Nacional > VIDA SOS

En una hora, tres llamados: cómo funciona la nueva línea de prevención de suicidio

Bajo la órbita de ASSE, el 0800 0767 estará disponible las 24 horas para recibir el llamado de personas que estén en riesgo de quitarse la vida

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 08:29

La nueva línea telefónica de prevención de suicidios 0800 0767 comenzó a funcionar este lunes a las 13, bajo la supervisión de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE). Cuando uno disca, enseguida lo atiende un psicólogo: esta es la principal diferencia con el antiguo servicio que la ONG Último Recurso brindó durante 30 años con el fin de prevenir las muertes, el que dejó de funcionar en marzo por falta de fondos.

Lea también: Única ONG de prevención de suicidios cierra por falta de apoyo estatal

"Al estar bajo la órbita de ASSE, la prevención del suicidio ahora es una política de Estado", indicó a El Observador Claudia Rosendo, una de las nueve psicólogas que trabaja en el servicio de atención. Aparte de esos profesionales, el equipo está conformado por tres enfermeros, y entre todos cubren las 24 horas del día. "Antes este servicio lo ofrecían las personas de la ONG, que hicieron una grandísima trayectoria, pero ahora la línea pasó a estar en manos de profesionales", diferenció la licenciada.

Aunque Rosendo afirmó que todavía es pronto para calcular cuántos llamados reciben por hora, informó que entre las siete y las ocho de la mañana de este martes el teléfono sonó tres veces. Hasta ahora, los pedidos de ayuda provinieron, mayoritariamente, de padres que requerían auxilio y protección porque su hijo había intentado quitarse la vida.

Lea también: Un Último Recurso que le salvó la vida

El cometido de la central telefónica es, principalmente, contener a la persona que llama solicitando ayuda. Pero no siempre la dinámica de funcionamiento es la misma. "Si es una llamada en plena crisis y notamos que está en vías de concretar el intento de suicidio, mientas un compañero lo calma por teléfono, en paralelo otro está llamando a la ambulancia o a la policía, según lo que corresponda", explicó a El Observador Carlos Espinosa, licenciado en Enfermería que integra el equipo técnico del servicio. En la medida de lo posible, dijo, también se intenta contactar con familiares para que se dirijan hasta el domicilio de la víctima.

Si la crisis es leve y el riesgo de suicidio es menor, los profesionales intentan asesorar a la víctima para que concurra a los centros de salud para dar inicio a un tratamiento en salud mental.

La línea se inaugurará públicamente este martes sobre el mediodía.

Comentarios