Copa Libertadores > SEMIFINALISTA

El Palmeiras de Matías Viña espera por Nacional o River Plate

El martes despachó a Libertad de Paraguay; el Verdao es el único equipo invicto, con ocho victorias, dos empates y 29 goles a favor 

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2020 a las 10:17

El invicto Palmeiras clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores 2020 al golear 3-0 este martes al paraguayo Libertad en Sao Paulo, en un juego en que se consolidó como el mejor equipo del torneo y serio aspirante a campeón. 

El rival del club paulista, dirigido por el portugués Abel Ferreira, que volvió a las canchas tras curarse del covid-19, se conocerá este jueves, cuando River Plate y Nacional choquen en Montevideo. Los 'millonarios' ganaron 2-0 en la ida.

El Verdao despachó a los guaraníes sin mayores esfuerzos con goles del destacado Gustavo Scarpa (21), su goleador Rony (68) y Gabriel Menino (82) en el estadio Allianz Parque. En la ida de los cuartos de final, en Asunción, empataron 1-1.

Matías Viña, exlateral de Nacional, fue titular en el conjunto brasileño.

Los gumarelos de Gustavo Morínigo, que jugaron con diez hombres por la expulsión del lateral Iván Piris en el minuto 64, no encajaron más goles gracias a las buenas atajadas del uruguayo Martín Silva.

Impiadoso

Primero con Vanderlei Luxemburgo y ahora con Ferreira, Palmeiras ha sabido sostener un honroso desempeño que lo sitúa como el mejor equipo de la Libertadores.

El Verdao es el único equipo invicto, con ocho victorias y dos empates, y el de mejor delantera, con 29 anotaciones. 

"Somos una familia, todos estamos pensando en el mismo objetivo, en lo que queremos esta temporada", afirmó Rony.

Los malos ratos vividos con Luxemburgo en el Brasileirao no alcanzaron a contagiarlo en el torneo internacional, como tampoco lo doblegó un brote de coronavirus que lo diezmó en noviembre. 

El club paulista ha consolidado un grupo de jugadores que mezcla la experiencia del paraguayo Gustavo Gómez o Weverton con el talento y el ímpetu de jóvenes como Gabriel Veron, Gabriel Menino o Danilo. 

Las bajas o rotaciones parecen no hacer mella en un equipo con ADN ofensivo y programado para ir siempre hacia adelante, que pelea el Brasileirao, la Copa de Brasil y la Libertadores. 

Sus ansias de atacar no ceden ni cuando el rival está próximo a golpearlo, de hecho eso parece animarlo a sepultarlo. Sebastián Ferreira lo padeció. El ariete desenfundó un zurdazo, cerca del punto blanco, que Weverton desvió con la pierna izquierda. 

El aviso fue respondido con contundencia. Scarpa anotó su primer gol en la Copa en un remate de izquierda que aprovechó una lucha de Rony en el borde del área.  

Sin dientes

El castigo por intentar romper la imbatibilidad del Palmeiras, que con Ferreira no ha recibido goles en casa, pudo ser mayor si Silva no ataja un cabezazo fuerte de su compatriota Matías Viña tras un córner. 

Ni siquiera un goleador consagrado como Oscar Cardozo, quien ingresó al inicio de la segunda parte, soterró unas estadísticas dignas de campeón. 

Sin peligro en su área, Palmeiras mantuvo el control de la pelota y pudo ampliar la victoria en un tiro libre de Scarpa bien despejado por Silva. 

Ni la salida del capitán Gómez, a poco más de media hora para el pitazo final, tras un duro golpe de cabeza, envalentonó a los gumarelos. Por el contrario, los hundió. Piris pateó por la espalda a Raphael Veiga y dejó a su equipo con diez.

La expulsión estaba fresca cuando Veron revalidó la buena noche de Silva, al que exigió con dos remates consecutivos casi a bocajarro.

Los dotes felinos del guardameta no alcanzaron para impedir el cuarto gol de Rony en Libertadores. El ariete se barrió, cerca del área chica, para empujar un centro de Marcos Rocha desde derecha.

Lo que siguió fue una seguidilla de contragolpes que le recordaron al subcampeón paraguayo su inferioridad. En uno de ellos, Menino anotó, mano a mano con Silva, tras una habilitación de Scarpa.

Cobijado por el espíritu del Verdao que ganó su única Libertadores en 1999, bajo las órdenes del campeón del mundo Luiz Felipe Scolari, Palmeiras avanza con firmeza hacia la segunda corona. River o Nacional tienen razones para temer.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...