresiones artísticas, promover espíritu crítico, valores y nuevas formas de entender la realidad.
La educación y el arte están profundamente ligadas. Una obra de teatro, un espectáculo de ballet o un show musical pueden sensibilizar, responder preguntas y sobre todo despertar nuevas interrogantes a ser atendidas.

La cultura nos acerca

Democratizar el acceso a la cultura, en todo el país, y a todo nivel, es una cruzada que bien vale la pena. Una herramienta interesante para lograr ese objetivo, es la de los FI (Fondos de Incentivo Cultural) que benefician a proyectos de artes, patrimonio y tradiciones culturales. Los fondos se integran con aportes de las empresas contribuyentes al IRAE y al Impuesto al Patrimonio, que según la modalidad de apoyo que utilicen, reciben beneficios fiscales. Son más de 1000 empresas que a la fecha nos hemos sumado, colaborando con artistas, instituciones y gestores culturales a financiar sus proyectos.

Una reflexión aparte, en el marco de los ODS, es que a través de esta plataforma también se impulsa el objetivo relativo a “Trabajo decente y crecimiento económico”, ya que son varias las industrias que directa e indirectamente se ven beneficiadas si la cultura cobra cada vez mayor fuerza.

A la hora de apoyar un espectáculo, puede que ya desde la génesis el mismo esté pensado para un público infantil o adolescente. Y ahí la conexión es más lineal. 

Pero no es condición indispensable. Si la empresa toma un rol activo, no solo de financiación, y genera diálogos y sinergia, reuniendo a los propios artistas con intendencias y autoridades locales, organizaciones vinculadas a la educación y otros actores relevantes, de verdad se pueden cristalizar ideas muy buenas, que tienen por corolario vivencias enriquecedoras para todos los involucrados.

Intervenciones, charlas inspiradoras, visitas. Acercar a la comunidad, propuestas lúdicas y divertidas, con mensajes y reflexiones, es una práctica que, a corto y largo plazo, puede generar una diferencia significativa en el desarrollo intelectual y emocional de las personas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...