Cargando...

Nacional > CONVENCIÓN

El juego de las sillas del Directorio blanco: paso a paso de una negociación que midió fuerzas

El Partido Nacional renovará este sábado el Directorio mediante dos listas; la previa de la Convención expuso realineamientos y disputas internas

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2021 a las 05:03

Armar una lista nunca es cosa fácil. Armar una lista de unidad entre varios sectores, menos aún. Armar una lista de unidad que además no es lista única, porque debe competir con otra que le disputa los últimos lugares, puede ser todavía más complejo. Y si a eso se agregan otros componentes como la cuota de género, resquemores entre las agrupaciones que deben acordar, y una correlación de fuerzas inicial que ya no representa fielmente las lealtades de quienes votan, recién entonces se puede llegar a entender todo lo que pasó en el Partido Nacional en las últimas semanas, y principalmente en las últimas horas, previo a la Convención Nacional de este sábado en la que se elegirán los 15 nuevos integrantes del Honorable Directorio.

El final, a grandes rasgos, no es muy distinto a lo que estaba previsto en un principio, con dos listas en pugna: una de “unidad” –integrada por Aire Fresco, el Herrerismo, el Espacio 40, Alianza Nacional, Mejor País y el Sartorismo–, y otra “desafiante” liderada por el senador Jorge Gandini

Sin embargo, el camino para llegar a esa foto estuvo ceñido por la incertidumbre y forcejeos que amenazaron con dejar por el camino el mandato de unidad, a la vez que dejaron en evidencia las disputas latentes bajo el manto de aparente calma en la interna del partido del presidente Luis Lacalle Pou

Este sábado, el resultado de la convención no solo ratificará a Pablo Iturralde como presidente, sino que también marcará una puesta a punto de los alineamientos en la interna nacionalista, con Aire Fresco como sector hegemónico, Gandini aspirando a mostrar su fuerza en el bloque wilsonista, y con un sartorismo que ya desmembrado corre grandes chances de quedar reducido a un solo puesto en el Directorio, ocupado por el propio Juan Sartori, dos años después de asomar como segunda fuerza del partido. 

Tras bambalinas

El comentario –de esos con iguales dosis de broma y seriedad– se replicó por estos días entre los dirigentes nacionalistas: solo faltaba que se disipara un poco la pandemia para que afloraran los líos entre los blancos. 

La historia tiene su inicio en junio de 2019, en unas internas en las que triunfó el hoy presidente Lacalle Pou con su bloque Todos (integrado por Aire Fresco, el Herrerismo y el Espacio 40). En segundo lugar se ubicó el sartorismo (Todo por el Pueblo); tercero, Alianza Nacional, fundado por Jorge Larrañaga, y por detrás otros movimientos como Mejor País (el grupo de los intendentes). Además de definir el panorama hacia las elecciones parlamentarias de octubre, la votación en esa interna fue la que determinó la integración de la Convención Nacional, que es a su vez la que elige al Directorio.

Pero esa elección no llegó enseguida, y los movimientos que ocurrieron mientras tanto trastocaron las alianzas y las lealtades de los convencionales, y fueron la semilla de los forcejeos que tuvieron lugar dentro del partido.  

El primero en agitar el avispero fue el senador Gandini, que en el verano de este año –cuando se hablaba de convocar a la convención para marzo y se barajaba la idea de una lista unitaria– avisó que correría con lista separada. Alejado de Alianza Nacional, Gandini pretendió desde un inicio aprovechar la instancia para marcar sus votos y probar su fuerza en la interna nacionalista, como un paso más en la consolidación de un movimiento propio que busca construir desde el sector Por la Patria.

En principio, eso no generó demasiadas olas, y el resto de los sectores llegaron a un principio de acuerdo para comparecer bajo una misma lista “de unidad”. Tomando como criterio el reparto proporcional en función de los votos en la interna, esa lista debía tener nueve puestos para el bloque Todos (Aire Fresco, Espacio 40 y Herrerismo), tres para el grupo Sartori, dos a Alianza Nacional y uno al grupo de los Intendentes, al que pertenece Iturralde.

Pero con el paso de las semanas afloraron diferencias que pusieron en tela de juicio ese acuerdo, expusieron la existencia de realineamientos internos y dejaron en evidencia descontentos en parte de la dirigencia nacionalista por el reparto de los espacios de poder, tanto en el partido como en el gobierno. 

En la medida que Gandini concretó acuerdos con dirigentes locales de todo el país, y cosechó alianzas con convencionales escindidos del grupo de Sartori o de Alianza Nacional –que profundizó su crisis tras la muerte de Larrañaga–, en la lista de consenso se dio una discusión más encendida respecto a quién ocuparía los últimos dos lugares, ya que ir en el puesto 14 o 15 implicaba grandes chances de no ingresar.

Allí se abrió un choque entre dos criterios para el armado de la lista: mientras que el grupo de Sartori pretendía que se respetaran los equilibrios surgidos de la interna de 2019 –por la cual le corresponderían tres sillas en el Directorio–, los sectores mayoritarios entendían que había que contemplar la fidelidad actual de cada uno de los convencionales y no la de dos años atrás.

Cuando algunos dirigentes plantearon entonces que los últimos dos puestos correspondieran al sector de Juan Sartori, con el argumento de que debían ser quienes compitieran por los lugares que asechaba Gandini, el empresario y senador amenazó con sacar su propia lista y romper el acuerdo.

El jueves incluso hizo llegar a Iturralde un borrador de una lista en la que incluyó dirigentes con los que está peleado y a los que ni siquiera les avisó, como los diputados Álvaro Dastugue y Pablo Viana, o el empresario Óscar Costa, que lo acompañó en la campaña interna y luego renunció en agosto de 2019. Por su parte, el dirigente Alem García, presidente de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), amenazó con pedir la “nulidad” de la Convención, algo que a posteriori influyó en la decisión de no incluirlo en la lista como suplente de Sartori.  

A esa situación se sumó la molestia del Espacio 40, que al ver amenazado uno de los dos lugares que reivindicaban como propio también amagó con lanzar su lista en solitario. 

A raíz de las diferencias que persistían, el jueves se prorrogó el plazo para la presentación de las listas, algo que a su vez fue criticado por Gandini, que tenía pronta la suya y recusó la decisión.

El acuerdo

De todos modos, el acuerdo finalmente prosperó avanzada la mañana del viernes y las amenazas de unos y otros quedaron por el camino.

Dirigentes cercanos a Sartori le hicieron ver al empresario que ir con una lista propia expondría el desmembramiento del sector, por lo que era mejor acompañar la unidad. Si por cálculo matemático cada silla del directorio se paga con 33 convencionales, en el núcleo duro del sartorismo contaban con un relevamiento que les daba, como escenario de máxima, poco más de 50 votos, y eso en el escenario de que todos efectivamente fueran a votar por la agrupación.

Al acordar el cuarto lugar en la lista unitaria, Sartori se aseguró entrar al Directorio. 

Dastugue, diputado electo por Todo por el Pueblo pero ya alejado del sector, quedó en el puesto 14 de la lista, y deberá esperar que Gandini no obtenga dos lugares.

En el número 15 de la lista unitaria, el sartorismo postuló a Patricia Sosa, e incluyó como tercer suplente al diputado Pablo Viana, que el jueves había comunicado públicamente que no iría en ninguna lista, y que este viernes oficializó la renuncia de su corriente –Avanza Uruguay– a Todo por el Pueblo. 

Aire Fresco, principal sector del partido y que tuvo al secretario de Presidencia Álvaro Delgado al frente de las negociaciones, estará representado en el Directorio por el intendente de Durazno Carmelo Vidalín, al exsubsecretario del Mides Armando Castaingdebat, el subsecretario de Ambiente Gerardo Amarilla, la directora general de Secretaría del Ministerio de Industria, Macarena Rubio, y la diputada de Artigas, Valentina Dos Santos. 

En el caso de Alianza Nacional, que busca reagruparse tras la muerte de Larrañaga, tendrá como representantes en la lista al senador Carlos Camy y al intendente de Paysandú Nicolás Olivera, quien en los últimos días hizo saber su disconformidad con el nuevo liderazgo de la agrupación. Esta semana hubo una reunión de la cúpula de Alianza y Olivera faltó con aviso, explicitando esas diferencias, dijeron fuentes del sector.

Graciela Guido, histórica dirigente que en estos días amagó con presentar su propia lista impulsada por el grupo Mujeres Nacionalistas, finalmente ocupará una banca en el directorio en representación del Herrerismo, que tendrá también al diputado Sebastián Andújar como director.

El Espacio 40 postula a Lucía Minutti en el sexto lugar y a Diego Irazábal en el número 13. Para que Irazábal no ingrese al Directorio, la lista liderada por Gandini debería dar el batacazo y obtener tres bancas.

La vicepresidenta Beatriz Argimón, que también consideró ir en la lista, finalmente no integró la nómina, a pesar de que informes jurídicos avalaban esa posibilidad. Desde su entorno señalaron que “hizo fuerza” para empujar a mujeres jóvenes, como la dirigente Fernanda Sfeir, de Generación, que será tercera suplente de Macarena Rubio, que irá en tercer lugar de la lista unitaria por Aire Fresco.

Fueron, en definitiva, días agitados para los dirigentes blancos. Los más optimistas ven en todos estos movimientos una natural tensión propia de cualquier previa electoral, así como una buena señal de que la interna partidaria está con vida y no fue absorbida por el gobierno. Los más críticos ven un llamado de alerta, atajado a tiempo, de los reflejos autodestructivos de los blancos.

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...