Cargando...
James Franco como Tommy Wiseau en The Disaster Artist: obra maestra.

Espectáculos y Cultura > HOLLYWOOD

El artista que no sabía parar

James Franco es uno de los actores más inquietos de la industria cinematográfica; en su afán por buscar nuevas fronteras artísticas se encontró con un 2017 que lo encumbró una vez más

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2017 a las 05:00

James Franco es hiperactivo. Mejor dicho, es la definición de la hiperactividad. Él nunca para de ser actor. O de ser un literato impulsivo. O un artista performático. O todas las facetas que se esconden detrás de su nombre. James Franco no pone un freno, no toma descanso.

Si no está participando en una extraña producción independiente de la que nunca nadie escuchó hablar, se mete en una comedia de dudoso gusto con Bryan Cranston, o trabaja bajo las órdenes de directores como Danny Boyle o se pone a escribir sus películas de drogas con su amigo Seth Rogen. Si el tiempo le sobra, protagoniza alguna película con su hermano menor Dave, se encarga de presentar ceremonias de premios o encabeza una serie apadrinada por HBO o Hulu. Y si todavía le queda algún espacio, hace una película como The Disaster Artist: obra maestra, un filme que lo deja, otra vez, en boca de todos por su dirección y un protagónico, dicen, consagratorio.

En su constante inquietud y en la multiplicidad de rostros que habitan debajo del suyo hay una razón: el miedo a fallar. "Siempre fue un mecanismo de defensa", confesó al medio especializado Variety hace pocos meses. "Si me mantenía ocupado, nunca tendría que poner atención en la dirección a la que iba mi vida". En el fondo estaba la inseguridad de errar, de no llegar.

Un rápido paneo por su 2017 demuestra que esa tendencia a explotarse es real, ya que solo en estos últimos 12 meses Franco participó en 13 producciones diferentes, sin contar varios cortos perdidos por ahí. Muchas de ellas fueron oscuras producciones que no llegaron a estrenarse ni en DVD. Pero entre esos productos de calidad fluctuante están la serie de HBO The Deuce, donde interpreta dos papeles diferentes y que significó la vuelta del productor David Simon, y la mencionada The Disaster Artist, una película que al parecer podría suponer un freno ideal para su agitada vida frente y detrás de cámaras. O quizá no.

Todoterreno

La carrera de James Franco parece seguir patrones cíclicos difíciles de romper, así como una temeridad que lo lleva a aceptar cualquier cosa que se le pone delante. Irrumpe en las pantallas de todo el mundo, causa sensación por sus papeles y después cae en un pozo de malas decisiones artísticas. Así funciona, más o menos desde el inicio, su carrera.

A principios de los 2000, por ejemplo, tuvo una de sus primeras horas de gloria. Franco sumó calidad y popularidad a su carrera con un tándem que incluyó una nominación a Mejor actor en los Globos de Oro de 2001 por su papel como James Dean en la película homónima, y un protagónico en la taquillera trilogía de El hombre araña de Sam Raimi, como Harry Osbourne, el amigo/enemigo/amigo de Peter Parker. Antes había protagonizado la ahora serie de culto Freaks and Geeks, un proyecto que falló pero que le sirvió para conocer a dos futuros socios y amigos: Judd Apatow y Seth Rogen.

Diez años después de su papel en El hombre araña llegó otro de sus hitos: el protagónico en 127 horas, que le valió una nominación al Oscar y otra en los Globos de Oro. Franco se destacó en esta película de Danny Boyle y dejó claro que se podía amoldar al papel que sea, dado que la historia requería que pasara casi todo el metraje en la misma posición y locación –con una impresionante escena incluida en la que literalmente se corta el brazo a la altura del codo–.

Enseguida se enroló en la remake de El planeta de los simios, y pese a que la apuesta era arriesgada, Franco y la película tuvieron su recompensa al comenzar con buen pie una trilogía que, al final, fue más que sólida.

En el medio, la marca Franco pasó por todos los espectros posibles. Desde indies arriesgadas (Spring Breakers) a bodrios infumables (Este es el fin), pasando por producciones controversiales (The interview), grandes comedias (Pineaple Express) y micro participaciones en sagas legendarias como Alien: Covenant.

También se probó como director, adaptando a su escritor favorito, William Faulkner (Mientras agonizo en 2013 y El ruido y la furia en 2014) y contando la vida de Charles Bukowski, otro de sus ídolos literarios.

Ahora, con The Deuce y The Disaster Artist (en la que se pone al frente de la dirección y con la que recibió una nueva nominación a Mejor actor para la próxima edición de los Globos de Oro), Franco está a las puertas de otro de sus ciclos exitosos, ya que ambos papeles han sido alabados por la crítica especializada en todo el mundo. La primera de esas producciones se emitió por HBO y se encuentra disponible en su plataforma digital. La segunda se estrenará en Uruguay el 11 de enero. Pero aún hay más en el horizonte de este actor que (¡recién!) tiene 39 años.

En los primeros meses de 2018, Franco se pondrá bajo las órdenes de los hermanos Ethan y Joel Coen en uno de los proyectos más interesantes que se están gestando bajo el ala de Netflix. Será un wéstern, se titulará La balada de Buster Scruggs y estará presentado bajo el formato de serie antológica. También se anunció recientemente que el actor volverá a incursionar en el cine de superhéroes como Múltiple, uno de los X-men, que tendrá su propia película. Que él, el hombre de los mil rostros por año, sea el elegido para interpretar a un mutante cuyo poder es multiplicarse resulta, al menos, irónico.

Así, James Franco llegará a otra meseta. El Oscar por su interpretación en The Disaster Artist no parece algo muy lejano, y aunque para eso falten algunos meses, de concretarse sería el pico de una maratónica carrera que comenzó hace más de dos décadas y que, con ascensos y caídas, solo acelera. Y sin freno a la vista.

Lo dijo

"Si hago muchas cosas y una de ellas sale mal y a la gente no le gusta, ya estoy pronto para lo siguiente. Ni siquiera escucho las críticas. Para mí, eso también funciona como un escape"
"The Disaster Artist es la historia que nací para contar"
James Franco, actor y director

El 2017 de James franco


26te17-alien-1col.jpg

undefined


Alien: Covenant. Su participación fue minúscula, pero de todas maneras fue parte de la fallida secuela de Prometeo (2012).

26te17-disaster-1col.jpg

undefined


The Disaster Artist. Si bien en Uruguay se estrena en enero, la historia de "la peor película de todas" ha recolectado aplausos, premios y loas desde su aparición.

26te17-deuce-1col.jpg

undefined


The Deuce. HBO y David Simon (The Wire) lo reclutaron para un doble papel en esta historia de la industria del porno en la Nueva York de 1970.

26te17-otras-1col.jpg

undefined


Las otras. The Institute, Actors Anonymous, This is your death, Don't Come Back from the Moon, Blood Heist, The Vault, Blood Ride y Blood Surf.


Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...