Polideportivo > EJEMPLO

El modelo del éxito del beach handball

Las selecciones de Uruguay volvieron a confirmar que son potencias de América e irán al Mundial de Kazán

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2018 a las 05:00

Con menos población, escasos recursos económicos y sin una cancha cerrada para entrenar en invierno, las selecciones uruguayas de beach handball son desde que se juega este deporte, allá por 2004, una de las grandes potencias continentales de la especialidad.

El pasado fin de semana lo ratificaron en el balneario Oceanside, de California, donde los varones y las mujeres conquistaron la medalla de plata del Campoenato Panamericano y lograron la clasificación al Mundial que se disputará en Kazán, Rusia, en julio.

"Fuimos a defender el oro, sabíamos que iba a ser muy difícil porque esta vez iba a estar Brasil, pero la medalla de plata nos dice que seguimos bien", contó a Referí la capitana Victoria Ramos, quien logró su sexta clasificación a un Mundial de la especialidad.

"Siempre clasificamos al Mundial, siempre jugamos las finales y eso nos ayuda a seguir motivados para seguir creciendo", dijo por su parte Maximiliano Malfatti, ayudante técnico de las mujeres y exjugador del masculino.

"La geografía nos ayuda y cada vez el deporte llega a más jugadores jóvenes. Eso representa una ventaja con respecto a otros países que a veces agarran a las jugadoras más grandes. También tenemos un circuito de torneos de verano que cada vez es más competitivo", agregó.

Las mujeres fueron campeonas en Montevideo 2004 y Vargas 2016 (Venezuela) siendo medalla de plata en Montevideo 2008, Montevideo 2012 y Asunción 2014.

"El proceso de preparación fue intenso, entrenábamos a las 6.30 de la mañana casi todos los días y dos veces por semana hacíamos físico en la noche", dijo Ramos.

Lo mismo contó Maximiliano Santiago, un exjugador de beachvolley que ahora es figura del masculino de beach handball.

"Entrenamos físico en la rambla, en la playa del Puertito del Buceo, hicimos pelota en Solymar y en Pocitos cuando estuvo disponible el estadio. Aparte de entrenar tuvimos que resolver problemas extras, como juntar plata para pagarnos los pasajes, las visas para Estados Unidos y hasta hacernos la ropa", agregó.

"Nosotras tuvimos el apoyo de Supermatch que nos dio dinero, la Federación nos cedió los ingresos de la organización de uno de los torneos de beach del circuito y además vendimos remeras y bonos", reveló Ramos.

Cada jugadora desembolsó unos US$ 1.200 entre pasajes, alojamiento, estadía más viáticos y pasajes de los entrenadores.

"El masculino está en un proceso de trabajo a largo plazo, la base del equipo se mantiene desde hace más de seis años. Ya es el cuarto mundial seguido al que se clasifica. Es fundamental el conocimiento que tenemos entre todos. En los momentos complicados es el grupo el que te saca adelante, solo precisamos mirarnos para saber lo que vamos a hacer", contó Maxi Santiago.

"Nosotras seguimos atravesando desde 2016 una etapa de recambio", dijo por su parte Ramos.

Ya no están en el equipo figuras como la golera Noelia Artigas, la puntera Natasha Lachaise o Luciana Moreira, quien jugaba en el rol de doble.

El femenino perdió 2-0 la final mientras que los varones le ganaron a Brasil el primer set (¡sí, a la selección ganadora de cuatro de los siete mundiales de esta disciplina!), luego perdieron el segundo y cayeron en shoot-out.

Los hombres fueron medalla de plata por sexta vez (ya lo habían sido en 2004, 2008, 2012, 2014 y 2016) mientras que en Mar del Plata 2013 fueron bronce.

Dólar a dólar

"Preparar el Mundial de Rusia va a ser complicado, las jugadoras deben distraerse para juntar fondos. Hay poquito apoyo para esta modalidad. Entrenamos en lugares abiertos, con dos grados y ropa de abrigo cuando las condiciones en las que se juega son diferentes. Hay que lograr un lugar cerrado para practicar, dar ese paso nos ayudaría a crecer", dijo Malfatti.

"Vamos a tener que volver a la vieja escuela de las barras en boliches y las rifas porque va a ser cuesta arriba. Ya estuvimos viendo pasajes que cuestan ahora US$ 1.500, los precios ya están inflados por el Mundial de fútbol. Pero Uruguay nunca se rindió ante eso y vamos hacer todo lo que se pueda", concluyó Ramos.

LA CIFRA

US$ 1.200

fue lo que aportó cada jugador para costear pasaje, alojamiento, comida, visa y viáticos de los entrenadores. Para ir a Kazán ya hay precios de US$ 1.500 solo en pasajes.

EQUIPO FEMENINO

Camila Palomeque (Golera)

Camila Bianchi (Golera)

Belén Camacho

Valentina García

Florencia Lachaise

Florencia Barsamian

Pilar Dibarboure

Sofía Giani

Florencia Suárez

Victoria Ramos (capitana)

Técnicos: Gonzalo Peluffo y Maximiliano Malfatti

EQUIPO MASCULINO

Richard Bica (golero

Felipe González (golero)

Rodrigo Pérez

Andrés Miranda

Santiago Rodríguez

Martín Sequeira

Juan Porro

Francisco Gallo

Rodrigo Bernal

Maximiliano Santiago

Técnico: Gastón Balletto

Preparador físico: Daniel Bonino

Fisioterapeuta: Daniel Rodríguez

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...