Cargando...
Según los expertos, la independencia podría celebrarse el 25 o el 27 de agosto, el 4 de octubre o el 18 de julio

Nacional > Expertos

¿El 25 de agosto es el verdadero Día de la Independencia? Esto dicen seis historiadores

Hay un debate sobre si debe ser el 18 de julio, el 4 de octubre o el 25 de agosto

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2022 a las 18:01

Partidos políticos, necesidad de épica y trámites administrativos integran la discusión de cuándo debería celebrarse el Día de la Independencia en Uruguay.

Puede ser el 25 o el 27 de agosto, el 4 de octubre o el 18 de julio. Los historiadores y profesores de historia consultados por El Observador no coinciden en una sola. Algunos, como el historiador José Rilla, se niegan a priorizar una fecha por encima del resto y apuntan a necesidades por parte de los estados, más que al reflejo de la realidad. 

 

18 de julio: ¿el "moño final"?

El historiador Fernando López D’Alessandro elige el 18 de julio porque supone el “moño final” con el que se concretó la creación del Estado oriental como "solución política" a un "problema político": la guerra entre Argentina y Brasil. La Jura de la Constitución supuso la conclusión, no buscada originalmente, de un proceso que se inició con la Revolución de Mayo en 1810.

Asimismo, el historiador desestimó el 25 de agosto porque allí se declaró la independencia respecto al Brasil y la unión a las Provincias Unidas del Río de la Plata. 

El también historiador, político y exembajador, Mario Cayota, coincidió en el diagnóstico sobre el 25 de agosto –pese a que reconoce que allí pudo haber un "deseo de independencia"– , pero declinó la opción del 18 de julio.

Cayota señaló la "interferencia política". "El 25 de agosto lo apoyaban en su momento los blancos, porque ahí la intervención de Lavalleja fue muy grande. Y los colorados entonces como alternativa propusieron el 18 de julio", valoró.

Señaló que antes de la Jura de la Constitución ya existía el país. "Si antes sesionó la Constituyente", argumentó en referencia la asamblea a la que calificó de "soberana". Indicó que sus miembros no eran perseguidos y que incluso en diciembre de 1828 votaron como gobernador a José Rondeau. 

"Importante sincerarnos": la Convención Preliminar

Para Cayota, la fecha de la independencia nacional es el 4 de octubre de 1828, cuando se concreta la Convención Preliminar de Paz. "Ahí es que el Uruguay es independiente. Porque ahí tanto los argentinos como el Imperio del Brasil reconocen la independencia del Uruguay. Frente a este debate, si en realidad vamos a ver las cosas con desapasionamiento, la independencia fue el 4 de octubre de 1828".

Tras la Convención, el 22 de noviembre de 1828, se instaló la Asamblea Constituyente en San José –y que luego se trasladó a Canelones. "¿Por qué se demora tanto? Porque hay que esperar la aprobación de los dos países". En este sentido, Cayota señaló que "se puede hablar de una independencia tutelada". 

El historiador Leonardo Borges coincide con Cayota con la fecha del 4 de octubre de 1828. "Es la que marca el comienzo jurídico, pero también simbólico, de lo que va a ser el Uruguay”, dijo. "Me parece importante sincerarnos a esta altura del partido: nacimos de una negociación"; recordó Borges. "Eso molesta a la típica caterva que busca épica", afirmó.

"Después de los sucesos del 25 de agosto de 1825, la guerra entre los orientales y Brasil, pasó a ser entre las Provincias Unidas y Brasil. Esa guerra generó la intervención de Inglaterra, porque comenzó a tener perjuicios en su comercio", relató. 

“Lord John Ponsonby llega con una canasta de negociaciones en las que no estaba la independencia", y es "a lo largo de 1826 y 1827 que comienza en Ponsonby la idea de que la provincia podía ser independiente”.

Inglaterra unió las partes –el gobierno de las Provincias Unidas y el Imperio del Brasil– en la Convención Preliminar de Paz (que tuvo lugar el 27 y 28 de agosto). 

"Y el 4 de octubre es cuando se intercambian las ratificaciones de las Provincias Unidas y del Imperio del Brasil", indicó Borges.

El historiador sostuvo que la Convención tenía artículos donde se obligaba a la provincia a hacer una constitución, –que iba a ser revisada por los países contratantes–, le daba cinco años para convertirse en país y justamente en ese plazo no podía "haber un conflicto interno", sino "las partes contratantes" podían "ingresar militarmente".

Borges destacó que el 4 de octubre fue "fecha patria" desde 1830 hasta 1860. "Eso es un dato interesante porque en algún momento los uruguayos tomaron esa fecha como una fecha importante en su historia", agregó.

La reivindicación de los orientales

El profesor de historia y humorista, Diego Delgrossi, coincide en que la fecha de independencia está en 1828 en relación con la Convención Preliminar de Paz, pero apunta al 27 de agosto en lugar de al 4 de octubre. "El día que se firma, y las dos potencias que nos podían oprimir estuvieron de acuerdo, fue el 27 de agosto de 1828", indicó. "Para mí el 4 de octubre es una cuestión administrativa", afirmó.

Además, Delgrossi destacó el rol de los orientales en su propia independencia. 

Si bien "no hubo representación directa de los orientales, sí hubo contacto entre Lord Ponsonby y plenipotenciarios orientales que le aclararon cuál era su punto de vista. Eso consta en las propias cartas de Ponsonby", aseguró Delgrossi.

"Yugo que le impongamos a los orientales, dice Ponsonby en una de sus cartas, ellos van a estar en contra: hay que darles la independencia", señaló.

Según el profesor, Buenos Aires y Brasil pactaron, no solo porque estaba Inglaterra, "sino porque realmente no estaba siendo negocio para ninguna de las dos partes el bancar a los orientales en armas".

Uruguay no nació en un día

José Rilla valoró que "Uruguay no nació en un día, como ningún país" e hizo referencia a la invención de las fechas por parte de los estados para "sustituir el cemento que aportaba la religión tradicional". 

"Los nacionalismos, por buenas y malas razones propias de la religión cívica del Estado moderno, inventaron lo de las fechas que debían jalonar el calendario laico, cuando había que sustituir el cemento que aportaba la religión tradicional encerrada o recluida en la vida privada", arguyó.

"Como profesional que procura un tratamiento prudente del pasado, me resisto a pronunciarme por la fecha de las Instrucciones de Artigas, o por el 25 de agosto de 1825, o por el 4 de octubre de 1828 con la Convención Preliminar de Paz, o con el 18 de julio de 1830 que dio entidad jurídica y constitucional al debilísimo Estado por el que casi nadie daba dos monedas…", sostuvo.

Camilo López es profesor de historia y politólogo. Su postura respecto a las fechas va en la misma línea que la de Rilla. "Los procesos de independencia son procesos. Las fechas son necesidades que los países necesitan para construir un relato histórico sobre sí mismos", indicó. Las decisiones sobre los eventos históricos "están asociados a disputas políticas, a discusiones sobre la interpretación del pasado, para entender el presente y para fundamentar acciones políticas futuras". 

López se refirió, por ejemplo, a la fecha del 25 de agosto, cuando se celebra oficialmente la Declaratoria de la Independencia. "Una mirada más romántica con elementos nacionalistas reivindica el 25 de agosto", señaló.

"El pasado es un campo de batalla, donde la política combate por la historia para construir sentido", sostuvo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...