Cargando...
Foto de archivo. Fernando Lugo, expresidente y líder político en Paraguay

Mundo > paraguay

Paraguay: el expresidente Lugo se suma a la coalición opositora para derrotar al Partido Colorado

Tras confirmarse la candidatura del exarquero José Luis Chilavert con el Partido de la Juventud, el Frente Guasú de Fernando Lugo se unió a la Concertación Nacional de centroizquierda con vistas a las elecciones del próximo año

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2022 a las 19:17

El Frente Guasú (FG) de Paraguay, que lidera el expresidente Fernando Lugo, formalizó su ingreso a la Concertación Nacional, el colectivo que integra casi toda la oposición con el objetivo de acordar una fórmula única que tenga chances de superar en las presidenciales pautadas para abril de 2023 al Partido Colorado, que gobierna desde hace siete décadas, con excepción del período 2008-2012 en que gobernó Lugo hasta que fue destituido en un juicio político exprés.

La decisión de la oposición, a la que se suma ahora el FG, se formalizó hace poco más de una semana en La Casa del Pueblo –la sede del Partido Revolucionario Febrerista– durante un encuentro en el que estuvieron representantes del partido Liberal Radical Auténtico –la principal fuerza de oposición–, además de delegados de Encuentro Nacional, Patria Querida, Cruzada Nacional, Hagamos, Partido de la A, Democrático Progresista, Frente Amplio, entre otras agrupaciones.

En esa reunión, las fuerzas firmaron el compromiso de ir con un binomio único, aunque dejaron dos puntos sin definición: el mecanismo para elegir la fórmula y la chance de que cada fuerza lleve boletas legislativas propias. El primero de los puntos genera polémica. La idea de la Concertación es utilizar el padrón nacional para que los inscriptos puedan participar de la interna. Sin embargo, el Partido Colorado se opone, alegando que ese padrón solo puede usarse en las elecciones generales. Un tema que deberá resolver la justicia electoral.

En lo inmediato, y mientras la oposición espera definir su fórmula, en el Partido Colorado ya se perfilan los candidatos en un contexto marcado por el distanciamiento de sus dos principales figuras: el presidente Mario Abdo y su antecesor, Horacio Cartes. Abdo apoya la candidatura de su actual vicepresidente, Hugo Velázquez. El espacio Honor Colorado, que encabeza Cartes, promueve la de Santiago Peña, quien ya fue candidato en 2018.

Los movimientos políticos de cara a las elecciones se aceleraron esta semana también con el anuncio formulado en las redes sociales por José Luis Chilavert, quien confirmó que será candidato por el Partido de la Juventud bajo el lema “Orgulloso de ser paraguayo”. El campeón del mundo con el Club Atlético Vélez Sarsfield de Buenos Aires en 1994 e indiscutido referente de la selección de fútbol de su país afirmó que lo hará con la idea de "dejar una impronta, una huella para la nueva historia".

Chilavert se ha declarado admirador del ultraderechista diputado argentino Javier Milei y del expresidente de derecha Mauricio Macri. Vía Twitter aseguró que siente la responsabilidad de “construir un mejor Paraguay", posteo que acompañó con un video en el que se lo ve recorriendo fábricas, mercados de comida y escuelas, hablando con estudiantes y conversando con vecinos.

Polémico y tajante, entrevistado días atrás por la televisión argentina, Chilavert dejó en claro su posicionamiento cuando volvió a cuestionar al populismo y al gobierno del presidente Alberto Fenández. "La manera en la que se ha degradado el país (Argentina) es terrible, pero el populismo que se implementó, y que se sigue implementando, genera eso, porque fomenta la destrucción de la familia primero y del Estado después”, dijo.

“Para ellos, mientras exista más gente que no vaya a estudiar, la pueden manejar tranquilamente, porque esa persona siempre va a esperar el dinero del gobierno de turno", señaló. Al ser consultado sobre lo que considera que tendría que hacer el gobierno argentino, Chilavert opinó: "A la gente le deberían dar una asistencia por un plazo para poder vivir, pero en ese tiempo se le debería pedir que consiga trabajo, pero el problema es que muchas veces la gente no quiere trabajar y eso pasa también en mi país”.

Según el cronograma aprobado por el Tribunal Superior de Justicia Electoral, el 18 de diciembre se realizarán las elecciones internas simultáneas de todos los partidos y el 30 de abril próximo se votarán en las nacionales: presidente, vicepresidente, 45 senadores titulares y otros tantos senadores suplentes. Además, en las departamentales, los paraguayos deberán elegir 80 diputados titulares y otros tantos suplentes, además de 17 gobernadores y 17 juntas departamentales.

Diez años después

El retorno del FG a la Concertación lo anunció el propio Lugo, que actuó como vocero de la agrupación, y se concretó a solo cuatro días de que se cumplan diez años del polémico juicio político que lo destituyó de la presidencia por 39 votos a favor y 4 en contra en el Senado. Fue el último capítulo de una crisis institucional que había comenzado veinte días antes en la localidad de Curuguaty, al nordeste de la capital del país, cuando 11 campesinos y seis policías murieron en una toma de tierras del empresario y político colorado Blas Riquelme.

Las relaciones del gobierno de Lugo con los campesinos tierra venían ya deterioradas. El fiscal Jalil Rashid, quien había sido abogado de Riquelme, dirigió el operativo, del que formaron parte 400 policías, entre ellos francotiradores. La orden de desalojar la había dado el Ministerio del Interior, incluso sabiendo que algunos de los campesinos estaban armados.

En aquel momento, desde la oposición denunciaron la existencia de un grupo insurgente -algo que nunca se comprobó-, al mismo tiempo que los campesinos detenidos eran torturados en una cárcel de Tacumbú. Lugo forzó la renuncia de su ministro del Interior. Sin embargo, las cartas estaban echadas. Mientras Lugo manifestaba su respaldo a las fuerzas de seguridad, el movimiento campesino marchaba sobre Asunción y la oposición responsabilizaba a Lugo de haber promovido la toma. Los aliados del partido Liberal Radical Auténtico dejaron en soledad a Lugo. Tomaron distancia. Su vicepresidente, el liberal Federico Franco, completó el mandato.

Qué piensan los paraguayos

La victoria de Lugo en las elecciones de agosto de 2008 marcó un quiebre en la historia de Paraguay. Fue la primera derrota electoral del Partido Colorado, la primera alternancia pacífica en el poder y el ascenso, también inédito, de un gobierno de centroizquierda. Una historia que podría repetirse. Una encuesta realizada entre mediados de mayo y principios de este mes en 14 de los 17 departamento del país por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica marca un fuerte deterioro del Partido Colorado.

El estudio refleja la percepción de la ciudadanía en torno a la situación nacional, tanto en términos económico y sociales como políticos e ideológicos. Entre las conclusiones más destacas, el trabajo señala que el 70% de los paraguayos considera que se requieren “cambios profundos” en los próximos años y solo el 23 considera al Partido Colorado como “el único que sabe gobernar”. Consultados por la gestión de gobierno de Abdo, el nivel de desaprobación general alcanza el 83%, sube al 86% con relación al manejo de la economía y trepa al 91% cuando se trata de evaluar la lucha contra la corrupción.

Entre las problemáticas referidas, la encuesta destaca la dificultad de los paraguayos para pagar los gastos relacionados con la vivienda (64%) y el endeudamiento para cubrir esos gastos (60%). Más de la mitad de los consultados (55%) respondió que “se debería otorgar una ayuda económica por parte del Estado por cada hijo para mejorar la situación de las familias más vulnerables”.

En Paraguay, el 32% de la población vive en áreas rurales. El problema sobre la posesión de la tierra está siempre presente. El tema enfrenta a los movimientos campesinos e indigenistas dedicados a una agricultura de subsistencia con los intereses de un cada vez más poderoso núcleo latifundista local de exportadores agropecuarios, o bien con los pooles agrícolas de origen brasileño y argentino. En ese marco, el 85% de los encuestados respondió que debería limitarse la posesión por parte de extranjeros, básicamente los que impulsaron a Paraguay a convertirse en un importante exportador de soja a través de la hidrovía que integran los ríos Paraguay, Paraná y De la Plata.

En el relevamiento de opinión también se destaca la demanda social por una mayor participación del Estado. Siete de cada 10 consultados reclamó una mayor intervención, ya sea para abaratar las tarifas eléctricas, mejorar la calidad del transporte o garantizar el acceso a la salud, en un país en el que el 64% de la población carece de cobertura médica. Sin duda, un panorama complejo que espera las definiciones de los candidatos del oficialismo y la oposición una vez concluidas las internas del 18 de diciembre.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...