Cargando...

Copa América > ANÁLISIS TÁCTICO

El cambio de Tabárez que no alcanzó para ganarle a Perú

Cuando De Arrascaeta pasó a jugar detrás de los delanteros el equipo creció futbolísticamente

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2019 a las 19:01

El primer penal de la serie contra Perú definió el partido y acabó con el sueño de Uruguay en la Copa América. El remate ejecutado por Luis Suárez que Pedro Gallese atajó con el estómago fue lapidario para la suerte de los celestes. Acabó con todos los estudios previos, las tácticas, los movimientos que intentó el técnico Óscar Tabárez antes y durante el partido que se jugó en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador. Ese tiro frustrado y la puntería de los peruanos, resume el encuentro.

Uruguay empezó el partido con su dibujo táctico habitual, aunque con un cambio respecto al anterior contra Chile. Nahitan Nández ingresó a cubrir la banda derecha en lugar de Nicolás Lodeiro, pasando Giorgian De Arrascaeta a jugar por izquierda. Así jugó Uruguay el segundo tiempo frente a los chilenos, mejorando notoriamente el rendimiento que el equipo tuvo en la primera parte.

Frente a Perú, Tabárez mantuvo a Giovanni González como lateral derecho y a Martín Cáceres por izquierda. Éste actuó con el perfil cambiado y lo sintió más cuando se fue arriba y debió terminar las jugadas con centros.

El doble cinco fue el habitual desde que Matías Vecino salió por una lesión: Rodrigo Bentancur y Federico Valverde, que lograron un buen desempeño en la recuperación y la entrega. En los extremos, los ya mencionados Nández y De Arrascaeta. El de Boca tuvo una buena participación en la primera parte, llegando con peligro al área peruana; al del Flamengo le costó jugar contra la raya y su mejor versión fue cuando se corrió detrás de los delanteros. En la primera parte fue esporádicamente, en la segunda ya de manera continua.

Adelante, como siempre Luis Suárez y Edinson Cavani. Cuando la pelota no les llegó bien jugada tuvieron que hacer un desgaste extra para presionar y para luchar contra los zagueros. Cavani fue el más activo de los dos. En el complemento marcaron un gol cada uno, pero fueron anulados por posición adelantada.

En el segundo tiempo Tabárez mandó a la cancha a Lucas Torreira y cambió la figura táctica. Uruguay pasó a jugar con un 4-3-1-2, con Torreira en el vértice central, con Valverde y Bentancur a sus costados y De Arrascaeta en el ángulo superior, donde mejor se desempeña, con la cancha de frente, sin las limitaciones de la banda.

La selección le ganó la mitad de la cancha a Perú, generó mucho más fútbol para los delanteros, pero el VAR fue determinante. La tecnología detectó dos posiciones adelantadas que para el ojo humano hubieran sido muy difícil. Pero ahora es parte del juego y los futbolistas tienen que adaptarse.

Al final, lo del principio. El partido se definió por penales, Uruguay falló en los pies del que menos se espera y quedó afuera de la Copa.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...