Cargando...

Fútbol > YO JUGUÉ CON...

El día que Klose dejó parado a Emiliano Alfaro

El delantero se sorprendió con el alemán, con la humildad de Forlán y recuerda los consejos de Simeone

Tiempo de lectura: -'

18 de marzo de 2018 a las 05:00

Y aunque pocos lo recuerden, fue compañero del delantero de Treinta y Tres que un 19 de febrero de 2012 debutó en la Lazio compartiendo la delantera con el alemán. La memoria de Emiliano lo transporta a aquellos tiempos donde se sorprendió con Klose, al que definió como el Forlán de los alemanes.

Emiliano desembarcó en la Lazio. Miró a su alrededor y veía estrellas por todos lados. Cissé, Hernanes, Radu, Postiga, Candreva, Scaloni. Pero el uruguayo llevó a la cancha la impronta del jugador sudamericano. Primer trabajo en espacio reducido. En Liverpool, en San Lorenzo, Emiliano sabía que encaraba con pelota dominada y hacía la diferencia. Entonces le queda un balón. Encara tratando de sacar provecho de su explosión. Y canchereando, pensó, la saco a un costado y en carrera los dejo como postes... "Vengo con la pelota y digo, tá, la saco a la derecha y le pego al arco. Cuando la saco y le voy a pegar, me pasan por arriba. Epa. Miro y era el alemán que se me llevó la pelota", rememora Emiliano Alfaro en charla con Referí. El alemán no era otro que Miroslav Klose. Campeón del mundo con Alemania en Brasil 2014, donde batió el récord de Ronaldo convirtiéndose en el máximo goleador de la historia de los Mundiales. Además, es el goleador histórico de la selección de Alemania.

"¿Qué te puedo decir...? El ejemplo de lo que es Forlán para los uruguayos lo es Klose para Alemania y Europa. Una máquina. El ejemplo de profesional, desde todo punto de vista. Un tipo estudioso de los partidos, de los rivales, los jugadores y en lo táctico una bestia", contó Alfaro desde India.

"A las ocho y media de la noche estaba durmiendo. No pesaba un gramo más de lo que le correspondía. Vos lo mirabas y era una máquina. En todo. Entrenamiento, en cuidado, de los tipos que ibas a jugar contra Palermo y sabía todo del defensa, si era zurdo o derecho, como moverte. Me choqué con todo eso y te hacés a los ponchazos".

Alfaro agregó: "Me sentaba al lado de él en el vestuario y hablábamos en italiano. En muchas cosas me hacía recordar a Forlán porque apenas llegó a Italia fue un tipo que se preocupó por aprender el idioma, la cultura del país. Tremendo, un jugador top, por algo llegó a lo que llegó".

Miroslav Klose

Miroslav Klose

Miroslav Klose festeja uno de sus 71 goles con la Mannschaft

Miroslav Klose festeja uno de sus 71 goles con la Mannschaft

"El alemán era un ejemplo. Era el primero en llegar al entrenamiento. Cuando tenía una lesión de lo que fuera se iba a Alemania para hacerse tratar por su médico, no perdía el tiempo en nada. A la hora de definir es bueno, pero he tenido otros jugadores que quizás a nivel técnico eran mejores pero Klose, aunque tenía esos tres o cuatro primeros metros que te ganaba en la carerra y chau. Era un tipo completo, tenía la calidad, pero todo lo fue potenciando. Un tipo producto del trabajo. Obvio que se quedaba a entrenar después de hora, pateaba para un lado para el otro. Me hace acordar mucho a Forlán".

Diego Forlán

"Fue el pionero de volver a abrir las puertas al mundo. No es una falta de respeto a los demás, como Paolo (Montero) y otros, pero Diego en la época moderna fue el que abrió las puertas al mundo. Recuerdo estar en una sub 17 y que el tipo, pese a ser un jugador top, venía y se quedaba a entrenar o charlar con un pibe de 17 años que te podés imaginar la ilusión que tenía. Quedé deslumbrado. Recuerdo que iba de sparring a la mayor en la etapa de Fossati y pasaban ese tipo de cosas, quedarse charlando luego del entrenamiento. Yo no lo podía creer, que me diera consejos, cosas que parecen ser sencillas pero no pasan. Es un gran ejemplo. Esos gestos hablan de lo que es hoy Diego".

Diego "Cholo" Simeone

Simeone atletico

El Cholo habla con sus jugadores antes de la tanda de penales frente a PSV

El Cholo habla con sus jugadores antes de la tanda de penales frente a PSV

"Me llamó para llevarme a San Lorenzo. Me acuerdo y siempre cuento que no me fue bien, fue una etapa complicada, el club no estaba bien y estuvo siete u ocho partidos y se fue. Pero varias veces vino a hablar conmigo para transmitirme tranquilidad. En las prácticas me gritaba: '¿Cuándo llega el uruguayo, cuándo lo traen?', me pasaba jorobando con eso. Y le decía: 'Ya va a llegar, ya va a llegar' (risas). A la hora de entrenar me pasó lo que nunca me sucedió con otros técnicos, que el tipo paraba la práctica te agarraba y te decía: 'No, no, esto se hace así'. Agarraba la pelota, le pegaba derechita y le caía en el pecho al otro. Y vos decías, al diablo, con este tipo tengo que esforzarme al 200% porque me deja pegado delante de todos. Ponía la vara altísima porque estaba notable físicamente. Tenía un manejo del grupo brutal. Había mucha presión en el club y él nos decía que la responsabilidad era de él. En la cancha, al lado de la línea, era un loco, se enloquece. Motivador nato, un día nos pasó la película 300. Un experto".

Djibril Cissé

"Otro que estaba tatuado desde la cabeza al dedo gordo del pie. Llamaba la atención por los peinados, un tipo excéntrico. Llegó a Italia para jugar con Klose arriba y no le fue muy bien en el primer semestre, no se adaptó al grupo, hablaba solo francés y no entendía italiano, era un jugador europeo moderno, se ponía sus auriculares. Por lo que compartí en los entrenamientos, siempre estuvo bien, intentando compartir su experiencia, aunque le costó adaptarse a Italia".

Stefano Mauri

"Era el capitán del equipo. Estuvo suspendido seis meses por un tema de apuestas por arreglo de partidos y siguió ahí, estaba directo con el presidente. Era jugador muy allegado al presidente y al club. La relación era: 'Buen día', 'Buenas tardes', y no más que eso. Era el típico italiano que estaba en la de él".

Stefan Radu

"Un loco rumano de la guerra, de esos que tenía el vestuario de la Lazio. Siempre embromaba, se prestan para cualquier broma. Otro de los que con su locura y su forma de ser fue de los que me abrió las puertas. Sin ser sudamericano, que un europeo te abra las puertas me hizo sentir bien y se lo agradezco. Fue de los primeros en hacerse el injerto de pelo. Ahora es muy normal. Un día cayó con un agujero en la cabeza y le creció el pelo".

Tata González

Tata González

undefined


"Me pasó con el Tata de llegar al vestuario y de repente que los jugadores empiecen a tirar los zapatos a la basura porque los habían usado tres o cuatro veces. Con el Tata nos mirábamos y decíamos: '¿Qué es esto''. ¡Y los juntábamos! Los traíamos para regalar a Uruguay. Allá los espónsores les mandan tanta cosa que después de usarlos tres veces ya están viejos. Yo me traía la valija llena".

Ramón Díaz

"Era titular hasta que me lesioné. Pese a haber sido goleador, realmente no me dejó mucha cosa en lo futbolístico. La idea no es hablar mal pero la verdad; los que trabajaban en el día a día eran los de su equipo y él venía para poner la frutilla en la torta en la práctica de futbol".

Hernanes

"Tenía mucha calidad. Una anécdota: era muy curioso que cada vez que íbamos a comer el tipo saboreaba la comida y hacía 'Mmm'. Hacía ruido como que le gustaba la comida. O por ejemplo llegar de entrenar, bañarnos y cuando nos íbamos verlo en el gimnasio, vestido de vaquero, zapatos, camisa, haciendo pecho en la máquina. ¿Qué está haciendo? Era un tipo profesional, con mucha calidad. Y en la Lazio fue un tipo que marcó y fue ídolo".

Pablo Migliore

"Un loco de la guerra pero una buena persona. Apenas llegué se me arrimó y se puso a disposición para lo que fuera. Un tipo de esos que en el vestuario no pasa desapercibido. Siempre con un chiste. En los partidos le vi hacer locuras de hacerle gesto a las hinchadas o mismo en el vestuario de pelearse con algún compañero por algo puntual, pero bien. Es un loco lindo, lleno de tatuajes".

pablo migliore

undefined


La humildad de los seleccionados

"¡Pahhh! En mi paso por la selección compartí con Suárez, Cavani, el Pelado Cáceres, Godín. Destaco siempre el grupo de la selección. Tipos como Lugano, el Loco Abreu, Seba Eguren, Forlán que hoy los nombro y son jugadores que hicieron historia en el mundo, la humildad que tenían pero no la de vender humo, la humildad real, de venir a la selección viajando 10 mil kilómetros, hacer escalas y no jugar. Iban al banco pero la felicidad con la que se juntaban y las ganas de estar y compartir fue una enseñanza para mí. Había un compromiso real ahí, genuino con la selección, eso es merito del Maestro. Te puede gustar o no como juega, el planteo, pero es otra pero la organización, la jerarquía, el tipo hizo un trabajo para sacarse el sombrero, lo valoro y lo destaco".

Otros que lo marcaron

"En Liverpool no olvido a Carlos Macchi, (Paulo) Pezzolano y Carlos Nicola, que cuando llegué con 17 años y era un botija del interior, me llevaba a su casa a comer con su familia. Un ejemplo de persona. Osvaldo Canobbio, la Momia Lemos, Nico Rotundo, que me llevaba y me traía todos los días. Jugadores que me dejaron millones de cosas. Te enseñan a formar la personalidad".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...