Cargando...
El mercado internacional del aceite se recalentó por la invasión en Ucrania.

Economía y Empresas > Alza de precios

El precio del aceite en Uruguay voló previo a la guerra y puede seguir de largo

La variedad de soja se duplicó en dos años y el conflicto entre Rusia y Ucrania le agrega más leña e incertidumbre al mercado internacional  

Tiempo de lectura: -'

10 de marzo de 2022 a las 05:00

El año pasado, una dirigente del Sindicato Único de la Aguja afirmó en el acto del 1° de Mayo que "la compañera, la vecina que va al almacén, que por lo general le pone el pienso al 'qué se come hoy en esta casa' lo sabe muy bien: hace un mes un litro de aceite valía $ 70; hoy vale $ 125". Si bien en aquel mes el Ministerio de Economía (MEF) relevó una suba de $ 13 en el litro de aceite de girasol —no de $ 55— la sindicalista puso sobre la mesa un fenómeno bien perceptible para la elaboración de comida de los uruguayos: la acelerada carrera del precio del aceite.

En los últimos dos años, el valor del aceite de girasol subió 65,6% y el de soja casi se duplicó (95,4%) de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los precios medios por litro recogidos por el INE eran $ 53 para la variedad de soja y $ 84 para la de girasol en febrero de 2020, mientras que ahora treparon a $ 104 y $ 140 respectivamente cada uno.

En contraste, la inflación acumulada de los últimos 24 meses alcanzó el 18,8%, por lo que los aceites se encarecieron considerablemente en términos reales para quienes suelen hacer las compras cada semanas en almacenes y supermercados de todo el país. 

Los incrementos se vieron muy concentrados entre marzo y abril de 2020 (al principio de la pandemia) y más adelante entre noviembre de ese año y julio de 2021. En aquellos meses, la reactivación de China —el mayor consumidor mundial de soja— y las magras cosechas de Brasil y Estados Unidos —los mayores productores de soja del mundo— elevaron el precio del grano considerablemente, repercutiendo en la valorización del aceite de soja.

En cuanto al aceite de girasol, subió (aunque en menor medida) por el efecto sustitución: el apreciamiento del aceite de soja hizo que sus consumidores busquen productos alternativos —como el aceite de girasol— lo que también los encarece en cierta medida por la presión de la mayor demanda.

Tras escalar vertiginosamente, en los últimos seis meses las etiquetas de los aceites corrigieron sus cifras por debajo de la inflación. No obstante, en el sector creen que la calma no va a durar y que pronto los aumentos regresarán a las góndolas.

El aceite y la guerra

La invasión de Rusia a Ucrania y la consecuente guerra han hecho volar el precio del petróleo y diversas materias primas minerales y agrícolas. En Uruguay, los coletazos del conflicto ya se han hecho presentes a través primero de la nafta y próximamente de la harina y los panificados, pero también se hará sentir en los aceites.

Una fuente de la industria aceitera uruguaya explicó a El Observador que la realidad indica que los precios de los aceites "están volando" a nivel mundial como está ocurriendo con los granos. "Los costos que tenemos hoy son sensiblemente superiores a los que teníamos antes que comenzara la invasión de Rusia en Ucrania", alertó. 

En ese contexto, el industrial añadió que se sigue "día a día" y con "preocupación" la marcha del mercado internacional para ver cómo se puede hacer para minimizar el impacto en los precios de venta en Uruguay y esperar si es un fenómeno "transitorio". En caso que la firmeza de los valores se sostengan en los niveles actuales, habrá qué definir "cómo se traslada gradualmente" en los precios de lista en el correr de las próximas semanas. "Está todo muy entreverado", resumió. 

El presidente de la República Luis Lacalle Pou declaró este miércoles en rueda de prensa que el gobierno está "estudiando mecanismos para regular los posibles aumentos de precios que se produzcan por la guerra”. "Tenemos que salir a proteger que esta inflación de precios no repercuta en la canasta básica", dijo el mandatario, a lo que agregó que se está buscando "dos líneas de camino" entre las que no está considerada la fijación de precios.

Según el gabinete especializado Agritel, "el aceite de girasol es el que corre más peligro". Famosa por sus interminables campos de girasol, Ucrania es el mayor productor mundial de esta semilla oleaginosa y el mayor exportador de su aceite.  "La situación es muy tensa en el mercado mundial de los aceites. Hay pocas existencias de aceite de soja en América Latina y de aceite de palma en Indonesia y Malasia, mientras que la demanda es muy fuerte", analizó Sébastien Poncelet, experto de Agritel.

Por otro lado, el ministro de Ganadería comentó que las fuertes subas en los contratos a futuro de algunos granos "lastimosamente" va a ser trasladado a los aceites vegetales en Uruguay, así como a los productos panificados.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...