Cargando...
Rodrigo Bentancur jugando ante Perú en la clasificación celeste al Mundial de Catar 2022

Selección > SELECCIÓN

El símbolo de una época: la clase y jerarquía de Uruguay pasa por Rodrigo Bentancur

El nativo de Nueva Helvecia es un referente del fútbol celeste por la clase que desparrama cada vez que juega y sus compañeros le tienen una fe tremenda

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2022 a las 05:03

El Vasco Arruabarrena no podía creer lo que veían sus ojos. Un flaquito, que apenas tenía peso específico en la cancha, estaba despegado en la Sexta división de Boca. Lo llevó como volante por derecha directamente a Primera.

Durante tres años había viajado asiduamente de su Nueva Helvecia natal para entrenar con las divisiones menores de Peñarol, pero un día su padre decidió que era mejor cruzar el charco y probar suerte.

Él se siente más cómodo de doble 5, como alguna vez lo dijo, pero tiene esa facilidad para sentirse feliz en la cancha haciendo lo que más sabe: distribuir clase.

En aquellos primeros años quien más lo ayudó fue Fernando Gago, un futbolista en el cual él se siente representado. Un tremendo jugador de fútbol.

En sus pagos lo conocen como Lolo. Sigue siendo el mismo botija de siempre, el que siente orgullo por el club Artesano. La vida le jugó una mala pasada cuando Mary, su mamá, murió cuando él apenas tenía cuatro años.

Uruguay juega con la jerarquía de este muchacho de 24 años quien, cada vez que se junta con Federico Valverde, exprimen lo mejor que puede dar el combinado. Porque desde ellos nace todo.

Pero, además, por si le faltara algo, nunca le hizo asco a tener que raspar, a marcar con todo y por eso jugó años en Juventus y ahora fue contratado nada menos que por un club de elite de la Premier League como Tottenham Hotspur a pedido del técnico italiano Antonio Conte.

Lleva solo nueve partidos en los Spurs, pero ya antes, se metió a los hinchas en el bolsillo. Porque sus movimientos siempre son opción de pase, mete muy buenas habilitaciones a sus compañeros, también asistencias al goleador Harry Kane, aplica la pausa y le da orden al medio y al equipo. Más no se le puede pedir a un recién llegado.

Es uno de los motores del equipo inglés y, como sucede en la selección nacional, sus compañeros ya le tienen una fe tremenda; esperan por sus movimientos y sus pases al vacío, aunque no solo se queda en eso, sino que también colabora en la marca en un fútbol ultra físico como el inglés.

“Sin duda hay una velocidad diferente, así como cambia la fuerza en las intervenciones (...) Los árbitros no cobran mucho y por eso jugamos más”,dijo a los pocos días de arribar a Inglaterra. También admitió que no esperaba que se hiciera el pase en enero, pero que se alegró mucho.

Casi siempre es un placer ver la gestación de juego y la fluidez que tienen sus jugadas para transformarlo en el jugador distinto que es.

Va a jugar su segundo Mundial en su madurez definitiva y Uruguay podrá disfrutarlo al menos 10 años más, ya que recién tiene 24.

Es el mismo chiquilín que disfrutó del último título Sudamericano sub 20 en 2017 en Ecuador con movimientos diferentes en la cancha. Ahora, además, le adosa madurez. Seguramente en unos años sea aún más jugador.

En aquella ocasión, se sintió muy bien con lo que le ordenaba hacer en la cancha el técnico celeste Fabián Coito, quien sacó lo mejor de él.

Así metió Bentancur contra Flores de Perú el pasado jueves

Bentancur es presente y futuro en la selección. Representa el símbolo de una época y hoy es el representante por antonomasia del fútbol de este equipo.

Él siente el juego de esta manera, no existe otra forma de jugar y eso lo representa y lo hace cada vez más gigante en este grupo seleccionado.

Cuando las cosas a veces no salen, tiene paciencia, no pierde el orden, juega y busca los espacios, presiona cuando lo debe hacer. Tiene una disciplina táctica envidiable para un joven de su edad que ya parece todo un veterano dentro de la cancha.

Así metió Bentancur contra Flores de Perú el pasado jueves

Pero si algún día no tiene la claridad excelsa de siempre, si no logra hacer todo bien fácil como de costumbre, si tiene un mal día con la pelota, la selección lo sufre.

En junio de 2020, su técnico de entonces en Juventus, Maurizio Sarri dijo sobre él: “Sinceramente, su crecimiento está ocurriendo a un ritmo muy rápido. En los últimos meses está con más convicción y personalidad. Es joven, está comenzando a tener más experiencia. Puede sorprendernos en el futuro: todavía tiene margen de crecimiento”. Y lo ha demostrado.

Quizás su mejor partido con Uruguay fue en estas mismas Eliminatorias cuando derrotaron a Colombia 3-0 en Barranquilla en lo que fue la peor derrota de esa selección en 82 años.

Bentancur frotó la lámpara con un despliegue físico extraordinario y un fútbol exquisito.

Aquella jornada de tremendo calor en la siempre húmeda Barranquilla, lo vio en todo su esplendor y Colombia lo padeció. No se puede decir que allí se hizo conocer, sería una afrenta a su carrera. Sí que demostró que era una pieza fundamental dentro del andamiaje del equipo celeste.

Contaba con toda la confianza del Maestro Óscar Tabárez y ahora también con la de Diego Alonso, su sucesor. Por algo es el segundo jugador, después del capitán Diego Godín, en haber jugado más encuentros en estas Eliminatorias: 15.

Un triplete celeste a todo fútbol y futuro: Federico Valverde, Nicolás De la Cruz y Rodrigo Bentancur, celebran la clasificación uruguaya al Mundial de Catar 2022

En datos del último partido ante Perú también muestra por qué es titular indiscutido para Alonso en la celeste: 57 de 69 pases acertados (83%), 10 de seis balones largos acertados, cinco de 10 duelos ganados a tierra  y una intercepción de pelota y fue quien más toques de pelota tuvo de todo el equipo, 83, 17 más que Valverde que fue una fiera.

Cuando terminó el partido, se abrazó con todos. Revivió lo que había sido la clasificación a Rusia 2018 –en donde ya supo estar en su primera Copa del Mundo–, aunque esta vez fue mucho más sufrida y quizás por eso,la disfrutó más. Al final, se tomó una fotografía con uno de sus compinches en aquel Uruguay campeón sudamericano 2017: Nicolás De la Cruz, y también con Federico Valverde. Quizás los referentes de un fútbol que ya se impone.

 

LAS CIFRAS

15 partidos ha jugado en estas Eliminatorias y es el segundo detrás de Godín con más presencias.

83 toques de pelota tuvo ante Perú, siendo así quien más la consiguió.

1 gol anotó con Uruguay. desde que juega en la celeste mayor y fue en la pasada fecha de Eliminatorias contra Venezuela.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...