Espectáculos y Cultura > RECOMENDADOS

El nuevo disco de Drexler: cuando la guitarra es todo

Un experimento en el que el instrumento de seis cuerdas es lo único que suena además de las voces, pero no se limita a eso

Tiempo de lectura: -'

03 de octubre de 2017 a las 05:00

Jorge Drexler viene de Bailar en la cueva, de explorar sonidos electrónicos y de mostrar una faceta más tropical y bailable que incluso le valió ganar dos premios Grammy Latino. Y con su sucesor, Salvavidas de hielo, la búsqueda sonora y estilística va por otro lado, pero reafirma la genialidad de su autor y expande su lista de recursos musicales con un trabajo que va a lo más mínimo, y que se limita a voces y guitarras (con algunos parientes cercanos como el bajo, el banjo y el dobro) como única instrumentación.

Por fuera del canto y los coros, todos los sonidos que llegan al oído fueron hechos por un instrumento de cuerda. La madera proporciona la percusión y Drexler junto a sus acompañantes exploran diversas formas de sacar sonidos a las cuerdas.

La deformación de algunos sonidos gracias a efectos o alteraciones digitales expande aún más la galería, y genera un paralelismo entre la creación de música electrónica y las composiciones del disco, algo que fue buscado por el compositor uruguayo, según explicó en una entrevista con El Observador en julio.

Quizás no sea casual que lo primero que suena en Salvavidas de hielo sea el rasgueo de las cuerdas de una guitarra "al aire", es decir, sin pulsar ninguna cuerda. Pero más allá del recurso y el experimento, el álbum de Drexler no se limita a ser un truco o una gracia, sino que el uso de las guitarras y las voces funciona como plataforma para potenciar las canciones, a las que por una parte les da una impronta austera y sencilla, y por otro un sonido particular.

Así se conforma una combinación de canciones experimentales pero que también son pop, con Telefonía o Estalactitas como ejemplos más pop y tradicionales en su estructura, y otros donde sí manda lo acústico, aunque la guitarra eléctrica también tiene una presencia, como en Asilo.

Son destacables también los recursos vocales que utiliza Drexler, como los "shhh" que se escuchan en Silencio, y que funcionan como un coro relevante temáticamente, pero que también imitan a un instrumento de percusión.

De aquí y de allá

Si bien las canciones sobre amor son la mayoría en el disco, también hay espacio para otros temas, como la inmigración. Ese es el caso de Movimiento, la obra que abre el disco, y que si bien se puede asociar con el hecho de que Drexler es un inmigrante (se radicó en Madrid en 1996), en realidad tiene un tono más político y global al referir a la movilidad constante de la humanidad. "Apenas nos pusimos en dos pies comenzamos a migrar por la sabana", comienza diciendo, para rematar en el estribillo con un "Yo no soy de aquí pero tú tampoco".

Y esa cualidad internacional la tiene el disco. Drexler es uruguayo, y se perciben influencias como Eduardo Mateo (hay acordes de Movimiento que remiten a él), a la milonga, al candombe (explícito en Quimera) y en una cuestión más específica, al inicio de Doña Soledad, de Alfredo Zitarrosa, que arranca con percusión hecha con guitarras.

Pero también hay sonidos como la bossanova en Abracadabras, una canción en la que participa la mexicana Julieta Venegas.

En México fue donde se grabó parte de este disco, y eso propició la participación de artistas como Venegas, Natalia Lafourcade (que le da un toque mariachi a la canción que nombra al disco) y la chilena Mon Laferte, radicada en el país norteamericano.

Drexler también homenajea en este disco a una figura clave de su carrera: Joaquín Sabina. El trovador español no es mencionado, pero su figura se reconoce fácilmente en Pongamos que hablo de Martínez, donde narra cómo lo convenció de viajar a España y dedicarse a la música en detrimento de la medicina. Drexler presentará esta genial novedad en Montevideo este miércoles, jueves y viernes en el Teatro Solís.

Canciones destacadas

Telefonía
Una canción de amor y una oda a la comunicación entre los amantes, es de las más pop del disco

Silencio
Divertida, animada y con recursos como sonidos que piden silencio, usados como coros y percusión

Salvavidas de hielo
Con el aporte vocal de Natalia Lafourcade, la canción fusiona influencias uruguayas y mexicanas

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...