Nacional > Presuntas irregularidades

El Mides y su pletórico y polémico prontuario de observaciones

El Tribunal de Cuentas suele cuestionar las contrataciones directas que realiza el Ministerio de Desarrollo Social. La cartera acumuló más de 230 observaciones en poco más de dos años

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2019 a las 05:00

La contratación directa de una asociación civil para gestionar un refugio de personas en situación de calle cuando su objetivo era tener una radio comunitaria de izquierda, la de una ONG que nació para hacer trabajos de limpieza y terminó contratada directamente para tareas de arreglos eléctricos, la renovación de un convenio con técnicos cubanos a los que se les proporcionaban hasta toallas y sábanas o el pago de servicios de guardería a integrantes de una ONG. La lista de presuntas irregularidades del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) para contratar o gestionar servicios sigue y constan en un largo listado del Tribunal de Cuentas de la República (TCR).

La suma de observaciones del TCR así como de resultados negativos de estudios de la Auditoría Interna de la Nación llevó a que el senador Luis Lacalle Pou planteara la necesidad de instalar una comisión investigadora, iniciativa que será llevada adelante por el diputado de su sector Martín Lema. El diputado hará el planteo en sala en una de las sesiones de marzo, luego de que se levante el receso parlamentario el 1°.

Según un informe del portal Ecos, hasta mayo de 2017 hubo 236 observaciones del TCR a la cartera en la segunda administración de Tabaré Vázquez, que también es la segunda de la ministra Marina Arismendi. De hecho, en el artículo publicado por Ecos hace casi dos años el ministro del TCR Ruperto Long indicó que la intervención del organismo ante los gastos por fuera de la norma por parte del Mides “es casi semanal”. A continuación, un resumen de algunas de esas intervenciones.

Gastos en pasajes

El TCR observó el 90% de los gastos que el Mides realizó por pasajes dentro de Uruguay en 2016. Según información a la que accedió Lema, de los $ 20 millones que se gastaron para ese rubro fueron observados $ 18 millones.

No era la primera que al Mides se lo observaba por ese motivo. En 2014, el organismo de contralor –que no tiene poder de sanción alguno– volvió a observar al ministerio por el mismo motivo y lo mismo ocurrió en 2015. En los dos años los gastos considerados fuera de la norma fueron de $ 10 millones.

Contrato con cubanos

El Mides lanzó en 2011 un convenio con el Ministerio de Salud de Cuba para potenciar las prestaciones ortopédicas a las personas más vulnerables de Uruguay. El contrato establecía, entre otros puntos, pagarle a tres técnicos y licenciados en ortopedia un sueldo mensual de US$ 600, “garantizar alojamiento y asumir el gasto derivado (de la vivienda) con todas las comodidades y servicios necesarios. Los “servicios necesarios” incluía pagarles muebles, electrodomésticos, utensilios de cocina, gas, climatización, transporte cuando tienen que ir y volver del trabajo y hasta lencería (sábanas, toallas, manteles, etc)

La primera observación del TCR llegó en 2013 porque no contaba con la habilitación de la Asamblea General, un requisito indispensable para poder funcionar. Pese al tirón de orejas del organismo, el Mides siguió adelante con el contrato tal como estaba planteado y sumó una seguidilla de observaciones. En diciembre de 2018, el convenio con los cubanos se llevó la quinta.

Guarderías para integrantes de ONG

El Mides gastó más de $ 6 millones en 2018 por pagar la guardería a hijos de trabajadores de organizaciones civiles que, si bien trabajan en convenio con el ministerio, no son funcionarios públicos. A partir de 2011, la cartera otorgó a los funcionarios que tuvieran hijos a cargo la posibilidad de mandarlos al Centro de Cuidados de Primera Infancia y en enero de este año se autorizó el pago de ese beneficio a los trabajadores presupuestados con contratos temporales y con pases en comisión, lo que incluía a quienes eran contratados por organizaciones civiles. Sin embargo, los pagos fueron observados en noviembre del año pasado por el TCR porque no hay una norma que habilite a desviar fondos para ese fin.

Contrataciones directas de 70 instituciones

Dos veces en 2017, el Mides fue observado por contratar de forma directa a 70 instituciones que fueron creadas para brindar servicios de cuidados, informó El País en mayo de ese año. Los gastos para las cooperativas fueron de unos $ 40 millones y las observaciones ya se habían realizado en 2016 por una suma de $ 10 millones menos que al año siguiente.

Según el TCR, el Mides incumplió dos artículos del Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf) relativo a contrataciones.

La ONG compañera

La cartera también contrató de manera directa a la asociación civil Eusebio Vidal para gestionar un refugio para personas en situación de calle en San José. Esta ONG se había formado para consolidar una radio comunitaria de izquierda y el TCR observó su contratación seis veces, según informó El País.

A diferencia de lo que ocurrió en otros casos, esa situación llegó hasta los pasillos de un juzgado porque siete empleados cesados de sus cargos denunciaron ante la Justicia a la organización y al Mides por descontarles el 7% del sueldo para la financiación de la radio. El ministerio asegura que fueron despedidos porque comenzó a exigir que los trabajadores deben tener al menos bachillerato terminado. El presidente de la organización, Hugo Gutierréz, declaró ante el juez que mientras intentaban conseguir fondos para el proyecto, la cartera los "invitó" a gestionar el refugio, informó El País.

Trabajos eléctricos

El Mides firmó un convenio con UTE en 2011 a través del que cooperativas acreditadas por el ministerio podrían ser contratadas por el ente para tareas de limpieza, mantenimiento de áreas verdes y edilicias. Sin embargo, al tiempo le cambió la función y le adjudicó, de manera directa, los arreglos eléctricos de casas de familias que están contempladas en el plan Canasta de Servicios, creado para brindar servicios básicos a personas en situaciones socio-económicas vulnerables.

El Tribunal de Cuentas observó tres veces en 2018 esa contratación y los gastos que derivaron del acuerdo entre el Mides y la cooperativa, llamada Esperanza Joven. Entre el 1° de febrero de 2017 y el 30 de junio de 2018 el Mides destinó casi $ 5 millones a los arreglos eléctricos que brindaba la cooperativa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...