Nacional > Residencia presidencial

Entre obras y el alboroto de vecinos, así fue la mudanza de Lacalle Pou a Suárez y Reyes

Algunos curiosos salieron a ver la descarga de los muebles que llevarán a un presidente a vivir otra vez en el Prado después de 15 años

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2020 a las 05:04

Si bien las llaves de la casa habían cambiado de manos hace varios meses, la Residencia de Suárez y Reyes tiene a partir de este jueves nuevos huéspedes. El presidente Luis Lacalle Pou y su esposa Lorena Ponce de León completaron la mudanza y pasaron oficialmente a vivir en la casona ubicada en el corazón del Prado junto a sus hijos Luis, Violeta y Manuel. 

Desde temprano en la mañana, los camiones que ingresaron al predio llamaron la atención de los vecinos del barrio, ya al tanto hace varios días que la mudanza era inminente. Durante la tarde, varios de ellos salieron a curiosear e intentar ver cómo descargaban e ingresaban los muebles que la familia presidencial había traído desde La Tahona. 

El presidente bromeó el miércoles con la situación. Al dialogar con periodistas a la entrada de la Torre Ejecutiva, contó que esa noche debía dormir en el piso porque las camas habían sido empacadas.

El mandatario y su familia habían previsto mudarse en los primeros días de marzo, pero en una recorrida que realizó la primera dama junto a sus tres hijos durante el verano, constató que la casona necesitaba reformas para volverse habitable, luego de 15 años en desuso.

"Simplemente se arreglaron caños de baños que estaban rotos, humedades y una cantidad de cosas que tampoco las vamos a poder arreglar porque es una casa muy antigua. Con lo básico para el piso de la familia y es ahí donde nosotros estaríamos viviendo. Ahí es donde nosotros sentimos que es nuestro hogar, así que queremos que esa parte de la casa sea la más cálida", dijo Ponce de León este jueves en Cerro Largo.

La residencia tiene tres pisos. El primero está destinado a protocolo, es decir donde los mandatarios se reúnen con delegaciones o personalidades, el segundo es el familiar y el último es un altillo. Cuenta con piscina, barbacoa, cancha de fútbol y básquetbol.

En el altillo fue donde durmió Lacalle Pou durante cinco años, entre 1990 y 1995, cuando su padre Luis Alberto Lacalle Herrera era el presidente. Uno de sus hijos pidió para dormir en ese lugar, pero la familia no lo dejó.

Este jueves, una vez que los camiones descargaron los muebles, los trabajadores que refaccionan la casa volvieron a ponerse manos a la obra. En una grúa, dos hombres arreglaban una de las ventanas del tercer piso que dan a Joaquín Suárez, mientras que otros colocaban una malla en el cerco perimetral.

"Un gran orgullo" 

La primera dama dijo este jueves en una rueda de prensa que era un “gran orgullo” ser parte de la casa y que sus hijos estaban “contentos” y con “expectativas” por la mudanza. "Para nosotros es un gran orgullo ser parte de esa casa, tiene mucha historia, de patrimonio nacional. Es donde sentimos que estuvo mucha de la historia de nuestro país”, expresó.

Ponce de León agregó que tendrán un proceso de adaptación “como cualquier familia en cualquier mudanza” aunque reconoció que ellos eran “más visibles” por lo que estaban “un poco más expuestos” en comparación con otros ciudadanos que cambian de hogar.

La historia de un monumento

Los últimos huéspedes de la casa fueron Jorge Batlle y Mercedes Menafra. En 2005 y en 2015, cuando Tabaré Vázquez llegó a la Presidencia eligió seguir viviendo en su casa sobre la calle Buschental, a menos de un kilómetro de la residencia presidencial, y pasó a utilizar las instalaciones como oficina. Los funcionarios recuerdan que almorzaba a diario y algunos días dormía la siesta. 

José Mujica también prefirió seguir durmiendo en su chacra de Rincón del Cerro e incluso llegó a proponer que Suárez se agregue a la lista de refugios del Ministerio de Desarrollo Social para personas en situación de calle, en caso de que no alcanzaran los cupos disponibles. La iniciativa no prosperó.

La residencia fue declarada monumento histórico nacional en 1975 y tiene tres entradas: dos por la avenida Joaquín Suárez y una por la avenida 19 de abril. Esta última también está en obras, las cuales son realizadas por el Movimiento Tacurú. El predio se extiende por tres hectáreas y es contiguo al Jardín Botánico. Es custodiado por soldados del Ejército y funcionarios de la seguridad presidencial. 

La casona fue construida en 1907 por el arquitecto Juan María Aubriot a pedido del matrimonio Fein-Lerena. El arquitecto diseñó un edificio de gran lujo y suntuosidad en un estilo ecléctico historicista, propio de la época y de las casas-quintas que predominaban en el área. Se transformó en la residencia oficial del presidente en 1947 y, al igual que el último, el primer mandatario en habitarla fue un Batlle. Se trata de Luis Batlle Berres. Quienes también vivieron fueron Andrés Martínez Trueba, Jorge Pacheco Areco, Juan María Bordaberry, Aparicio Méndez, Gregorio Álvarez, Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...